ALABASTER se ha convertido ya en uno de los proyectos más importantes del Madrid Gastronómico. En apenas dos años, este restaurante, apadrinado por el Grupo Alborada, es uno de los puntos imprescindibles de la capital. Lugar de cocina cuidada, con un producto excepcional, tiene un claro carácter atlántico, pero abierto a más opciones y recetas. ALABASTER está hecho para disfrutar de los sabores con toda intensidad.

 

COCINA ATLÁNTICA DE CALIDAD PARA TODOS LOS PÚBLICOS

La irrupción en Madrid del Grupo Alborada, en su momento, levantó una gran expectación. No era para menos, después de la trayectoria atesorada en A Coruña por su buen hacer y su cocina de una calidad evidente. Una llegada esperada y aplaudida, pero que sinceramente ha superado las previsiones.  Con Iván Domínguez como director gastronómico del grupo, y con Antonio Hernando, en Madrid, en  la cocina de ALABASTER,  han entrado de forma rápida en la lista de “los grandes” pero al mismo tiempo han sabido mantener una forma de ser abierta.  Ese carácter en la cocina y en la sala lo explican dos personas básicas en el éxito tan rotundo de ALABASTER, son Francisco Ramírez y Óscar Marcos. Son el alma del proyecto. Están pendientes de todo, lo cuidan al milímetro y además ponen rostro y sentimiento a una cocina y a una bodega de altura. Los dos con un gran trayectoria profesional; Fran ha estado en La Terraza del Casino o El Bulli y Óscar en Zalacaín, Piñera o Lua. Lo hacen todo fácil y cercano. En este sentido, el propio Fran  es quién nos recuerda que “nos gusta hacer una cocina de calidad, pero para todos los públicos. Nos encanta ver cómo vienen a nuestra casa tanto profesionales para comidas de negocios como  familias con los coches de niños”. Sin duda a eso ayudan sus dos espacios, un comedor minimalista y una barra consistente, que facilitan ver a altos ejecutivos probando la merluza de Burela o a una familia tomando unas croquetas de cigala de aperitivo un sábado cualquiera. Esa es una de las claves para que ALABASTER se haya convertido en lo que es. Referencia para todos, en un barrio señorial y que por su cercanía al Retiro se convierte en un punto de confluencia de reuniones de trabajo entre semana y de paseos tranquilos de fin de semana. Esa es la mezcla, “la transversalidad que hacen de este restaurante, un lugar abierto a todos. Nos da mucha alegría ver tanta variedad y que vengan a casa sabiendo que siempre van a encontrar lo que quieren para cada momento”, nos cuenta Fran, encantado de haber puesto en marcha una ilusión que junto a Óscar habían madurado desde hace años.

 

EL BUEN PRODUCTO SIEMPRE MANDA

En ALABASTER, el proyecto está muy definido: “Es la adaptación de la cocina atlántica a Madrid; optamos por una cocina de mercado con toque atlántico. Nos importa que el producto sea muy bueno; tenemos mucho producto gallego pero no nos olvidamos de dónde estamos. En ALABASTER conviven el buen marisco, el porco celta, la merluza de Burela con platos de cuchara o unos excelentes callos en temporada”, nos explica Fran con un gesto de fuerza e intensidad que explica muy bien cómo se vive día a día en este punto gastronómico de Madrid. Cuando le preguntamos sobre una elección en la carta, Fran nos responde muy rápido: “Para empezar la tosta de sardinas ahumadas con queso de Azúa, tomate y cebolleta; después por supuesto el puerro asado con salsa carbonara, apio, trufa negra y albahaca; hay que probar también la merluza de Burela  al vapor con pil-pil al lima-limón y espinacas asadas; no pueden faltar las mollejas gallegas glaseadas con trinchat de patata y para terminar el lemon pie, un dulce suave que, como todo, está hecho en la casa”. Y es que en estos dos años hay dos propuestas que se han convertido en las más demandadas:” las sardinas y la merluza, muchas veces nos lo piden en la misma comanda. Es una satisfacción ver cómo muchos de nuestros clientes repiten, es una maravilla, estamos contentos y agradecidos”.  En ALABASTER se cuida todo con cariño. Una carta de vinos con “más de 300 referencias constantes y otras 100 más que van rotando y cambiando según temporada o necesidades. Nuestros clientes se dejan aconsejar, saben que intentamos ayudarles en lo mejor”. El pan también es muy bueno, se valora mucho en la gastronomía de ALABASTER, “viene desde Galicia”. “La realidad es que en Madrid la carta va evolucionando, siempre bajo el estilo del grupo. Intentamos ir adaptando poco a poco las cosas a los gustos de nuestros clientes. Muchos españoles, pero también muchos extranjeros”. Lo cierto es que se percibe en todo momento que estamos en un lugar con vida y con movimiento. Lo conseguido es mucho, pero se quiere ir a más.

 

UN PRODUCTO CON IDENTIDAD

El producto bueno y de calidad es una de las grandes obsesiones de ALABASTER, pero con una pauta, según nos cuentan ellos mismos: “Queremos hacer una cocina sencilla, honesta y reconocible. No nos sorprende la demanda que existe ahora mismo con el sabor. Es algo que habíamos detectado antes de poner en marcha el proyecto, y uno de los motivos fue ese: la apuesta por el sabor”. Y nos explica Fran: “el producto es lo prioritario, desde luego, un producto que siempre sea ensalzado por las elaboraciones. Nos importan mucho las cociones, la calidad y en definitiva el sabor”. ALABASTER busca lo mejor de la cocina atlántica adaptada a su entorno. Eso hace que siempre se tenga la mejor vaca rubia gallega o la vaca cachena o el siempre muy valorado porco celta. Y exactamente igual con el pescado como se demuestra con la excelente merluza de Burela o un jurel increíble en una reivindicación por este pescado, en otros tiempos considerado menor, sin olvidarnos de un pulpo fantástico. ¿Y el marisco? preguntamos: “No somos una marisquería al uso”, nos dicen, “pero siempre tenemos muy buen marisco que nos llega de Riveira, de A Coruña o de Burela. El marisco es la base de platos muy buenos, es la base con elaboración. Siempre vamos a encontrar unas cigalas muy buenas o unas zamburiñas exquisitas por ejemplo. Trabajamos y cuidamos mucho el marisco”.

 

UN PROYECTO ASENTADO

ALABASTER avanza, lo hace con personalidad y lo hace con energía. En dos años se ha erigido en una referencia con nombre propio. El proyecto está muy asentado y la oferta también. Fran y Óscar han sabido imbuir a este restaurante de una calidad arrolladora, sin que eso signifique renunciar a la cercanía, al trato personal y al  toque informal cuando se hace necesario. Y además quién se acerca a ALABASTER se siente comprendido y entendido. La gastronomía lo hace más fácil. Sencillamente ¡brillante!

 

GALERIA

 

Fotografía: Cedidas por ALABASTER y Ceviche de Sandía

ALABASTER

C/ Montalbán nº9

MADRID

Phone: 915121131

www.restaurantealabaster.com

Horario: De 12:00 a 17:30

                 De 20:00 a 0:00

Domingos cerrado

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest