BODEGAS VINOS DE LEÓN -VILE- comienzan una nueva etapa. Coincidiendo con las celebraciones de los 50 años se marcan un objetivo claro: mejorar la calidad de sus vinos y apostar por el enoturismo. La dirección de la bodega se renueva marcada por la juventud. Al frente Antonio Vázquez Muñoz-Calero, nuevo consejero delegado vinculado a la tradición de la bodega, defensor sin matices de dos tipos de uva únicas en el mundo: Prieto Picudo y Albarín. BODEGAS VINOS DE LEÓN sabe vivir al día pensando en el futuro.

 

VARIAS GENERACIONES APASIONADAS POR EL VINO DE LEÓN

Hablar de la D.O.Tierra de León es hablar inevitablemente de VILE: una bodega situada en un entorno natural único, un bosque de encinas centenarias y robles. “Ideal para el enoturismo, con una superficie total de 220 hectáreas, de las cuales 54 hectáreas están dedicadas al viñedo. De esta forma, la bodega cuenta con dos zonas de viñedos. Las 4 hectáreas con más de 80 años en Pajares de los Oteros, la joya más preciada de la bodega, de donde sale la cosecha para elaborar el vino más reconocido de la casa: Don Suero. Y las 54 hectáreas de VILE La Finca, en Valdevimbre, de donde proceden las cosechas que se utilizan para Valjunco, con un suelo de alto contenido en caliza, arcilla y canto rodado que lo convierten en ideal para el cultivo del Pietro Picudo”.  Con estas características, hace apenas un año, se llevaba a cabo el relevo en la propiedad. La empresa de hostelería y restauración VAMUCA  -propietaria en León de los hoteles Conde Luna y Alfonso V y los restaurantes Casa Mando LAV y niMÚ Azotea– que dirige Antonio Vázquez Muñoz-Calero, adquirió un importante paquete de acciones que le proporcionó la mayoría accionarial de BODEGAS VINOS DE LEÓN y con ello la compañía modificó su Consejo de Administración. Precisamente en este nuevo contexto, Antonio Vázquez Muñoz-Calero -designado nuevo consejero delegado-  explica que las prioridades de esta nueva etapa “consistirán en mejorar la calidad de los vinos –un objetivo permanente-,  impulsar los vinos de la variedad Prieto Picudo -Don Suero y Valjunco-, dar protagonismo a los blancos de la variedad Albarín, relanzar a medio plazo un proyecto de viñas viejas para elaborar reservas, recuperar y abrir nuevos mercados, buscar el nicho de los consumidores jóvenes, relanzar la exportación y apostar por el Enoturismo en la zona”.

 

LA CALIDAD COMO SEÑA DE IDENTIDAD

BODEGAS VINOS DE LEÓN es propietaria, a su vez, de la bodega Señorío de Nava en Ribera del Duero . Actualmente las dos bodegas elaboran 7 millones de botellas al año. En este sentido nos recuerdan que la familia Vázquez “ha estado estrechamente vinculada al mundo de la hostelería y la restauración; y especialmente mi abuelo y mi padre fueron dos grandes apasionados por el mundo del vino, motivo que centró su interés en este negocio. Finalmente mi padre consiguió comprar una pequeña participación en Bodegas Vinos de León que era la propietaria al 100% de Señorío de Nava, una de las primeras bodegas inscritas en la D.O Ribera del Duero, una de las denominaciones de origen que más admiraba, al margen de los vinos de León que siempre impulsó y defendió. Mi padre siempre llevó el escudo de León allá por donde iba y nosotros queremos continuar su legado, su herencia y su trayectoria”. Como es lógico, no faltan en este nuevo equipo -la marca de la casa- una forma de trabajar y de entender la bodega. Son, en definitiva, el mimo y la dedicación necesarias para continuar por la senda del crecimiento en la creación de vinos que son sinónimos de potencia, elegancia y carácter.

 

GALERÍA

 

HISTORIA

BODEGAS VINOS DE LEÓN FUE fundada en 1967 por un grupo de elaboradores de vino locales que, al principio, solo comercializaban vino a granel hasta que años más tarde, con la fundación de VILE -Vinos de León-, iniciaron la producción y comercialización de vino embotellado. En esa época VILE, abreviatura de Vino de León, como se conoce familiarmente a la bodega, se convirtió en la mayor productora de vino de la zona noroeste de España, llegando a vender por aquellas fechas 16 millones de botellas al año. La bodega se dedicó fundamentalmente a elaborar vino de la variedad Pietro Picudo -la uva tradicional de la zona de León- en la zona de Pajares de los Oteros, apostando fundamentalmente por vinos de crianza. Fue toda una revolución en la zona puesto que solo se elaboraban rosados y tintos jóvenes con esa variedad de uva. De ahí surgió Don Suero que, a partir de 1975, se convirtió en un referente de los vinos de León y gracias al cual se empezó a valorar la variedad Pietro Picudo en los mercados de vinos de calidad. En el año 2000 Bodegas Vinos de León impulsó, junto a otros bodegueros, el reconocimiento de la calidad de esos vinos que en 2004 alcanzarían la denominación de “Vino de Calidad de Tierras de León “, la antesala de la Denominación de Origen Tierra de León que sería concedida en 2007. Con ese motivo, la bodega decidió construir una nueva bodega en Valdevimbre, en la hoy denominada VILE La Finca

 

Fotografía cedida por VINOS DE LEÓN

www.bodegasvinosdeleón.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest