Un lugar como BEKER 6 es absolutamente necesario. Entre tantas idas y venidas, alguien debía recordar que lo clásico nunca pasa de moda. Y eso es lo que ha hecho BEKER 6, donde lo clásico se entiende como la buena cocina, realizada con mimo, con maestría, con audacia y con intuición. BEKER 6 era un proyecto que necesitaba Madrid y aquí está para quedarse. Lo clásico está de moda.

 

UNA IDEA NECESARIA

La irrupción hace ya un tiempo de BEKER 6 en el escenario gastronómico madrileño no es una casualidad. Desde luego es necesario que en Madrid, una de las capitales gastronómicas de Europa, existan lugares como este comedor. De corte clásico y de cocina innovadora. De trato afable y cercano, junto a una maestría inequívoca a la hora de presentar una carta atractiva por su calidad y por sus apuestas. Detrás de BEKER 6 hay experiencia y conocimiento. Nos encontramos a dos socios, Álvaro Sáinz de Vicuña y Álvaro Rodriguez-Cano, muy conocido en los fogones madrileños por sus proyectos como Tristana, Las Cuatro Chimeneas y el armenio Sayat Nova. El primero, junto a Victoria Sáinz de Vicuña, se centran en el lado empresarial; el segundo junto a su mujer, Isabel González Tornos, en el gastronómico. La realidad es que han sabido conferir a BEKER 6 una gran personalidad, con una atención maestra y con una calidad contrastada a diario. Hay mucho cariño en la cocina y en la sala. En los fogones se encuentra Isabel que, junto a Álvaro, su marido, están día a día pendientes de que cada gesto culinario sea de altura. En la sala Laura y Aida, sus hijas, atentas a la sala, a todos los comensales, sabiendo que la atención es imprescindible para que BEKER 6 sea lo que se ha convertido en Madrid: un equipo que funciona a la perfección,  un clásico, donde hay que ir.

 

UN LUGAR DIFERENTE

“Nuestra cocina es una cocina internacional. Pero, por encima de todo, queremos ser diferentes, distintos. Para que cuando vengan nuestros clientes puedan encontrar en nuestra carta platos que no encuentran en otros sitios. Producto de calidad y platos que ya no se cocinan en muchos restaurantes.” ¿Ejemplo? “Los caracoles bourguignon. Ya no se encuentran en Madrid, y aquí los tenemos y los hacemos estupendos”. ¿Hay toques armenios en BEKER 6?, preguntamos a Álvaro: “Eso de toques no me gusta. Tenemos y hacemos gastronomía armenia. Nos gusta mucho, tengo raíces familiares armenias y claro que cocinamos platos armenios, pero no como anécdotas, son platos con mucha tradición en todo Oriente Medio. Lo importante es que todo lo que hacemos en BEKER 6 está muy bueno, todo lo que se sirve tiene que estar muy bueno”. Y precisamente, con ese principio repasamos algunos como babaganoush que es la berenjena guisada a la armenía con pasta de sésamo; el fondo de alcachofas con cebollita francesa; los mejillones rellenos con cebolla, pasas, piñones, comino y canela; la ensalada de judías verdes templada. Las verduras son muy utilizadas en la gastronomía armenía, pero siempre servidas templadas, del tiempo. No faltan las carnes y los pescados en brochetas, con especias pero nada fuertes. Tienen un sabor especial. Y es clave que todo esté en su punto, los platos armenios hay que servirlos en su punto”. Por cierto, nota aparte se merecen unas aceitunas maceradas con pasas, pepinillo, zanahoria, granada y azúcar que se presentan en el aperitivo que son “de otro mundo” y que desde luego explica, desde el primer momento, porque BEKER 6 merece la pena. Por cierto, también sorprende la maravillosa oferta de panes artesanos. Una decena de ellos, realmente sabrosos.

 

UNA CARTA BRILLANTE Y MUY TRABAJADA

Además en BEKER 6, junto a la gastronomía armenia, nos encontramos una carta creativa, con mucha imaginación y muy cuidada. Claramente internacional. Encontramos fabulosas propuestas de puchero como las lentejas viudas, las patatas guisadas con sobrasada y miel, mulligatawny una plato de origen hindú muy similar a la sopa o la curiosa tortilla francesa con bechamel ligera con pollo y cigalitas que se puede tomar por la noche. Y es que en BEKER 6 además de la carta amplia, encontramos una pequeña oferta de platos de día y de platos de noche que ciertamente es muy atractiva. En todo caso, cada enunciado en BEKER 6 tiene detrás una explicación y un mundo de trabajo, especialmente de Isabel que se pasa muchas horas en la cocina pendiente de que todo esté en su punto. Por ejemplo: la crema senegalesa, el hummus con mohammara, la codorniz en camisa de barro que necesita 20 minutos de preparación, la hamburguesa picada en casa bañada en cerveza negra, el cous cous imperial de verduras o el curry rojo de pescado blanco y almejas con arroz de jazmín. La materia prima se cuida al máximo:“La merluza nos la traen de la lonja de Vigo tres días por semana, también la lubina es maravillosa. La carne es fantástica, la traemos de Asturias y de una finca de la Sierra Norte de Sevilla, de una ganadería ecológica de una calidad muy buena”. Y en los postres llama todo la atención: las natillas, el arroz con leche, el mousse de chocolate negro, la compota de pera, la naranja confitada a la armenia o la gran variedad de helados caseros. Con los cafés e infusiones se sirven unas mignardises y pastelitos de miel y algunas infusiones como la  de jengibre, que es increíble. Por cierto, en la idea de seguir avanzando, se han organizado tres veladas nocturnas. Los lunes dedicada a la cocina tradicional americana, los martes a la armenia y los miércoles a la caza que es una de las pasiones de Álvaro Rodríguez-Cano, y esa pasión se traduce en calidad en la mesa.

 

TODO ES IMPORTANTE

En BEKER 6 se tiene muy en cuenta esa máxima armenia para la cocina, de que “hay que hacer las cosas a fuego lento”.  Por eso se pone tanto esmero en lo que se hace cada día. La carta va evolucionando a lo largo del año.  “Queremos que la gente venga a comer muy bien.  Y pueda comer lo de siempre o lo de ahora, pero fuera de típicas propuestas”. Nos cuenta Álvaro Rodríguez -Cano, que está siempre muy pendiente de todo: “Queremos que BEKER 6 sea un sitio agradable, acogedor, donde se coma muy bien. Donde se coma como en casa. Y además es muy importante que tengamos muy buen servicio. Son los principios de siempre, pero que siguen siendo imprescindibles. Nos gusta mucho que nos digan que aquí se come como en los grandes sitios de Madrid de siempre”. El ambiente y el entorno se ha cuidado al máximo. La decoración es del Estudio Cousí Interiorismo, el mismo estudio que ha diseñado lugares de éxito como Ten con Ten o Quintín. Tonos azules, mezcla de dorados, una barra en la entrada que invita a tomar algo, vajilla y cubertería elegida. En las paredes fotografías de coleccionista y una preciosa elección de grabados que se van alternando en verano e invierno, de la Pullman Gallery, con dibujos de la Costa Azul o de estaciones de sky de los Alpes.  Todo cuidado al detalle. En BEKER 6, todo importa. En definitiva, un sitio de siempre con la fuerza de hoy. Comer bien, sin matices.

 

GALERÍA

 

Fotografía: JOSÉ MARTÍN-SERRANO

 

BEKER 6

C/ Hermanos Bequer nº6

MADRID

Phone 911734397

www.beker6.com

Horario: De 12:00 a 2:00

Cierra: Domingos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest