En el Madrid de los Austrias. Junto al Monasterio de la Encarnación; el Teatro Real y el Palacio de Oriente. En una ubicación privilegiada, hace una semanas comenzaba su andadura BISTRO DE ORIENTE. Un proyecto singular donde la gastronomía francesa más tradicional convive con la cocina marroquí más atractiva; abriendo una ventana a otros platos del Próximo Oriente. Un espacio diseñado para la imaginación. Una fusión en la que cada propuesta mantiene toda su personalidad y al mismo tiempo se incorpora con naturalidad al entorno.

 

UN MESTIZAJE PERFECTO

BISTRO DE ORIENTE tiene carácter. Es un proyecto que desde el primer momento ha sido muy consciente de su propuesta y de su oferta. Ha nacido en un espacio esplendoroso y con una apuesta gastronómica muy definida donde se conjugan raíces y orígenes diferentes. “Uno de nuestros objetivos es acercarnos a la cocina francesa de siempre; son recetas que desde luego tienen para mi, unas fuertes raíces sentimentales. Son platos que siempre he comido en casa. Es la cocina tradicional francesa”. Todo esto nos lo cuenta Pablo MartínLaborda, uno de los socios de este proyecto y alma gastronómica de BISTRO DE ORIENTE. Pablo -con raíces familiares francesas- tiene una importante experiencia en la hostelería; además desde hace años ha apostado por la gastronomía árabe, muy especialmente por la marroquí; precisamente por ello nos cuenta que “otra de nuestras pasiones es la cocina de Marruecos. La conozco muy bien. He tenido locales dedicados a esta propuesta en lugares como Mazarrón o Nerja donde han funcionado estupendamente; quería dar el salto a Madrid. Creo que en Madrid hay espacio e interés por saborear esta cocina a la que además añadimos algunas delicias de Oriente Próximo. Muy especialmente del Líbano”.  Con esta fuerza nace BISTRO DE ORIENTE, un proyecto con alma parisina y corazón marroquí. En el proyecto hay varios socios; junto a Pablo está también Francisco Pino, que encontramos al pie del cañón. Francisco ha llegado a esta mundo gastronómico desde otras esferas profesionales; “siempre me ha gustado la cocina y siempre me ha atraído la gastronomía; con Pablo surgió la posibilidad de poner en marcha BISTRO DE ORIENTE y no lo dudé un momento. Lo cierto es que es una propuesta muy interesante; tenemos muy clara cual es nuestra personalidad y nuestra oferta. Y desde luego nuestros objetivos”.

 

UN MODELO DIFERENTE Y ORIGINAL

La carta de BISTRO DE ORIENTE es una auténtica declaración de intenciones:“Buscamos un modelo diferente. Tenemos una propuesta sobre la que no hay nada parecido. Una carta donde se puede degustar una cocina francesa de nivel; con platos importantes de la gastronomía marroquí; y algunas sugerencias libanesas muy interesantes. Es un apuesta en la que la carta fusiona todos estos sabores, olores y sensaciones. Pensamos que se pueden conjugar estas cocinas en apariencia diferentes. Buscamos un equilibrio que conseguimos. Está con nosotros un gran cocinero de origen marroquí y que ha trabajado años en Francia por lo que sabe encontrar ese reparto de protagonismo”.  En BISTRO DE ORIENTE nos dicen “apostamos por la excelencia gastronómica y para ello tenemos unos mimbres perfectos: gastronomías con mucha personalidad y con una complementariedad perfecta como lo demuestra la historia”. Abrimos la carta y nos encontramos con una de las grandes sugerencias de la casa “las ostras francesas”. Es un apuesta personal de Pablo“es un plato que me encanta. Y llevo trabajando tiempo con ellas en la mesa. Las traemos de Francia directamente cada semana. Nuestros proveedores son franceses. Llegan de la zona de Normandía, de la Bretaña y de Arcachon. Son muy buenas. Desde luego que entre otras referencias traemos la Gillardeau. Todas muy sabrosas. Y de diferentes sabores y percepciones”.  Junto a las ostras, en las sugerencias de los entrantes también llama la atención también “el foie gras mi-cuit de Perigord. Delicioso. Muy bueno. Cuidamos mucho la elaboración”. De igual forma encontramos una sugestiva fusión entre lo francés y lo árabe, por ejemplo: “una salade Nicoise; una ensalada Nazarí o un taboulé con sémola; tomate; pepino; cebolla; perejil y menta fresca”.  En las sugerencias calientes para empezar “tenemos uno de los platos estrella. Un maravilloso soufflé de queso con trufa que es una delicia. Muy interesante también los escargots de Bourgogne, muy poco habituales en Madrid; sin olvidarnos de una maravillosa sopa de cebolla muy especial y auténticamente francesa. En las recetas de origen marroquí proponemos lo que llamamos las empanadillas del Sultán con sabores de pollo; verdura y ternera. Y por supuesto,  unos deliciosos entrantes orientales donde se puede degustar hummusfalafel que son unas croquetas vegetarianas; chakchuka que es un pisto y zaalouk que es una elaboración de berenjenas y tomate”.

 

RECETAS CON FIDELIDAD AL ORIGEN

Tiempo ya para los platos principales donde la fuerza de los sabores y la personalidad de las recetas nos llevan a otro escenario diferente: “hablamos de las sardinas a la chermoula; son unas sardinas abiertas y sin espinas aderezadas con salsa de chermoula. Una receta marroquí muy sugerente. En la gastronomía árabe también ofrecemos la tangia que es un guiso de ternera con salsa de ajo, azafrán y limones confitados. Es un plato de la cocina beréber. Por supuesto que tenemos pastela. Es también un plato estrella. Se elabora con una base de hojaldre y se rellena de pollo; cebolla; almendras; canela y azúcar. Otro de los grandes platos árabes es el tajin de cordero que es un cordero preparado con ciruelas, pasas y almendras. Maravillosa la kefta; unas albóndigas de ternera con salsa de tomate ligeramente especiada y huevo escalfado. Por supuesto el couscous de cordero, que es una receta tradicional que encanta a todo el mundo. Y la medfuna -muy poco conocida- y que es un couscous dulce de pollo”. Y sí nos introducimos en el rostro francés de BISTRO DE ORIENTE “destacan le coq au vin que es un gallo con reducción de vino acompañado de zanahoria; el lapin a l’ancienne, una receta familiar muy suculenta de conejo con una salsa de dos mostazas de Dijon; desde luego el magret de canard a la miel y anís estrellado o el carre de cordero que lo preparamos confitado a las hierbas. Además hay platos tradicionales que se disfrutan en cualquier bistro parisino y que los hacemos muy buenos como el solomillo strogonoff al estilo clásico o un steak tartare que está maravilloso”.

 

POSTRES. VINOS. CHAMPAGNE. TÉ

En el mundo de los postres la coherencia sigue siendo exquisita. “nos gusta mantener esa costumbre francesa de poder disfrutar de quesos antes del postre. Quesos que nos traen directamente desde Francia. Sin romper la cadena de frío. Realmente buenos y sorprendentes”. También se puede disfrutar “de unas deliciosas baklavas, pastelitos artesanos elaborados con frutos secos y miel; la naranja de Oriente con canela y sirope de azahar o una panna cota con aroma de café y caramelo. Aunque hay que decir que el postre que encanta a todos nuestros clientes es la sopa de chocolate blanco cubierto de almendras y coulis de frutos rojos con helado que elaboramos nosotros. Después de los postres servimos también el té moruno con hierbabuena con todo el ritual tradicional que a quien no lo conoce, le cautiva”. La bodega de BISTRO DE ORIENTE es muy sería y consistente “nos ha asesorado Natalio del Álamo que con su experiencia y buen gusto nos ha ayudado a elaborar una carta de vinos solida. Con referencias interesantes, precios contenidos y muy variada; con un repaso amplio por las distintas Denominaciones de Origen. También apostamos por el cava y además en un espacio como este hay un hueco muy especial para el champágne. Tenemos por ejemplo un Palmer para uso habitual que es sensacional”.

 

UN ESPACIO ELEGANTE

BISTRO DE ORIENTE tiene todo el aire de un bistro parisino con elementos decorativos muy árabes. “Hemos recuperado los frescos que ya estaban en el local. La chimenea; la barra interior, la luz natural hacen que tengamos un local muy acogedor. Una decoración completada por lamparas árabes, celosías, bandejas, pan de oro. Elementos decorativos que han llegado desde distintas puntos de Marruecos como Fez, Marrakech o Rabat. Nos gusta este ambiente mestizo entre lo francés y lo árabe: representa muy bien nuestro carácter y nuestra oferta”. En BISTRO DE ORIENTE cada tarde “se pueden tomar dulces y té con hierbabuena en un ambiente muy característico de Marruecos”; en el interior en la barra comienzan también un entretenido afterwork. “Hay una búsqueda constante de la excelencia. Nos gusta mucho lo que hacemos y estamos convencidos de la fuerza de la gastronomía sobre la que estamos trabajando”. BISTRO DE ORIENTE es una de las últimas aperturas de Madrid más sugerentes. Un camino recién comenzado y que promete ser importante.

 

GALERÍA

 

Fotografía de José MARTÍN-SERRANO

BISTRO DE ORIENTE

C/ Arrieta nº5

28013 MADRID

Phone: 915489459

Horario: L-J 12:00 a 1:00/ V-S 12:00 a 2:00/ D. 12:00 a 17:00

Precio medio: 30/35 euros

www.bistrodeoriente.es

 

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest