GRAN HOTEL INGLÉS ha vuelto a las vidas de los madrileños y de las miles de personas que visitan la ciudad. Un lugar donde todo el mundo es bienvenido, y se siente en su casa. Ese espíritu precisamente es el que inunda desde el primer momento al GRAN HOTEL INGLÉS. Parte viva de la historia de Madrid -a un paso de la Plaza de Santa- y que ha vuelto para formar parte de la vitalidad cotidiana. Un maravilloso hotel de cinco estrellas que mantiene intacta las raíces históricas que hicieron de él un lugar emblemático. Además ha incorporado una maravillosa propuesta gastronómica bajo el nombre de LOBO 8 y que ofrece, además, un lobby -sencillamente único- donde disfrutar de coctelería y de una cocina audaz y con carácter. GRAN HOTEL INGLÉS vuelve a estar con nosotros. Y ya se ha convertido en una referencia de la ciudad.

 

HISTORIA SUGERENTE. ACTUALIDAD BRILLANTE

GRAN HOTEL INGLÉS es pura historia de Madrid. Desde su apertura hace 131 años, mucho se ha escrito en los periódicos de la época de este punto de encuentro cultural y social. 48 habitaciones en la actualidad, con salones de lectura y espacios tan característicos como LOBBYTO, hijo del restaurante LOBO 8. Es el lobby del hotel y se convierte en un espacio gastronómico diferente donde es posible disfrutar de deliciosos platos y cócteles bajo la batuta del chef Willy Meyer. Todos los servicios de este cálido y acogedor hotel de 5 estrellas presentan un denominador común: la amabilidad y cercanía de su personal, latente tras sus amplias cristaleras modernistas. GRAN HOTEL INGLÉS nos abre las puertas de este emblemático edificio madrileño. “La esencia del GRAN HOTEL INGLÉS es el personal. El trato con las personas. Amable, agradable. La simpatía y la predisposición es clave. Otro de los puntos que nos definen es la historia que contiene. Es el primer hotel de lujo de Madrid. Abrió sus puertas en 1886. El segundo edificio al que llegó la luz fue éste y también el primero en tener baño en las habitaciones” Los actuales propietarios Carmen Cordón e Ignacio Jiménez “mantienen intacto el propósito que alentó hace más de un siglo a Agustín Ibarra, primer propietario del hotel”. Así se reflejaba en las crónicas de la época : “No omitir sacrificio alguno, así para la adquisición del mobiliario así como de cuantos modernos adelantos puedan utilizar para aplicarlos a su nueva casa”. Una historia y un presente que marca la personalidad de un gran proyecto en el centro de Madrid.

 

GASTRONOMÍA TRADICIONAL Y DIVERTIDA

A partir de 2017 se lleva a cabo una profunda renovación pero preservando todo el valor histórico contenido en estos muros.  El prestigioso estudio de arquitectura e interiorismo David Rockwell, ha sido el encargado de dar vida al proyecto de estilo Art Déco. “El ambiente que se ha creado es de total calidez. No se transmite que estás en un hotel si no cómodamente en tu casa. Todo refleja cercanía”. Sin duda atraídos por su indiscutible encanto, “por este hotel han pasado y se han hospedado personajes de la talla de Valle-Inclán, Virginia Wolf, la señora Meyer, André Bretón. Hoy algunos espacios, suites y habitaciones llevan sus nombres”. En este sentido en el GRAN HOTEL INGLÉS se cuida todo con un mimo exquisito: “Cada detalle, cada paso que damos se dirige a preservar la historia de este hotel indiscutiblemente unida a la de la ciudad. El restaurante LOBO 8 debe su historia a que hace muchos años había un vecino que era cazador y tenía un lobo disecado en el balcón en esta misma calle. Por eso esta calle, la calle Echegaray, se conocía popularmente como la calle del Lobo. El restaurante hace un guiño a la historia, al pasado del que provenimos, siempre es interesante. A veces nos olvidamos pero estamos en el centro de Madrid, en el Barrio de las Letras que siempre ha sido riquísimo en ese sentido”. En los fogones de LOBO 8, Willy Moya apuesta por una cocina culta. Elaboraciones basadas en la tradición y en la maduración gastronómica, en este sentido el mismo nos explica que “la cocina de LOBO 8 es una cocina reconocible, pero a la vez joven y atrevida. Sin olvidar que como arte nuestra aspiración es llegar a lo que no se ve, a lo intangible, a emocionar. Por ello en nuestra carta hay una especial atención a los aperitivos y algunos platos emblemáticos con mucho recorrido. Como los huevos rotos con prueba de matanza; los judiones con cigala y panceta adobada; la carrillada ibérica al oloroso o la muy reconocida tarta de manzana”.

 

UN LOBBY MUY COCTELERO

En GRAN HOTEL INGLÉS se ha buscado ofrecer siempre algo diferenciado. Precisamente por ello, y con la intención de crear un espacio cercano y diferente, no un lobby de hotel al uso, se pone en marcha LOBBYTO, con un aire actualizado y creativo. La comida y los cócteles que se sirven aquí son diferentes. Tenemos sopas y guisos del día por ejemplo, algo poco habitual para el lobby de un hotel de 5 estrellas. Platos tan típicos de Madrid como el huevo poché con rebozuelos o algo tan apetecible como nuestra versión del bocata de calamares en mollete con ali oli de albahaca”La calidad es fundamental en este espacio gastronómico que también apuesta por la creatividad y la vanguardia. Un ejemplo son las tapas de toda la vida: Huevos fritos con morcilla de arroz o chistorra; cazuela de colas de langostino al ajillo; chipiron a la plancha con espinacas o ensalada de legumbres con quinoa tostada, aguacate y trigueros”. Tampoco faltan finales tan castizos como las torrijas o los churros de San Ginés. Una carta pensada para satisfacer a todos en cualquier momento del día. Otro de los atractivos de LOBBYTO es su oferta de cócteles perfectamente integrados por su estilo y elaboración en el Barrio de la Letras cada día más especializado en la coctelería de autor. Para las sobremesas de una tarde castiza propuestas como “Expresso Madrini, preparado con Hola Coffee café, Santamanía vodka y turrón. Otras opción imprescindible es Las Letras Manhattan a base de whiskey Four Roses, vermut La Copa, bitter y Champagne Laurent Perrier. Bajo el lema Más se perdió en Cuba -en honor a los héroes de la Independencia de las colonias alojados en GRAN HOTEL INGLES- se sirven tragos como: Trinidad Souer, Garbo Daiquiri o Donald eres un pendejo”. Y como un lobby es un lugar para quedarse es posible disfrutar de cócteles de los grandes coctelerías vecinas. GRAN HOTEL INGLÉS acerca la carta de sus también reconocidos y prestigiosos vecinos. “Un ejemplo es Risueño de Diego Cabrera, alma mater de Salmón Gurú. El Huésped Irlandés de Oscar Molina -Decadente- o Smokey Paloma de Diego González de Baton Rouge”.

 

MADRID EN ESENCIA

Parece claro que con estas iniciativas y todo su histórico encanto, GRAN HOTEL INGLÉS está listo para acaparar tantas miradas y ríos de tinta como en su nacimiento en el siglo XIX. Por algo, es el hotel más antiguo de Madrid.  Ahora gracias a HIDDEN AWAY HOTELS vuelve con nosotros uno de esos rincones del Madrid más auténtico que nunca se ha ido. Es Madrid en esencia. Madrid pleno.

 

GALERÍA

 

Fotografía cedida por GRAN HOTEL INGLÉS y Borja Gómez

GRAN HOTEL INGLÉS

C/ Echegaray nº8

28014 MADRID

Phone:: 913 600 001

www.granhotelingles.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest