EGOLEUM entra por los ojos. Presentado en una botella de exquisito diseño cautiva desde el primer momento. Esplendorosa y llamativa consigue convertirse en un rotundo foco de atención por su preciosismo y prestancia. Es la botella del oro líquido. Deslumbrante, eso sí, EGOLEUM es mucho más que una llamativa botella; es Aceite de Oliva Virgen Extra de una calidad premium difícil de igualar. Estamos ante un AOVE de una cuidada elaboración cuyo resultado es un producto de autor con una elegancia en boca que hace de él un tesoro gastronómico. De un sabor cargado de personalidad y con una proyección gourmet que no ofrece límites.

 

CUANDO UN AOVE ENAMORA

EGOLEUM nace en 2011. Es una idea de dos empresarios catalanes, Marcelo Rodríguez y Raúl Valverde, Desde el primer momento quieren hacer un producto diferente y distinguido. Para ello encargan a José María Morera, diseñador muy premiado, el proyecto de una botella que rompa esquemas. Y desde luego que lo consigue. Precisamente, un tiempo más tarde, Javier Salinas, actual propietario de la marca, se encuentra comiendo en Barcelona con unos amigos. Están en el restaurante Botafumeiro. De pronto, cae en la cuenta de la existencia de la botella muy llamativa y pregunta por ella. “Me enamoré de ella desde el primer momento. La pedí, me la trajeron probé el aceite. Y desde ese instante pensé: ¡Esto lo quiero yo!” Y así  fue. Unos meses más tarde Javier, empresario de profesión, decide lanzarse a la aventura de EGOLEUM. “Tarde mucho en convencer a Marcelo y a Raúl. No querían vender. Al final lo conseguí. Con mis ahorros e involucrando a toda mi familia nos embarcamos en este proyecto. Esto ocurría en octubre de 2015. Yo venía de otro mundo totalmente ajeno a la gastronomía, pero sabía que este proyecto podía salir adelante. Lo tiene todo para triunfar, eso sí con mucho trabajo cada día”. Desde el principio “teníamos muy claro que no queríamos comprar fuera. Queremos tener nuestras propias fincas. Y así lo hacemos. Hemos comprado tres fincas en Benalúa de las Villas en la provincia de Granada. Inicialmente compramos Las Nubes y El Cortijo; y recientemente hemos comprado una tercera para elaborar AOVE en cultivo BIO. De esta forma, nosotros controlamos la calidad de todo el proceso desde el inicio. Lo cierto es que con unas cosas y con otras, empezamos a funcionar con nuestro estilo y con nuestra manera de entender las cosas en marzo de 2016″.

 

 

 

UN PROYECTO PREMIUM

EGOLEUM es un proyecto muy claro.”Estamos trabajando en la elaboración y el posicionamiento de un AOVE dirigido al mundo  gastronómico sibarita; a ese segmento del lujo. En ese terreno no tenemos competencia”. Es un producto premium y es que “hoy en día existe un mercado amplio de personas que valoran el buen producto en la gastronomía. Y en este caso quieren un AOVE de calidad y que pueda marcar diferencias”. Ahora mismo EGOLEUM se puede encontrar en “los hoteles de cinco estrellas, en los establecimientos de lujo, en los hoteles boutique, en los Relais & Chateau. Y en los restaurantes estamos -desde luego- en las estrellas Michelin y en aquellos que tienen un ticket superior de 40 euros y que tienen tres características: producto de primera; cuidado máximo en la elaboración de ese producto y atención del cliente. También nos estamos posicionado en tiendas gourmet selectas. No estamos en grandes superficies. Nuestro mercado es muy claro. Y es que nuestro producto es un producto querido y buscado”. EGOLEUM además está articulando una moderna tienda on line “para llegar a todas las familias y a todas las casas. En ella, nuestros clientes pueden pedir el producto y en 24 horas lo tienen. Nuestra propuesta nunca compite con nuestro puntos de venta. Es complementario”.

 

 

LA DIFERENCIA ESTÁ EN EL PROCESO

Y en este contexto le preguntamos a Javier ¿Donde está la diferencia, que hace a EGOLEUM un AOVE totalmente distinto?. “La diferencia está en el proceso de producción”, nos dice rotundo. “Nuestro aceite es Picual. Nuestra fincas están a 1050 metros de altitud. Me parece que por su sabor y sus características marida muy bien con todo. Nuestro proceso nos lleva a elaborar el AOVE con un 80 por ciento en verde y el otro 20 por ciento en vero.  Es decir nosotros recogemos dos veces del mismo árbol. A finales de octubre cogemos el verde y ya en noviembre el vero.  Es decir, hacemos dos recogidas diferentes. Por eso, cuando llega a mesa EGOLEUM encontramos un AOVE equilibrado, que está muy rico, con un retrogusto largo, tiene el picor justo con un fondo herbáceo. Y esa es la diferencia. Hacemos un aceite de autor”. Es más, Javier nos recuerda que EGOLEUM es artesanal :“No utilizamos maquinaria para recoger la cosecha. Nosotros vareamos como se hacia siempre. Se recoge de noche para que el fruto no este caliente. Vareamos a mano, y lo recogemos en cajas de 25 kilos para que no haya aplastamiento. Posteriormente ya se traslada a la almazara. Por cierto, nosotros molemos y batimos en agua fría a 18 grados. De esta forma mantenemos todas las propiedades”. En este sentido Javier nos ofrece un dato muy significativo: “un litro de EGOLEUM representan entre 17 y 19 kilos de aceitunas. Y al año producimos 400.000 litros”.

 

CRECIENDO CON SOLIDEZ

En EGOLEUM se trabaja constantemente en ideas nuevas. Propuestas sugerentes, siempre con el AOVE como centro de atención: “Además de la botella con el AOVE Premium, ofrecemos pequeñas botellas de AOVE aromatizados con propuestas como la trufa blanca, chili o la albahaca; y también para trabajar en las grandes cocinas elaboramos propuestas con aromas de  tomate, canela, parmesano, tomillo o romero. Además también estamos trabajando en otras sugerencias como las esferas de caviar o las mermeladas “. A finales de año “EGOLEUM estará en el 80% de España” y además se está trabajando en la expansión internacional “ahora mismo estamos en Panamá, México, Francia, Dinamarca, Holanda, Austria, Suiza, Hungría, Bulgaria, Lichtenstein y seguimos creciendo”. El AOVE nos cuenta Javier “se ha incorporado a las mesas de los restaurantes y también de las casas. Antes no había cultura del AOVE; ahora se pide algo más exclusivo, más elaborado y ahí es donde surge nuestra propuesta de EGOLEUM”.  La realidad es que con EGOLEUM estamos ante un AOVE “diferente, rico, saludable. Con una calidad incontestable. Quién compra repite”. EGOLEUM,  un AOVE “con toda la elegancia y complejidad”. El mensaje es claro desde el nombre que lo dice todo: “YO SOY EL ACEITE”. 

 

Fotografía de JOSÉ MARTÍN-SERRANO

www.egoleum.es

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest