En CARBÓN NEGRO nos invitan a realizar un trayecto directo a las esencias del mejor producto. Exaltación máxima de las brasas como punto de partida para disfrutar plenamente de los sabores. CARBÓN NEGRO es la cocina del fuego sin intermediarios. Un espacio donde nos acompañan hacia las recetas de las raíces y de los orígenes. Verduras. Carnes. Mariscos. Pescados. Producto excepcional. Elaboraciones sencillas que refuerzan y dan brillo a una materia prima que habla por si misma. Pasión por la fuerza de lo bueno. En CARBÓN NEGRO se ha encontrado ese punto intermedio perfecto entre la tradición y la tendencia. Entre las brasas de siempre y la técnica. Entre la cocina del recuerdo y la apuesta por el futuro. Y todo en un entorno que fascina. Luminoso y cosmopolita nos traslada a cualquier parte del mundo sin salir de Madrid. CARBÓN NEGRO ha sabido encontrar un espacio donde la calidad es el único protocolo.

 

COCINA DE PRODUCTO

CARBÓN NEGRO respira esencia gastronómica pura. El fuego y las brasas marcan -con esplendor- el carácter de un espacio donde se vuelve siempre a las raíces de la cocina. El producto como punto esencial de una apuesta donde todo es sabor y calidad. En CARBÓN NEGRO nos reencontramos con los sabores de la memoria. “Nuestra cocina es una cocina de producto, de esencias, de raíces. Un viaje a la mejor cocina casera de las diferentes partes de nuestra geografía. Verdura, hortalizas, carnes, mariscos y pescados preparados y elaborados como siempre se han hecho. Y por ello, la parrilla tiene una protagonismo muy especial. Las brasas saben sacar lo mejor de una buena carne o de un buen pescado. El producto se presenta tal cual, cara a cara con cada comensal”. CARBÓN NEGRO irrumpía la pasada temporada en el panorama gastronómico madrileño. Ahora unos meses después el espacio ha cogido el equilibrio y la fuerza necesaria para que todo funcione a la perfección. En la cocina encontramos a Gonzalo Armas que ante unas brasas ejerce una sabiduría magistral. Después de pasar por espacios como Hotel Santo Mauro, Goizeko Wellington y Filandón ha llegado a CARBÓN NEGRO dispuesto a convertir este espacio en una referencia del mejor producto con el sabor más esencial. CARBÓN NEGRO es una idea que surge desde la experiencia y juventud de diferentes empresarios madrileños, que se manejan a la perfección en el mundo de la gastronomía y que con este nuevo proyecto han sabido acertar con una propuesta de dimensiones importantes.

 

UN ENTORNO VITAL Y COSMOPOLITA

CARBON NEGRO ocupa un esplendoroso espacio en la calle Juan Bravo. “El mismo lugar que ocupara la cafetería La Flecha, lugar que en su día se convirtió en un punto de referencia del Barrio de Salamanca, es ahora un espacio gastronómico para todo Madrid. Los interiores han sido encargados a Proyecto Singular que ha sabido crear un ambiente muy atractivo”. Una gran barra central donde se puede comer o disfrutar de una copa. Una zona de mesas altas muy actual. Dos pisos por los que se van repartiendo las mesas en un entorno intimo y cercano. Una terraza única en pleno centro de Madrid. Y desde luego la cocina a la vista donde brasas y fuego marcan el ritmo de cada plato y de cada bocado. En CARBÓN NEGRO se vive y se disfruta durante todo el día. Las brasas sólo tienen un horario de comida y cena; pero la barra y las mesas altas funcionan constantemente. Comida tardía, afterwork, merienda, cena temprana y una excelente coctelería. Una propuesta abierta y viajera que hace que el espacio tenga una vida especial a cualquier hora.

 

LAS BRASAS EN PLENITUD

La carta de CARBÓN NEGRO nos muestra con rotundidad toda la fuerza del producto. Un producto de calidad donde los sabores de la autenticidad forman parte del proyecto. Para empezar “no pueden faltar unas croquetas de txangurro; una excelente tortilla de bacalao; unos buñuelos de queso Idiazábal que se han convertido en uno de los platos estrella; una ensaladilla rusa clásica o una ensalada de tomates -¡de verdad!- con ventresca”. Para bocados obligatorios de CARBÓN NEGRO “ofrecemos una txistorra de Arbizu a la brasa que es una delicia”. La cazuela también está muy presente: “Callos a la madrileña o chipirones encebollados en su tinta son buenos ejemplos. Se complementan con tres arroces: de chipironcitos, de gamba roja y de verduras de temporada”. En la carta de CARBÓN NEGRO no falta el marisco a la brasa o a la sartén. “Propuestas de mucha calidad como los berberechos, las almejas, las navajas, las gambas blancas o rojas y el mejillón que preparamos al vapor”. Y así entramos en el pescado donde la solidez del producto y la brillantez de las brasas hacen de cada propuesta una gran experiencia: “Rape de tripa negra. Rodaballo. Merluza. Bonito. Kokotxas. Chipirones. Lenguado. Siempre buscando lo mejor de cada día, el mercado para nosotros es imprescindible”. Y en el mundo de las carnes nos encontramos con otras de las estrellas de CARBÓN NEGRO: “La chuleta de vaca madurada para dos personas. Quién prefiera otros cortes tenemos también solomillo o entrecotte. Además de un delicioso pollo picantón, pluma ibérica a la brasa o un steak tartare que merece la pena probar”. Por supuesto que en CARBÓN NEGRO apuestan -también- por el esmero con la verdura a la brasa : “Calabazas, pimientos de Lodosa, berenjenas, aguacates y pimientos de Padrón son algunas referencias que en todo caso cambian por temporada. Ahora en otoño será momentos de setas por ejemplo; al igual que más adelante llegaran los espárragos o los guisantes y así sucesivamente”. Los postres de CARBÓN NEGRO se convierten también en un emocionante viaje a los recuerdos. “Una tarta de queso espectacular. Deliciosa pantxineta. Sugerente tarta fina de manzana con helado de vainilla o una tarta de Santiago con helado de turrón que está muy buena”. La bodega de CARBÓN NEGRO “destaca por una cuidada selección de etiquetas, dando mucha importancia a los pequeños productores y a la elaboración natural. Además, una selección de sus referencias varía en función de la temporada, dotando a la carta de vida propia y personalidad”.

 

TRADICIÓN Y TENDENCIA

En CARBÓN NEGRO todo está pensado para disfrutar plenamente con la buena cocina. Tradición y sabor actualizados con equilibrio  inteligente. Producto y calidad de la mano. Un viaje constante a las mejores esencias. En CARBÓN NEGRO saben muy bien adaptarse a la necesidad gastronómica de cada momento, pero desde luego sí algo manda son las brasas. Las verdaderas protagonistas de un espacio que ha sabido madurar con los meses. Un lugar donde los sabores de siempre nos esperan con los brazos abiertos.

 

GALERÍA

 

Fotografía cedida por CARBÓN NEGRO

CARBÓN NEGRO

C/Juan Bravo nº37

28006 MADRID

Phone: 910885861

Horario: D-J 12:30 a 2:00/ V-S 12:30 a 2:30/ Brasas 13:00 a 16:00/ 20:00 a 0:00

Precio medio: 60 euros

www.carbonnegro.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest