No hay en el Madrid gastronómico quien no la conozca. Parar un lunes por la mañana en CASA DANI y desayunar la tortilla de patata que prepara desde hace 30 años la matriarca de la familia, es algo que hay que hacer al menos una vez en la vida. En pleno Mercado de la Paz, esta barra se ha convertido en un ir y venir de amigos. Aquí se encuentran a cualquier hora del día para disfrutar de la tortilla de patata con callos, las patatas a la marinera o las fabes con almejas. Lo mejor de esta propuesta es probarla recién hecha y poco cuajada. Sin duda alguna. CASA DANI es ya una verdadera institución gastronómica en Madrid. Una demostración de la trascendencia de la calidad y de la sinceridad en la cocina. Un verdadero monumento a la tortilla de patata. Cuando algo es bueno, lo sabe todo el mundo. Y CASA DANI se ha convertido en un imprescindible. La tortilla de patata es un espectáculo.

 

30 AÑOS DE TRADICIÓN

Dicen que no eres de Madrid si no has probado el pincho de tortilla de CASA DANI. Daniel García fundó esta casa de comidas en 1991. Hoy, su hijo nos recibe en la barra. Son las 4 de la tarde y no cabe un alfiler. “Somos manchegos, de Albacete y Ciudad Real. Mis padres fundaron este bar de comidas hace  casi 30 años. Para mí este es un lugar muy especial. Era solo un niño y ya quería trabajar aquí. Entonces tenía que conformarme con venir al cierre y secar los cubiertos”. Daniel García recuerda aquellos tiempos en los que su padre dejó su trabajo para montar su propio negocio. Mientras, los clientes -ya amigos- entran y salen. La familiaridad es la máxima de este local. “Mi madre tenía una peluquería en el pueblo y mi padre trabajaba en una pizzería. Mi tío se enteró de que se quedaba un puesto libre en el mercado así que decidieron montar su propio negocio junto a mis primos. Ellos volvieron a Castilla-La Mancha y mis padres se quedaron con el local. Era una pequeña barra, después añadimos las mesas. La cocina era un pequeño rincón. Hace 8 años incluimos el take away”. Es la estrella. Poco cuajada y recién hecha. Los trabajadores del Mercado, las señoras del barrio y hasta los chefs más internacionales disfrutan de la tortilla de patata más famosa de Madrid. “Al cocinero José Andrés le gusta escaparse a este rincón de autenticidad y casticismo cada vez que viene a Madrid. Empezamos haciendo tres tortillas de patatas al día y ahora hacemos más de 400.Usamos unas 180 docenas diarias y hasta 800 kilos de patatas. Las preparamos a diario. A las 6 y cuarto de la mañana empezamos a freír la patata y la cebolla y a partir de las 7:30 salen las primeras. Tenemos tortilla durante todo el día”. Es la gran referencia de la casa. Autenticidad y sabor que siempre gusta.

 

DESAYUNOS CASTIZOS

Por la mañana, café con leche o botellín de cerveza. Unas porras. Y por supuesto, un pincho de tortilla. “Es patata manchega agria. Las freímos a fuego lento y con mucho cariño. Es para aquellos a los que les gusta poco cuajada. La preparamos con o sin cebolla. Una de la especialidad de la casa es la tortilla con callos con un toque picante. La de pulpo también es de las favoritas”. Porque en la variedad está el gusto. “Mi madre probó la tortilla de pulpo, le gustó y empezó a prepararla en el bar. La de callos se la inventó un cliente al que le encantan los callos y la tortilla. De ahí nace uno de los favoritos de CASA DANI. Para matar el gusanillo preparamos pulguitas de campo y playa, y la ibérica. Para los que se fueron a la cama sin cenar, nuestros montaditos deliciosos. Por la mañana sientan muy bien”. Una ración. O media. Que para eso estamos en CASA DANI. “Tenemos panceta, torreznos, chistorra, cazón adobado, pisto manchego o pimientos del padrón. La recomendación de la casa son las chuletas de lechal. Y si tienes un antojo, danos dos minutos y te conseguimos gambas, cigalas, carabineros, chuletón o paletilla.”

 

MUCHO MÁS QUE TORTILLA

La cola llega hasta el fondo. Son las 2 de la tarde. “Tenemos menú del día muy amplio con 14 primeros y otros tantos segundos para elegir. Es comida casera, cercana. La gente me recuerda que nuestras lentejas son como las que le preparaba mi abuela y unos macarrones como los de su madre. El producto es del propio mercado. Sobre todo la fruta, el pescado, la verdura, la carne”. Hoy es miércoles. El día del arroz con bogavante. “No reservamos porque somos un bar de barrio. Nuestros clientes repiten casi a diario para degustar las judías pintas con arroz, las fabes con almejas durante todo el año o el potaje de los viernes. Los platos de cuchara gustan mucho, como la sopa castellana. Y triunfan los caracoles a la manchega con salsa picante o la casquería”. Es habitual escuchar en voz alta: “Dani, me has guardado arroz, ¿Verdad?” Es un cliente de toda la vida. Uno de los que ha visto crecer a ese chaval que quería trabajar en el bar de su padre a toda costa. Dani lo mira y sonríe. “Mi madre le guarda su plato cada miércoles.” Su padre, Daniel García, se jubiló hace ya 3 años. Ahora, ese niño que secaba los cubiertos mirando de reojo la máquina del café, es el futuro de CASA DANI junto a su hermana Noelia. Un futuro que se escribe en un rincón sencillo y honesto –como pocos- del Mercado de la Paz. Esto es Madrid. ¡Esto es el Gran Madrid! El de verdad.

 

GALERÍA

 

Fotografía CASA DANI

CASA DANI.

Mercado de la Paz. Ayala nº28.

28001 MADRID

Phone: 915.755.925

Horario: L-V 7:00 a 20:00/ S. 7:00 a 18:00/ D. Cerrado.

Precio: Pincho de tortilla: 2.80 euros. Menú diario: 11 euros.

www.casadani.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest