DERZU BAR es un espacio diferente. Diferente de verdad. La creatividad inunda la cocina donde se trabaja con mucho desparpajo. Siempre con ganas de elaborar propuestas cargadas de sabor. Sorpresas gastronómicas que van llegando a las mesas en un espacio luminoso, vitalista y rompedor. Una gran cocina preside la sala. La cocina en DERZU BAR lo es todo. Todo se ve. Todo se siente. Todo se disfruta. Todo está muy rico. Una ambiente distendido, divertido, cercano nos va conduciendo con personalidad hacia sabores y sensaciones que se transmiten con rotundidad en cada plato. Es un espacio de esencias de barrio con orígenes chinos. Brillante. Cómodo. Sin etiquetas. Es lo que se ve. Y eso es mucho. Una carta en constante movimiento hace el resto. Siempre hay novedades que no dejan indiferentes. La imaginación al poder con sentido gastronómico. 

 

UNA GASTRONOMÍA A LA QUE GUSTAN LLAMAR MACARRA

DERZU BAR es una propuesta que sorprende. Un espacio inesperado en la Alameda de Osuna, junto a Barajas. Por su frescura, su creatividad, su estilo de chino de barrio. Evolucionado y canalla con excelente producto y creatividad a raudales. Carta pequeñita pero matona. Sabor a autenticidad y desparpajo culinario con precios para todos. Eclecticismo y honestidad en los platos conviven en este restaurante sincero y gamberro al mismo tiempo. Charlamos con uno de los impulsores del proyecto. Daniel Vangoni –tiene 38 años- estudió Filosofía y Letras pero siempre ha sido un apasionado de la cocina. De ahí su trayectoria; “Yo tengo un restaurante a 100 metros de este. Se llama BAHÍA TABERNA, hacemos una gastronomía que nos gusta llamar macarra. Hace años preparábamos platos para nosotros, para el personal al estilo chino y tenían mucho éxito, nos atrevimos y pusimos en marcha un restaurante nuevo”. No es un espacio de cocina asiática al uso. Se trata de un lugar con marcada personalidad propia: “Comencé a viajar desde muy joven, y mi primer trabajo en el mundo de la hostelería fue en Escocia. También en Francia y en Italia”. Aunque DERZU BAR tiene fuertes influencias orientales. “El nombre del restaurante se debe a la película Dersú Uzalá de Akira Kurosawa. Mi perro también se llama así. Hay influencias asiáticas pero no somos ni un japonés ni un chino como tal. Somos eclécticos y hacemos un poco lo que nos da la gana. Nuestra filosofía sin embargo viene de Asia”. El concepto de este establecimiento ha ido evolucionando durante estos años: “Nuestra base es la de un restaurante  chino. Queríamos hacer un chino de barrio que mole. Aprovechamos todo el potencial creativo de nuestro personal. Yo siempre rehuyo de lo artificial. Ahora lo que eran chinos de toda la vida se llaman restaurantes asiáticos. Queremos recuperar la esencia con buenos productos. Materia prima de cercanía y calidad. Jugamos con todo menos con eso”. Es fácil darse cuenta de que la transparencia manda en este restaurante.

 

TRANSPARENCIA TOTAL

Y es que otro de los puntos fuertes de DERZU BAR es su cocina vista. Una barra abierta al comensal donde es posible observar como se trata al producto de principio a fin; toda la elaboración hasta llegar al plato. “Aunque ahora esté de moda ese modo de trabajar, nosotros llevamos años haciendolo en BAHIA TABERNA. Nos gusta que se vea el producto y el tratamiento. No hay nada que ocultar”. Una propuesta innovadora que atrae a curiosos de la gastronomía pero también a gente del barrio. Precios asequibles, excelente producto y unas elaboraciones deliciosas y creativas contribuyen a que DERZU BAR sea una propuesta para todos. “Me parece que hemos conseguido una cocina con desparpajo. Detrás de la barra se representa cada día una función teatral. Cuatro chefs haciendo su trabajo cara al publico. No engañamos a nadie. Y eso la gente lo agradece”. La transparencia realza sin duda platos como: “El rollito de verdura y cangrejo con salsa de jengibre y lima, el bao de butifarra con repollo kimchee o col china picante, o la costilla a baja temperatura con final en parrilla aderezada con salsa hoisin. Cocinamos mucho con wok que aporta un sabor fetén”. Que nadie espere algo rebuscado en DERZU BAR. Tampoco artificios. La espontaneidad manda en unas elaboraciones en las que la integración de alimentos de diversos orígenes y los diferentes estilos son esenciales.

 

PRODUCTOS FETÉN

La fusión de productos castizos con ingredientes de origen asiático definen la gastronomía de este espacio gastronómico. “Hacemos muchos guisos con manitas, callos, con una vertiente china. Todo lo que es casquería nos encanta trabajarla”. La carta cambia constantemente y a diario se ofrecen productos que Daniel compra en el mercado para que nadie se aburra. En todo caso hay bocados que siempre merecen la pena probar. Ejemplos nos faltan: el saäm de mollejas; los dimsum son una delicia y absolutamente imprescindibles son las gyozas en sus diversas versiones. “Clásicas de cerdo ibérico con caldo; las Black con chipirones y papada ibérica o las de pollo con repollo”. También hay que probar las preparaciones al wok de DERZU BAR como son los noodles, los arroces y los fideos. Muy rico el Pad Thai, con frutos secos, lima, chipirón y huevo a baja temperatura o el arroz salteado con chipirones y panceta a baja temperatura. Otro plato delicioso es el salteado de pollo, Pak Choi, pimientos, brotes de soja y tirabeques”. En los postres las sorpresas siempre hacen disfrutar. Propuestas como “la macedonia de papaya, lychee y mango con mousse de chocolate o el tiramisú de té matcha con chocolate blanco”. Y siempre practicando un estilo propio de cocina bautizada como KUNG FOOD “Hacemos un juego de palabras con el término, Kung Fu, que se utiliza para hablar de una habilidad adquirida a través del tiempo, con constancia, disciplina y esfuerzo. Se aplica a cualquier actividad que se realice para tratar de hacerla del mejor modo posible. Cocina con un toque oriental a la que se la ha puesto todo el cariño y esfuerzo”.  La clave del éxito en este restaurante es seguir las indicaciones de su pizarra donde los platos se apuntan con rotulador, y acomodarse en cualquiera de sus taburetes y mesas altas compartidas para disfrutar del espectáculo gastronómico. Y siempre con una excelente bodega a la altura de la cocina. “Vinos diferentes. Etiquetas que no son habituales. Vinos ricos y que armonicen con nuestra cocina. Son vinos que nos van y que gustan”.

 

EXPRESIVIDAD Y DIVERSIÓN

DERZU BAR es uno de esos sitios a los que uno tiene la necesidad de volver. Carácter abierto. Una personalidad de barrio divertida y sin apariencias. Una cocina muy rica, donde la sorpresa juega siempre a favor. Un ambiente de complicidad con cada uno de los comensales. DERZU BAR es mucho más que un chino de barrio. Es una apuesta por la expresividad en la cocina. Es la diversión hecha gastronomía

 

GALERÍA

 

 

Fotografía de Borja Gómez

DERZU BAR. KUNG FOOD

C/ Bahía de Palma 4B

28042 MADRID

Phone: 912 33 71 48

Horario: L-D 13:00 a 16:00/ 20:30 a 0:00

Precio medio: 30 euros

www.derzubar.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest