En BRASSERIE ANTOINETTE disfrutamos de los sabores y de la tradición francesa. Un proyecto que nos acerca a la cocina casera y cercana -con recetas de siempre- de la Francia más auténtica. Sensaciones plenas de un espacio donde todo tiene denominación de origen. Siempre con un magnífico producto como seña de identidad. Una personalidad intransferible en una cocina con elaboraciones propias. BRASSERIE ANTOINETTE nos traslada al corazón de una costumbre intocable como es la excelente gastronomía de brasserie. Personalidad y carácter en un entorno único. Horario durante todo el día con una carta amplia, una bodega muy buena, una coctelería sugerente y un entorno atractivo. Proyecto versátil y cosmopolita, que bien podría estar -por ejemplo- en el Barrio Latino de París. Todo es auténtico. Todo es expresivo. Todo es cautivador. Es pura Francia.

 

CALIDAD Y BUEN GUSTO

BRASSERIE ANTOINETTE se ha convertido en una de las aperturas del año en Madrid. Una propuesta francesa en sus esencias y raíces. No es un restaurante de estilo francés o inspirado en su famosa gastronomía. BRASSERIE ANTOINETTE es una verdadera brasserie francesa con todo el encanto, todo el sabor y toda la autenticidad. Todos los detalles están cuidados al máximo. “Es viajar en un instante a la Francia más genuina”.  Una selección cuidada de la materia prima, un impecable “savoir faire” y un ambiente cosmopolita que cautiva y seduce. BRASSERIE ANTOINETTE es un espacio original sin matices. Algo que en Madrid no existía y que era necesario. Y es que los tres propietarios del proyecto son ciudadanos franceses afincados en España, que cuando comprobaron que en Madrid no existía un restaurante auténticamente francés decidieron poner en marcha BRASSERIE ANTOINETTE -en pleno centro- con personalidad propia. Para empezar en la cocina encontramos cocineros franceses. Concretamente Jean Jacques Paye es el jefe de cocina de BRASSERIE ANTOINETTE. Charlando con él, explica claramente sus intenciones y su modo de trabajo: “Nuestra cocina se basa ante todo en el respeto a los productos y a la tradición culinaria francesa. Evoluciona al ritmo de las temporadas y de mis deseos. Se trata de una cocina de mercado totalmente casera. Dejo que mi inspiración y mi creatividad se expresen por sí mismas”. Y es que en BRASSERIE ANTOINETTE todo habla el mismo lenguaje: “No entras en un restaurante, entras en un piso parisino. Te sientes como en un apartamento de París, por eso todo está dividido en pequeñas salas”. Un entorno elegante y acogedor donde el buen gusto es el rey y la autenticidad se impone en la mesa y en el ambiente: “Hacemos comida casera francesa. Platos que nosotros los franceses comemos en nuestras casas. Importamos muchos productos de Francia y apostamos por la calidad. Elegimos proveedores de gran calidad”. Un sello personal que marca cada detalle de esta acogedora brasserie.

 

TRADICIÓN Y NOVEDAD GASTRONÓMICA

En BRASSERIE ANTOINETTE cualquier momento del día es bueno para disfrutar de la excelencia francesa con todos sus matices y propuestas: desde una ensalada a unas ostras. Todo está en perfecta sintonía y equilibrio entre el clasicismo francés y la innovación y la creatividad más actuales. Platos tan tradicionales y representativos como “el boeuf bourguignon o las galettes son referencias obligadas de una carta que trasmite raíces y tradición gastronómica en cada propuesta”.  Para una “entrada triunfal” como sugieren desde la carta se puede empezar con “una sopa de cebolla con emmental gratinado acompañada de pan tostado. Otra propuesta que es un éxito seguro es el mi-cuit de foie gras de pato con nueces y chutney de membrillo. Sin duda, uno de los entrantes imprescindibles es Euf Antoinette: huevo escalfado con trufa negra acompañado de un salteado de champiñones salvajes y cebollino. Y desde luego las 6 ostras de Normandia de La Belle Huître:3 ostras Belles de Nordet y 3 Gold Beach con salsa de chalotas, limón, pan de nueces y mantequilla de Isigny”. Entre los platos principales merece especial atención el impecable “boeuf bourguignon, uno de los platos más representativos de la gastronomía francesa. Ragú de buey con patatas al vapor horneadas. Igualmente deliciosa la panceta de cerdo crujiente en su jugo con lombarda aromática y coles de Bruselas o el entrecot a la pimienta verde con gratinado de patatas dauphinois. Sin olvidarnos del magret de pato a la plancha con puré de remolacha y maracuyá, acompañado de zanahorias y chirivías glaseadas con miel y romero”. Y en los pescados nos sorprenden -entre otras cosas- con “un delicioso lomo de bacalao con lardones ahumados sobre cama de kale acompañado de puré de coliflor con mantequilla de avellana”. Para vegetarianos destaca “un apetecible tatin de endivias con teja de Comté sobre crema de roquefort aromatizada con aceite de perifolio”. Los postres son un expresivo festín de cocina francesa. Están todos los clásicos :“Fondant de chocolate, y crema inglesa a la vainilla Bourbon al estilo de Philippe Conticini acompañado de helado de café arabic; arroz con leche de la abuela con ciruelas pasas de Agen al armañac; Isla flotante con su caramelo de mantequilla salada, crema inglesa de vainilla Bourbon a la naranja, almendras fileteadas; tarta Tatin de Monsieur Paul Bocuse con crème fraîche y helado de vainilla; plato de quesos de las diferentes regiones de Francia; crêpe Suzette flambeada con Grand Marnier; gofre de París acompañado de chocolate, compota de manzana y nata montada o el tradicional café gourmand: café a la castaña, acompañado de crème brûlée, mousse de chocolate y macarons”.

 

LES SALADES GOURMANDES. GALETTES. CREPÊS

Y como en cualquier brasserie genuinamente francesa hay un espacio para ensaladas, galettes y crepês. En las ensaladas podemos disfrutar de “las auténticas recetas de ensaladas como la César; la Niçoise, la Chavignol o la Pèrigourdine”. Y en cuanto a las galettes o crepês saladas se consideran como una de las exquisiteces de la casa: “Son recetas que vienen de Bretaña, nuestros creperos son bretones, han estudiado allí y nuestras recetas se hacen con trigo sarraceno. Llega desde un pequeño pueblo Francia molido a la piedra”.  Una variedad que nos conduce a “la galette Wellington con pollo, duxelle de champiñones, espinacas y salsa al oporto. La Marie-Galante lleva vieiras, cangrejos de río, chipirones, alga deshidratada y bisque de bogavante. Una galette clásica y riquísima es la Croque-Madame con queso de oveja, salsa bechamel, jamón de Bayona, escarola rizada y huevo”.  Y en cuanto a las crepês son una tentación para los amantes del dulce, “desde La Cubaine, elaborada con plátano, chocolate con leche, helado de pistacho, nata montada, chantilly y trocitos de nougatine pasando por la Mont Saint Michel con manzana salteada al licor de manzana y caramelo de mantequilla salada hasta la golosa Chamarrée que se presenta con nata montada de chocolate blanco, helado de chocolate y salsa de chocolate”. Un encuentro fabuloso con los sabores franceses más genuinos convierten a este experiencia gastronómica en un placer para los sentidos.

 

PERFECTO PARA CUALQUIER MOMENTO

Un horario ininterrumpido hace de BRASSERIE ANTOINETTE el lugar perfecto para disfrutar a cualquier hora del día. Desayunos, comidas, meriendas, afterworks y cenas. Ambiente desenfadado o más cuidado, según el momento de la jornada. Todo cobra un especial color. “También damos mucha importancia a la barra. Tenemos más de 200 tipos de destilados y 60 cocteles. Muchos franceses pero también muchos de otros países. Nos parecemos al bar de un hotel. Si alguien quiere tomarse un bourbon puede hacerlo. Por la zona en la que estamos, muy céntrica y turística, tenemos mucha clientela internacional”. Su carta de champagnes también deja el pabellón francés muy alto. G.H. Mumm, Laurent Perrier, Dom Perignon, Gimmonet Gonnet, Fleury Père et Fils, Charles Vercy, y un amplio etcétera. También es posible disfrutar de excelentes vinos españoles y franceses. Ribera, Rioja o Rueda, así como Bordeaux entre Deux Mers, Lánguedoc La Tournee o Sauternes Gran Reserva. En definitiva, BRASSERIE ANTOINETTE es un atractivo santuario de la gastronomía francesas. Ambiente ecléctico, distinguido e internacional para degustar plenamente del aire francés en todo su esplendor. ¡Señores aquí está París! En pleno centro de Madrid.

 

GALERÍA

 

 

Fotografía cedida por BRASSERIE ANTOINETTE

BRASSERIE ANTOINETTE

Calle de Preciados nº34

28013 MADRID

Phone: 910 60 18 88

Horario: D-J 10:00 a 1:30/ V-S 10:00 a 2:00

Precio medio: 35 euros

www.antoinette.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest