En APARTACO se siente Venezuela en estado puro. Sabores y recetas de una cocina llena de riqueza y personalidad. APARTACO es esencia y raíces. Un espacio perfecto para conocer, disfrutar y degustar una de las gastronomías con más carácter de América Latina. Toda la fuerza del Caribe en Madrid. Detalles que marcan un estilo propio. Matices que señalan autenticidad. Orígenes únicos de un espacio que rezuma a Venezuela por los cuatro costados. Color. Ritmo. Intensidad. Propuestas que beben en la tradición venezolana. Elaboraciones respetadas en el tiempo. Producto que llega desde allí para preservar con fidelidad los equilibrios y los contrastes. APARTACO nos conduce a un encuentro sin intermediarios. Esta es la cocina venezolana sin matices. Plenitud sabrosa. Gastronomía vital. Alegría a raudales.

 

UN ESPACIO MUY VENEZOLANO

APARTACO nace en pleno Barrio de Chamberí. Lo hace en la segunda mitad de 2017. Hermano pequeño de LA CUCHARA -un espacio clásico de cocina venezolana en Madrid– se proyecta como un exponente luminoso, alegre, cercano y de calidad de la mejor cocina venezolana. Una apuesta con personalidad donde se miman las esencias de una gastronomía caribeña, con sabores y elaboraciones únicas. Recetas que marcan la diferencia. Autenticidad plena. Sin interpretaciones innecesarias. “Nuestra cocina de raíces está inspirada en recetas de nuestras abuelas e, incluso, rescata platos del recetario venezolano que no se sirven hoy en día”. Detrás de este proyecto encontramos a Ivanhova Humpierres y al chef Leo Araujo. Una pareja apasionada por la cocina de su tierra y que ha sabido a la perfección transmitir la fuerza de la cocina de Venezuela. Primero en LA CUCHARA -desde el 2010- y ahora también en APARTACO. Leo Araujo lleva la cocina en su sangre. “Mi hermana fue quién desde muy pequeño me empujó hacia la cocina. Más tarde, tengo los recuerdos de mi abuela elaborando hallacas para Navidad”. Después ya comenzó un largo trayecto de trabajo y formación “En primer lugar, trabajando en restaurantes de amigos y desde los 19 años en el Centro Venezolano de Capacitación Gastronómica, uno de los más importantes en Venezuela”. Una oportunidad que sirvió para estudiar con los mejores chefs del país. Y con solo 21 años se convirtió en profesor de cocina. Años en los que abrió dos restaurantes en Caracas junto a Ivanhova Humpierres. Algo más tarde, decide trasladarse a España. “Primero en Girona, y después ya en Madrid donde hemos asentado dos proyectos de verdadera cocina de nuestra tierra”. En APARTACO, el ambiente es plenamente venezolano. “El arquitecto José Betancourt -también venezolano- ha convertido el espacio en un piso acogedor. APARTACO -en jerga caraqueña- significa apartamento. Por eso, hemos escogido este nombre y esta decoración porque queremos que aquí la gente se sienta como en casa”.

 

RECETAS CON EL SELLO DE LA AUTENTICIDAD

La carta de APARTACO es un viaje sin fronteras a los vibrantes contrastes de la cocina venezolana. Un repaso a esas referencias que esconden tradición, sabor, solidez y mucho carácter. Recetas como las hallacas, los tequeños, las arepas, la chalupa, el pabellón criollo, el asado negro, el mondondo o el inefable postre de Tres Leches marcan una carta que respira esencias de Venezuela. Para empezar, los entrantes llamados Pasapalos donde encontramos “los tradicionales tequeños preparados con nuestro queso llanero. Los tostones elaborados con plátano macho verde, guacamole, pico de gallo y queso; se puede tomar con pollo o carne mechada. Deliciosas arepitas que se presentan con pollo y aguacate, con pernil, con caraotas y queso blanco o carne mechada y queso amarillo. Sin olvidarnos del llanero a la plancha que es una ración del queso llanero, con nata criolla y arepitas”. Propuestas para iniciar una verdadera comida venezolana que se pueden degustar en el plato llamado Apartapalos. “Un tabla en la que los tequeños, arepitas, cachapitas, empanaditas y tostones conviven en un repaso perfecto de nuestra oferta”. Uno de los platos estrellas en APARTACO son las cachapas. “Forman parte esencial de las mesas venezolanas. Las preparamos de maiz y las ofrecemos con diferentes recetas. Queso de mano venezolano con nata criolla. Queso telita con pernil y nata criolla. Carne mechada, carotas, queso blanco y tajadas. Y también pollo desmenusado con aguacate y queso amarillo”. Y así llegamos a las carnes donde “el asado negro es una maravilla. Es un redondo de ternera asado en salsa de vino tinto y papelón acompañado de arroz y tajadas. También hay que hablar del pabellón criollo. Otro plato de gran tradición en Venezuela que se presenta con carne mechada, arroz blanco, frijoles negros, queso blanco y tajadas”.  Además -sin duda- una de las recetas intocables de APARTACO es la chalupa. “Una falsa lasaña de maíz gratinada con queso guisado y queso de mano. El plato que más me traslada a mi infancia”. Y para quién prefiera pescado, el bocado obligado es “el pastel de chucho. Un timbal de cazón con base de plátano macho maduro, queso y salsa de papelón”. También se pueden encargar platos especiales. De esos que marcan los orígenes. Ejemplos como “las hallacas navideñas; el mondongo, una sopa espesa típica de los domingos inspirada en la que cocinaba mi abuela paterna; o la polvorosa de pollo”. En los postres imbatibles “el Tres Leches que es el tradicional bizcocho de textura esponjosa bañado en tres tipos de leches o el quesillo  que es un flan de huevo con caramelo tostado y un toque de limón confitado”. En APARTACO todo respira a los verdaderos sabores de las mesas venezolanas. Todo con una gran intensidad.

 

UNA COCINA QUE EMOCIONA

En la carta liquida atención especial para los zumos -¡desde luego!- como buen país tropical. “Papelón con limón, maracuya, guanábana o tamarindo. Y es que allá, por el clima, en lugar de alcohol, se consume zumo durante las comidas”. También encontramos diferentes sugerencias donde el ron es el centro de atención. “Sangría tropical. Sangría blanca. Papelón con limón y ron. Guarapita con zumo de maracuya, grandina y ron blanco. Además -¡por supuesto!- una gran oferta de vinos con diferentes Denominaciones de Origen, cavas, champagnes que completan nuestra oferta”. El producto de APARTACO es genuino de Venezuela y su entorno. “Las frutas y verduras  vienen de Ecuador y Bolivia. El queso –telita, llanero, de mano-, ingrediente estrella en la cocina venezolana, nos llega de fábricas de queso venezolano. El ají dulce, fundamental en nuestra gastronomía, nos lo proporciona una persona que trae semillas y las cultiva en casa”. Ahora en APARTACO, también, se puede disfrutar de un verdadero brunch venezolano “Sugerencias como la carne mechada, un revuelto de huevo, frijoles negros con nata venezolana, tajadas, queso blanco, aguacate y arepitas. El menú incluye además café y zumos. Una propuesta perfecta para los fines de semana”.  En definitiva, en APARTACO se vive una emocionante experiencia -desde las raíces venezolanas- que provoca muchas emociones. Yo he visto en mi restaurante a gente de mi país comiendo que se le salen las lágrimas”. Prueba indeleble de que APARTACO es el mejor ejemplo de la gran cocina venezolana. ¡Y eso es mucho!

 

GALERÍA

 

Fotografía cedida por por APARTACO

APARTACO

C/ Luchana nº7

28010 MADRID

Phone: 686974916

Horario: D-J 13:00 a 0:00/ V-S 13:00 a 1:00

Precio medio: 20 euros/ Menú del día/ Brunch: 20 euros

www.apartaco.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest