En LA CEBICHERÍA DE TRAFALGAR se trabaja con las esencias. Con elementos imprescindibles. Una palabra: la frescura. Un sabor: el cebiche. Un placer: la gastronomía. Con estas premisas LA CEBICHERÍA DE TRAFALGAR y su chef Jaime Monzón lo consiguen. Nos sorprenden con una carta de sugerencias que se renuevan en una cocina que nunca para, y donde disfrutar plenamente de las causas, los tacos de tartar de ternera y los tiraditos. Y desde luego con los cebiches. Todo armonizado con una coctelería en la que el mojito de pisco triunfa. Tradición y personalidad mandan en este espacio situado en Trafalgar que presume de terraza y de una cocina 100% original. 100% auténtica. 100% peruana. ¿De dónde sino?  Autenticidad. Magía. Precisión. Sabores que encandilan sin matices. Carácter que marca una cocina basada en el producto.

 

CON B DE CEBICHE

En LA CEBICHERÍA DE TRAGALGAR la bienvenida es tan cálida que solo puede venir de un lugar: Perú. “Su cocina es Patrimonio Cultural de Perú y como tal lo tratamos”. Charlamos con Jaime Monzón. Su pasión es el cebiche. Lo sabe tratar como nadie. Como chef de LA CEBICHERÍA DE TRAFALGAR es un amante rotundo del producto fresco. “Somos un restaurante peruano que toma como base el cebiche, el plato clásico e identidad de esta tradición gastronómica y evoluciona su concepto con guiños a la cocina nikkei”.  En este espacio acogedor, fresco, con aires marinos, las nuevas recetas van naciendo.  “Optamos por propuestas frescas y saludables como el ají de gallina, porque sabemos de la buena acogida que tiene entre el público”. Platos para disfrutar en la terraza o en el interior. En un espacio tan íntimo como coqueto“LA CEBICHERÍA DE TRAFALGAR está concebida como una pescadería por el interiorista Ricardo de la Torre, y dispone de dos plantas: la principal, con una barra de mármol, que recuerda a las de las pescaderías antiguas, con capacidad para seis personas; y la planta inferior, con taburetes y bancos con capacidad para 20 personas. En este espacio se crea un ambiente muy especial”. En Perú, cebiche se escribe con b. Como en LA CEBICHERÍA DE TRAFALGAR. Nos lo cuenta el chef peruano mientras elabora los platos en una barra a la vista de los comensales. “Somos de los pocos restaurantes que centra toda su propuesta en la gastronomía de este país sudamericano y convierte al cebiche en el protagonista de su propuesta. Nuestra base son los clásicos de la cocina peruana. Por supuesto los cebiches son los platos estrella, tanto en su versión más tradicional, como el cebiche clásico peruano; como en la más actualizada, como los cebiches de atún rojo y el de salmón”.

 

UN PATRIMONIO INCALCULABLE

En LA CEBICHERÍA DE TRAFALGAR saben muy bien lo que hacen. “Una cocina fresca. Equilibrada. Respetuosa. Basada en un producto de calidad”. Es la definición perfecta de la propuesta en este rincón de Chamberí. Una cocina peruana con brillantes influencias de la cocina nikkei. “Imprescindibles resultan el cebiche con leche de tigre, el tiradito de pez mantequilla, el mollete de panceta o el arroz con pato. Elaboraciones para maridar con cócteles como el mojito de pisco”. Entre horas, los platos fríos hacen elogio de ese país donde la gastronomía supone un disfrute en todos y para todos los sentidos. “Las causas son deliciosas como la de pulpo, la de txangurro y la de pollo. Los tiraditos, como el de pez mantequilla con leche de tigre de maracuyá y el de salmón o el taco de tartar de ternera. Tampoco faltan los platos emblemáticos como el cau cau marino y el sudado de pescado, o los molletes de lomo salteado. A la hora del postre hay que dejarse mimar por el tres leches en infusión de pisco con helado de jengibre, el cremoso de chocolate negro con lúcuma y tierra de almendras y el espectacular arroz con leche con sorbete de mango y maracuyá”. Es Perú, es producto. Son raíces. Es cocina sincera y de verdad.

 

DEGUSTANDO PERÚ

La esencia, los sabores y los deleites de la carta encuentran un lugar vibrante en el Menú Degustación. “En la terraza de LA CEBICHERÍA DE TRAFALGAR  ofrecemos el menú degustación, pensado como un resumen perfecto de toda la gastronomía del restaurante. Nuestros comensales pueden disfrutar de estos platos tanto a mediodía como en horario de cenas y sin necesidad de reserva previa”. El maestro de ceremonias de esta sugerencia es el pisco sour de bienvenida. “Continuamos con la trilogía de causas –láminas de pulpo y su crema de aceituna botija, txangurro con mayonesa de rocoto, y pollo de corral desmigado con cremoso de tomate seco– para pasar al cebiche peruano clásico, pesca del día y su leche de tigre. Después, se sirven el taco crujiente relleno de steak tartar y el molletito de panceta ibérica confitada, boniato y cebolla encurtida, seguido del cau cau. Como colofón, el postre incluido es el bizcocho tres leches en infusión de pisco y helado de jengibre”. Los colores no están solo en los platos. El verde de los cactus, el azul y el blanco de los muebles o la vajilla crean un ambiente tan apetecible como la cocina de Jaime Monzón. Esa experiencia culinaria que solo se puede escribir con P de Perú. Con permiso del cebiche. Una propuesta apasionada por los sabores auténticos de una cocina repleta de magia y de plenitud.

 

GALERÍA

 

Fotografía cedida por LA CEBICHERÍA DE TRAFALGAR

LA CEBICHERIA DE TRAFALGAR

Trafalgar nº8

28010 MADRID

Phone : 919 19 17 49

Precio medio: 25 euros/ Precio menú degustación: 27,50 euros.

Horarios: M-J 13:30-0:00/  V-S 13:30/ 2.00h/ D. 13:30/16:30/ Lunes cerrado

LA CEBICHERÍA DE TRAFALGAR. Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest