Han escogido un espacio mítico en Madrid y el aterrizaje ha estado lleno de éxito. CANNIBAL RAW BAR es una de las aperturas de Madrid de estos últimos tiempos que se ha establecido con más fuerza. Con una apuesta rotunda por el producto, nos encontramos con la calidad en crudo. Estilo sugerente. Propuestas muy cuidadas. Carácter definido. Un proyecto con personalidad que ha sabido dejar su huella en un entorno con historia.

 

UNA APUESTA GANADORA

CANNIBAL RAW BAR comenzaba su andadura en Madrid antes del verano.  El lugar escogido, un local emblemático como es el antiguo Café Oliver en la calle Almirante. Llegaban a Madrid con la experiencia y el éxito cultivado en A Coruña con proyectos como El Charrua y el primigenio CANNIBAL. Los dos socios, Ignacio Juanvelz y Rodrigo Marchal, han apostado por Madrid con todas las consecuencias con la certeza de que la apuesta es ganadora. Y es que según nos cuentan “ampliamos nuestro concepto original, ofreciendo una amplia carta que abarca desde almuerzos hasta una elaborada coctelería a última hora de la noche”. Y desde luego tienen muy claro lo que quieren: “Ponemos toda la ilusión y el esfuerzo en conseguir que cada visita sea inolvidable, obsesionados por conseguir el mejor producto del mercado para nuestros clientes. Con un equipo joven, formado y apasionado que se encarga, en la sala y en la cocina, de colmar las expectativas, haciendo vivir una fascinante experiencia gastronómica”. CANIBAL RAW BAR tiene una fuerte personalidad, acompañada de unas propuestas de mucha calidad; con todo ello es ya una referencias en los circuitos gastronómicos madrileños.

 

LA EXCELENCIA DE LO CRUDO

El proyecto tiene carácter y tiene un reflejo directo en la carta. Es la “excelente realidad de lo crudo”. Por eso, nos encontramos con una propuesta rotunda y clara por lo crudo con “mariscos, ahumados, ensaladas, carpacios, tartares y marinados”. Una magnífica elaboración y un producto de primera. Por ejemplo para empezar aparecen “unas maravillosas sardinas gallegas ahumadas o unas anchoas Sanfillippo o un exquisito salmorejo cordobés con huevo y jamón ibérico”. También hay otras propuestas con una elaboración suave y deliciosa como “las alcachofas a la plancha, el bao de panceta confitada a baja temperatura o los huevos de corral a baja temperatura con patatas y foie”. También hay una amplio enunciado de mariscos frescos todos muy interesantes: “almejas gallegas a la sartén; berberechos al vapor; navajas a la sartén y ostras al natural o con salsa ponzu”. Y llegamos a los carpaccios con dos apuestas: “el de solomillo de vaca gallega con parmesano y aceite de rúcula; y el de pez mantequilla con pimentón y cebolla roja”.  En los tartares encontramos autenticas maravillas como: “el steak tartare del que dicen que está ya entre los mejores de Madrid; el tartar tai; el tartar de verduras y hortalizas frescas; el tartar de atún picante y el de lubina salvaje, naranja y alga nori“; y desde luego también los cevichesmarinados con “ceviche de vieras y aguacate; el atún marinado en aceite de lima; el ceviche de corvina con salsa de choclo y los langostinos marinados picantes”. Y antes de entrar en lo cocinado mencionar tres ensaladas: “la de tomate Cannibal; la de burrata italiana y la ensalada de quinoa. Todas muy equilibradas y perfectas para una propuesta como la nuestra”. Y llegamos a los cocinados donde se trabaja con una excelente materia prima como la carne gallega de máximo nivel: “la oferta es amplia y solida. Con un producto de primera como el tataki de atún de almadraba con ensalada de aguacate; el tataki de atún de almadraba con jengibre y yogur de wasabi; las carrilleras de cerdo ibérico al oporto; la hamburguesa de muy buena carne; y una excelente y maravillosa picaña de Black Angus de 250g en su jugo y con puré de boniato; sin olvidarnos del lomo salteado peruano que desde luego merece la pena”. Y desde luego siempre mucha atención al fuera de carta que nos deja buenas sugerencias. En definitiva un pedagógico recorrido por los crudos de mayor calidad con algunos cocinados de mucho nivel.

 

MAGNIFICA BODEGA. PROYECTO ABIERTO

Los postres también proponen sugerencias diferentes como “el espectacular flan de mascarpone con caramelo; muy bueno también el pastel de limón; la tarta de queso y el volcán de dulce de leche. Y desde luego sensacional la sopa de chocolate blanco con fresas”. Además en CANNIBAL RAW BAR hay un esmero especial por la bodega “con 70 referencias de vinos blancos, tintos, rosados, espumosos y dulces. Con un acento especial en las D.O. gallegas pero con importante presencia de todas las D.O. españolas y también con propuestas de fuera, como chilenas o australianas. Y hay que anotar una jugosa carta de coctelería, haciendo que el local tenga vida hasta la madrugada”. Un espacio que ha respetado el azul eléctrico que siempre ha caracterizado el Café Oliver desde sus inicios con el entrañable y querido Adolfo Marsillach; por lo demás, un servicio muy atento, una iluminación cuidada, cocina a la vista, enormes ventanales abiertos a la calle que favorecen el seductor ambiente cosmopolita y el objetivo de vivir con intensidad el Madrid gastronómico. En CANNIBAL RAW BAR han conseguido un ambiente “non stop” muy agradable. Comidas y cenas especiales; destilados y cócteles de calidad. Una propuesta que ha llegado para quedarse.

 

Fotografía de Ceviche de Sandía

CANNIBAL RAW BAR

Almirante nº12

28004 MADRID

Phone: 910268794

Horario: L-J 13:00 a 1:00/ S-D 13:00 a 2:00

Precio medio: 30/35 euros

www.cannibalrawbar.es 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest