Encontrarse con un espacio como LA CANICA es una auténtica delicia. Un proyecto donde se hacen las cosas bien. Se sabe lo que se quiere y se apuesta por ello. Excelente producto; recetas de siempre con una magnífica puesta en escena actualizada. Quién entra por la puerta se siente en su casa: por el ambiente, por la atención y la cuidada gastronomía. Todo son detalles; todo es excelencia; todo es cocina elaborada de persona a persona.

 

UNA COCINA CERCANA CON TOQUES DE VANGUARDIA

Desde el principio ha sido un éxito. Un proyecto sólido y con una brillante cocina. LA CANICA abría en 2014 su primera ubicación en el Parque de las Naciones; y hace unos meses comenzaba también un nuevo emplazamiento en Infanta Mercedes. Los dos con la misma propuesta, la misma calidad y la misma filosofía. LA CANICA tiene muy clara su seña de identidad “producto de calidad. Recetas de siempre pero con un toque renovado. Son sabores y propuestas identificables por todos; pero siempre tienen un carácter propio. Una revisión que hace que cada sugerencia tenga un atractivo especial”. El artífice de todo ello es Sergio Martínez,  un joven cocinero madrileño de una gran capacidad creativa y de una convicción muy clara “la cocina tiene que ser cercana, con un excelente producto y siempre pensando en evolucionar las recetas en su punto justo”. Sergio, que es uno de los propietarios de LA CANICA, es joven. Está en los 26 años, y ha sabido crear un estilo propio: con fuerza y trabajo. Por eso hoy este proyecto se conoce en todo Madrid como “un espacio donde se come muy bien, con una cocina elaborada y donde los sabores y las texturas tienen un protagonismo rotundo”. El ambiente de LA CANICA es muy especial “en un entorno muy acogedor, cuidamos mucho el trato. Ambiente casual, con una gastronomía de alto nivel pero cercana y con un precio asequible. Nos importa mucho el cliente. Es fundamental para nosotros. Queremos que cada persona que está con nosotros viva la experiencia gastronómica de LA CANICA”.

 

UNA PROPUESTA CON UN GRAN PRODUCTO

La carta de LA CANICA llama mucho la atención “es como un juego gastronómico que siempre nos lleva al mismo punto: el de la calidad y el de las propuestas conocidas con un punto de evolución”. La carta de LA CANICA se caracteriza “por su creatividad; por su consistencia y por unas sugerencias atractivas. Muchos clientes piden ayuda, piden consejo. Les gusta todo. A veces no saben por donde empezar”, nos cuenta sonriente Roberto, director de LA CANICA de Infanta Mercedes. Entrando ya en la la carta la apuesta son “propuestas de siempre, con recetas novedosas. Un juego divertido haciendo honor al nombre del proyecto pero siempre con la seriedad de la calidad”. En la carta nos encontramos con “EL COMIENZO DE LA CANICA donde podemos degustar por supuesto las canicas del chef que son croquetas de estofado de carrillera con Oporto. Un plato que nunca puede faltar. Y que nos transporta a los sabores de la niñez. Las croquetas son siempre uno de esos sabores que guardamos en nuestra memoria”. También “gusta mucho el Criollito, que es un chorizo argentino que elaboramos nosotros mismos con hierbabuena, miel y mostaza verde dulce. Desde luego las setas Shiitake salteadas con ali oli de miel; se flambean y tienen un sabor intenso; es un plato muy especial, está muy bueno”. En los entrantes no pueden faltar nos cuentan “la ensaladilla rusa con crujiente de pan de aceite de oliva; las alcachofas de temporada y el canelón de carpacho de ternera con hierbas aromáticas, parmesano y encurtidos. Este plato es emblemático en la carta. Es novedoso y diferente; y al mismo tiempo mantiene todos los sabores e intensidades que recordamos”. Estos entrantes se complementan con “LA SELECCION ESPECIAL DE LA CANICA donde prima el producto con un queso Payoyo; anchoas excelentes de Santoña y jamón Ibérico de bellota de Arturo Sánchez“. Y es que estas propuestas “marcan mucho el carácter de LA CANICA. Somos divertidos, somos acogedores pero siempre ofrecemos una cocina elaborada y pensando en el cliente”.

 

CREATIVIDAD CON TRADICIÓN

Y avanzando en la carta llegamos a “LOS ARROCES CON COMILLAS DE LA CANICA. Elaboramos unos falsos arroces; los elaboramos con grano de trigo, con la pasta italiana puntalette de manera que los sabores y las intensidades se refuerzan mucho más. Tenemos el de pollo de corral y verduras; con butifarra del Perol y chipirón y el de mantequilla de albahaca con alcachofas fritas. Tienen mucho éxito”. De entre los pescados nos recomiendan “el tartar de atún rojo salvaje sobre crujiente de arroz y kimchi. El tartar lo preparamos nosotros, cortado a cuchillo y se presenta sobre un crujiente de arroz que le da un sabor muy especial. Y también hay que probar los chipirones que van en una tempura muy suave sobre una capa de salmorejo, cebolla caramelizada y emulsión de jengibre y cardamomo. El bacalao confitado durante 6 horas con especias, cremoso de guisantes y habitas salteadas es también una de las sugerencias obligadas”. Y entramos en “LA GRANJA DE LA CANICA. Las carnes las cuidamos mucho. Utilizamos el horno Josper que es una referencia de calidad y de sabor para la carne. Por ejemplo son fantásticas las costillas confitadas a baja temperatura durante 8 horas y terminadas a la parrilla con BBQ casera; la pluma ibérica 100% de bellota a la parrilla, ají y parmentier de sobrasada dulce. Tenemos también un excelente lomo de vaca gallega. Y el steak tartare de solomillo de ternera es una propuesta muy nuestra. Y gusta mucho la carrillera de ternera estofada al cacao 100% con Oporto y parmentier de calabaza”. Y para terminar ” en EL BOCADO DULCE DE LA CANICA hay maravillas que no se pueden dejar de probar; como la tarta de lima con merengue flambeado; el flan de queso con helado de galleta y crujiente de canela;  el cremoso de tiramisú al aroma de Pedro Ximénez o el soufflé de chocolate con helado de violeta que es muy madrileño”.

 

UNA BODEGA DISEÑADA CON IMAGINACIÓN

La carta de vinos en LA CANICA tiene un diseño muy especial “mantenemos nuestra forma de ser divertida y al mismo tiempo ofrecemos una carta de vinos muy consistente. Con referencias conocidas y clásicas, pero otras muchas novedosas y muy buenas. Pequeños productores.”  Vamos repasando burbujas, blancos, diferentes, rosados, tintos y muy importantes. Con sugerencias tan variadas como “La Rebeldía D.O. Tierra de Castilla; Marieta D.O. Rias Baixas; A Coroa D.O. Valdeorras; Los Amantes D.O. Tierra de Castilla; Carabela Cavea D.O.Ribera del Guadiana; Particular D.O. Cariñena; GR 174 D.O. Priorat; Don Ventura D.O. Ribera Sacra; Marqués de Murrieta D.O. Rioja; Matarromera D.O. Ribera del Duero. Son algunos ejemplos de lo que ofrecemos. Una carta diferente, en la que desde luego no faltan cavas y champagnes”. En LA CANICA se cuida el afterwork “una prueba de ello es la carta de ginebras, más de una veintena de posibilidades. Una oferta muy amplia. Nos gusta que en LA CANICA se pueda disfrutar a cualquier hora del día”. En este sentido “ofrecemos una carta permanente. Siempre hay servicio de cocina. Durante las tardes, se puede picotear y quién lo necesite puede comer tarde o cenar pronto. Y también por la noche hay un excelente ambiente para tomar copas y disfrutar de unas veladas agradables después de la cena”.  Y es que además hay una propuesta muy interesante de cócteles elaborados por Oscar Pinoque ha sabido dar personalidad a esta propuesta de mixología”.

 

UN AMBIENTE ESPECIAL

LA CANICA junto a la gastronomía tiene uno de sus atractivos en “la atmósfera”. La decoración es agradable. Con personalidad. Y además se consigue un ambiente ciertamente acogedor. En LA CANICA del Campo de Las Naciones encontramos “un chester amarillo mostaza, ya emblemático y que marca nuestro estilo estético. Raíces clásicas con un guiño a la personalidad y modernidad. La decoración la hemos cuidado mucho. Nos parece muy importante para que nuestros proyectos sean acogedores. Hemos buscado una personalidad propia. La decoración es un diseño de Zooco , y estamos muy contentos con los detalles”. En LA CANICA, según el local, los colores son armónicos; las vajillas y las cristalerías diferentes. La barra tiene una presencia importante. En definitiva “LA CANICA es futuro. La gastronomía vuelve a sus orígenes, producto de mercado. Nosotros ofrecemos esas recetas de siempre con interpretaciones de hoy”. Elaboraciones de persona a persona.

 

GALERÍA

 

 

Fotografía cedida  por LA CANICA y Ceviche de Sandía

LA CANICA DE NACIONES

Avenida de los Andes nº 25, Locales 2 y 3.

28043 MADRID

Phone:  913201503/ 917419453

Horario: L- J 13:00 a 1:30/ V-S 13:00 a 2:00/ D. 13:00 a 0:30

LA CANICA DE INFANTA

C/ Infanta Mercedes  nº105.

28020 MADRID

Phone: 915720052/ 915022670

Horario: D-J 13:00 a 1:30/ V-S 13:00 a 2:00

Precio medio: 30 euros

www.lacanicamadrid.com

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest