127 TAIPEI BAR. RAMEN & BAOS nos ofrece el sabor genuino de sus orígenes. Baos. Ramen. Dumplings. Y otras recetas 100% taiwanesas. Como el sabroso arroz a los cinco perfumes. Algunos de estos platos podemos tomarlos en las calles de Taipei. Otros, solo los disfrutaremos si viajamos a la ajetreada capital de Taiwán. Recetas que pasan de padres a hijos y son un secreto guardado minuciosamente. Propuestas que ahora podemos degustar en Madrid armonizadas con los originales  y exclusivos tés de aquellas tierras. 127 TAIPEI BAR es vida. Una sencilla y popular casa de comidas taiwanesas donde se respira autenticidad, carácter y mucho cariño por la gastronomía. Contrastes sabrosos y únicos.

 

UNA CIUDAD QUE SE DESVIVE POR LA COCINA

“Somos una casa de comidas taiwanesa”. Así presenta Chiachen Chen el proyecto: 127 TAIPEI BAR. RAMEN & BAOS. Lo hace mientras lleva a una de las mesas un exótico plato. Sencillo y a la vez muy elaborado. Nada familiar para los que no hayan tenido el placer de conocer Taiwán. Se llama: La Isla del TéCharo, como la llaman en el barrio, ha arrancado este sueño hace solo un mes en el barrio madrileño de Huertas. “Hace un año abrimos un puesto de baos en el mercado de Antón Martín. Nos gustó mucho la experiencia, así que decidimos abrir un local donde ofreciéramos otras recetas además de los baos que fueran tan auténticas y deliciosas”. 127 TAIPEI BAR rinde homenaje a la tierra de Charo y Meilan Ouyang, la otra cara de este singular espacio. “Las dos somos de Taiwán, nos conocimos en la universidad de Taipei, una ciudad de comida callejera. Un lugar donde se vive con pasión la gastronomía taiwanesa, de norte a sur. También se disfruta de una amplia oferta internacional. Es una ciudad en la que puedes comer en la calle, en un puesto de cualquier esquina, y tienes la certeza de que vas a disfrutar de una receta genuina. Eso es lo que queremos transmitir con nuestro local de Madrid”.

 

127. MUCHO MÁS QUE UN NÚMERO

El enigma radica en el 127. ¿Por qué ese número?  “Este número es el talismán que nos ha llevado a cumplir nuestro sueño”. Aunque 127 TAIPEI BAR acaba de nacer, Charo nos cuenta que llegaron a España hace años. “Cuando aterricé no me resultó difícil elaborar los platos de mi familia. Como no tenía los ingredientes necesarios, decidí innovar con los del país. Nuestra comida es 100% taiwanesa elaborada con producto fresco español. Cuidamos mucho la materia prima. Por ejemplo, la carne la compramos en el mercado de Antón Martín”. Si hay algo que define este singular bar con raíces taiwanesas son sus orígenes. “No pretendemos impresionar a los clientes con un local distinguido. Lo que nos interesa es que se enamoren de nuestra cocina. Para compartir, recomendamos siempre el arroz con cama de salsa de chalotas y cerdo cortado a mano a cinco perfumes. Es uno de los platos típicos taiwaneses”. El recorrido por Taiwán no se detiene. “Los rollos de yuba con setas salteadas y sésamo. O las gyozas de gamba o pollo con salsas caseras. No habrás probado una salsa igual. ¡Es la receta secreta de nuestra cocinera! También gusta mucho a nuestros clientes los dumplings al vapor, como el Siomay con mariscos y bambú; los wontons o los dimsum rellenos de ternera con trufa”.

 

UN INCONFESABLE SECRETO DE PADRES A HIJOS

Cuando le pedimos a Charo que elija un plato, responde:“Todos son mis bebés”. Nos habla de los baos 100% taiwaneses. “Cada uno de estos bocados los preparamos con amor. Y no se trata de una frase hecha. Es una comida generacional. Cada familia tiene sus propias recetas que van pasando de padres a hijos y que suponen un secreto para el resto. En 127 TAIPEI BAR nunca utilizamos potenciadores de sabor. Todos nuestros baos son naturales”. Cinco baos en carta. Hay que probarlos todos. “Recomendamos el clásico de panceta de cerdo con té dulce y verdura de mostaza y cacahuete. Nos lleva mucho tiempo prepararlo. Lo cocemos con té dulce. Se trata de una bolsa de té que nosotros mismos preparamos con flores secas y especias. Necesitamos más de tres horas para preparar la panceta, que se deshace en la boca”. Delicioso el de pato laqueado con salsa casera de soja y té de canela, cebolleta frita y verdura. “Proponemos el de costilla de cerdo estofada con salsa agridulce de vino de arroz y soja fermentada. Otro de los obligados es el de pollo con salsa teriyaki. Y para nuestros clientes vegetarianos tenemos el bao de jamón vegano con espinacas, cebollas fritas y salsa de sésamo artesana”.

 

LA SOPA DE MODA QUE ARRASA EN TAIPEI

Cuidado. Esmero. Elaboración. Artesano. Son palabras con las que se crea 127 TAIPEI BAR. “También dedicamos mucho mimo a nuestros ramen. Ofrecemos una carta muy escueta porque lo que hacemos, queremos hacerlo bien. Cada sopa lleva un noodle diferente. Nos los preparan expresamente para nuestros ramen”. En la carta hay uno que sorprende. Por sus ingredientes. Por su sabor. “El de pez mantequilla con satay y albahaca es el ramen que podemos encontrar en cualquier rincón de Taiwán. Tiene un sabor muy particular. Es para los amantes del ramen. Otro de los clásicos en mi tierra es el ramen Laksa con leche de coco picante y langostinos. Son los más difíciles de encontrar fuera de Taiwán, por eso los traemos a nuestra mesa”. Y el éxito demuestra la fuerza de su sabor y calidad.

 

LA AROMÁTICA ISLA DEL TÉ

Taiwán es conocida como la isla del té. Su clima la convierte en el paraíso de esta planta. “El té es parte de nuestra tradición. En Taiwán la tomamos acompañando a la comida. Para nosotros es como el café para los españoles. Tales son sus propiedades que incluso lo usamos como medicina preventiva”. En 127 TAIPEI BAR, las comidas se maridan con esta bebida o con una de las cervezas asiáticas.  “Nuestros tés proceden de Taiwán. Tenemos té de rosas, granada, caramelo, Pu Erh , Oolong con pera blanca e infusiones de Hibiscu, muy buena para la circulación de sangre además de ser un digestivo. Ofrecemos también tés fríos, como el verde con mango o el Oolong con zumo natural y arándanos”. En este espacio, el té no solo se disfruta en taza. “Lo usamos como ingrediente para algunos de nuestros platos, como el arroz horneado con té Oolong y pera blanca, la coliflor asada con crema de cacahuetes y té o algunos de nuestros baos. Decidimos sacar el máximo partido a este producto que define nuestra cultura. El té da un sabor muy especial, además de ser muy saludable”.

 

SORPRESA EN EL BARRIO DE HUERTAS

Para terminar con esta experiencia gastronómica, “los sábados ofrecemos los mochis que elaboramos nosotros mismos por la mañana. El de chocolate blanco con nata y galleta Oreo es un auténtico capricho”. Sabores que se pueden saborear en este rincón sencillo. Popular. Con mucha vida. “Queremos sorprender al paladar. Nuestra decoración es sencilla. Con plantas porque Taiwán es una isla tropical. Los espejos de mimbre nos recuerdan a nuestra tierra. El espacio se divide en dos zonas, la barra es perfecta para tomar un té entre horas. Dentro, una pequeña sala se llena con las cenas y los menús diarios de mediodía”. 127 TAIPEI BAR es esa grata sorpresa que no se espera. Y entonces es cuando uno se da cuenta de que volverá. Mientras, saborea uno de sus baos y disfruta de una de sus infusiones llegadas de Taiwán. De la isla del té, que la llaman.

 

GALERÍA

 

Fotografía de Borja Gómez

127 TAIPEI BAR. RAMEN&BAOS

Fúcar nº14.

28014 MADRID

Phone: 622 288 127

Horario: L- D de 12:30 a 17:30 y de 19:30 a 23:30

Ticket medio: 15 euros/ Menú del día: 9.80

Facebook.127 TAIPEI BAR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest