LA LONJA DEL MAR tiene el sabor especial de un puerto pesquero donde cada mañana arriban los barcos -grandes o pequeños- con lo mejor de cada noche de faena, en alta mar. Sabores, olores, sensaciones y aromas de un lugar muy especial donde el producto fresco es la esencia de cada bocado. En LA LONJA DEL MAR se inicia una nueva etapa volcados en un proyecto pensado para disfrutar con lo mejor. Todo gira alrededor del pescado y del marisco. Plenitud de sabor. Calidad impecable. Brillantez de ejecución. Protagonismo único para la excelencia de la materia prima marinera. En LA LONJA DEL MAR todo tiene lenguaje propio. La elocuencia de la calidad. La consistencia de la sencillez. La fuerza de una carta sin artificios. A cada bocado se le llama por su nombre y así se saborea sin intermediarios.

 

FRESCURA Y CALIDAD

LA LONJA DEL MAR está llamada a convertirse en el puerto pesquero y gastronómico de Madrid. Un proyecto ubicado en un espacio de privilegio -en la Plaza de Oriente– inicia una nueva etapa apostando plenamente “por el mejor producto sin matices. Somos nuestros propios proveedores y por lo tanto la calidad de nuestros pescados y mariscos es absoluta. Calidad única. No son palabras, es la esencia imprescindible de esta nueva etapa”. Carlos Gutierrez -director de LA LONJA DEL MAR– transmite convencimiento, coherencia y trabajo en este proyecto que toma nuevos aires. Y es que como nos explica el propio Carlos: “Nacemos de la ilusión y el amor por la cocina y el mar”. En este sentido, ellos mismos nos recuerdan: “Cada madrugada es nuestro ejercicio de responsabilidad elegir lo mejor de los mares y océanos y destinarlo a nuestras mesas. junto a nuestro esfuerzo y humildad es nuestra mejor herramienta para hacerles felices”. En LA LONJA DEL MAR encontramos al frente de los fogones a Fernando NegriChef Ejecutivo– muy ilusionado con un proyecto donde se respira a mar abierto, se siente la sabiduría cotidiana del pescado recién capturado, se disfruta de unas elaboraciones donde se respeta la materia prima como objetivo único. Cocina de producto. Cocina de esencias. Cocina de sabor. Cocina de personalidad. Siempre pensando en que “los comensales disfruten de la verdadera esencia del mar a través de una materia prima de calidad cocinada con mucha pasión”. 

 

UNA CARTA CON BRILLANTES SABORES ESENCIALES

La carta de LA LONJA DEL MAR rezuma sabor marino por los cuatro costados. Frescura mañanera con lo mejor llegado a puerto. Esencia de una cocina y de un proyecto que llama la atención en cada sugerencia de la cocina: “La gamba blanca llega desde Huelva o desde Palamós. La gamba roja llega desde Denia o desde Santa Pola. El carabinero de Cádiz. La almeja es gallega. La cigala de Asturias o de Huelva. El bogavante de Galicia. Los berberechos Jumbo son un espectáculo. En LA LONJA DEL MAR todo nuestro producto tiene nombre y apellidos. Es del día”. Propuestas donde no falta “para empezar sugerencias como la lasaña de centolla, piparras y huevas de arenque; el pulpo en adobo a nuestro estilo; la vieira braseada con crema de calabaza y queso azul; el timbal de guacamole de mango y vinagreta de piñones y naranja; o el risotto de langostinos del Mediteráno y berberechos Jumbo”. Y así aparecen los pescados, grandes estrellas de la carta que a diario se cocinan de forma personalizada y muy pendientes de lo llegado a puerto. Por allí pasan sugerencias como “el esturión siberiano, una de nuestras señas de identidad que maravilla a quién lo prueba, lo presentamos con crema de limón, pak choi y frambuesa. La merluza de anzuelo; el atún rojo; el rodaballo; la lubina salvaje y desde luego el rape con salsa de oricios, piña y ajetes tiernos o el chipirón de anzuelo en su tinta con arroz salvaje libanés”. Además siempre “a diario surgen otras propuestas, otras sugerencias determinadas por el día a día, la calidad y la frescura del pescado”. En LA LONJA DEL MAR“nos gusta también ofrecer buena carne. Recetas como un delicioso steak tartare; una carrilllera de ternera con reducción de Oporto y crema de coco; las chuletillas de lechazo a la brasa  o un maravilloso chuletón de vaca vieja con 16 meses de maduración son algunos de nuestro bocados para los más carnívoros”. Encontramos también la posibilidad de dos Menús Degustación con sugerencias como “un ceviche mixto de lubina, pulpo gallego y gambeta blanca mediterránea o un ravioli wonton crujiente de chirrión dulce y su tinta”.

 

VITALIDAD DIVERTIDA

Los postres son marca de la casa. Postres caseros de elaboraciones cuidadas y en ocasiones deslumbrantes. Imprescindibles como “la tarta Kinder de La Lonja para los chocolateros; el flan de queso Idiazabal, tallarines de membrillo y helado de vainilla de Tahití; la torrija infusionada en vainilla con salsa de cereza y helado de amarena es uno de los que siempre entusiasma; y la piña asada al caramelo de eneldo, sablé de jengibre y helado de leche de coco es otro de esos que nunca falla”. Y a quién les guste el rechaud aparecen en sala y a vista de todos “unas maravillosas crepes Suzette o también unas fresas gratinadas”. La bodega en LA LONJA DEL MAR está a la altura de todo el proyecto: “Contamos con más de 200 referencias. Referencias de siempre y más nuevas de bodegueros pequeños. Intentamos ofrecer un buen recorrido por las diferentes Denominaciones de Origen. Además también disponemos de una cerveza propia de autor; y elaboramos un vermú casero en el que se maceran más de 20 especias que lo convierte en algo muy especial”. En LA LONJA DEL MAR disfrutamos también de una deliciosa barra, luminosa y alegre donde degustar muchos de estas propuestas. Y desde luego ofrece una de las terrazas más sugerentes de Madrid: “En la propia Plaza de Oriente, junto al Teatro Real y mirando al Palacio Real mientras se puede saborear una carta de arroces marineros -marca de la casa- y otras muchas sugerencias de la cocina de nuestra casa”. Y para quién quiera algo más distendido “tenemos LA TABERNA DE LA LONJA. Ambiente de picoteo, producto de primera y arroces espectaculares en un entorno familiar y del taberneo del bueno”.

 

UN ESPACIO ÚNICO DEL MADRID DE LOS AUSTRIAS

LA LONJA DEL MAR está ubicado en un edificio histórico del Madrid de los Austrias. “Aquí durante mucho tiempo estuvieron las dependencias del Patrimonio Nacional. Ahora ya habilitado como espacio gastronómico nos encontramos en un lugar único. Teatro Real. Palacio Real. Jardines de Sabatini. Catedral de la Almudena. Sabemos que tenemos un tesoro y como tal lo cuidamos”. Y es que desde la primera planta del restaurante los ventanales miran a los ojos a la fachada principal del Palacio que hacen “que ya sea de día o de noche tengamos una imagen única de este Madrid histórico”. Todo en un entorno decorado “en colores que han sabido recrear las texturas de lo más profundo del océano para trasladar al comensal directamente al corazón del mar”. Un lugar sereno y tranquilo para disfrutar de una buena cocina.

 

GALERÍA

 

Fotografía cedida por LA LONJA

LA LONJA DEL MAR

Plaza de Oriente nº6

28013 MADRID

Phone:  915 41 33 33

Horario: D-J 12:00 a 0:00/ V-S 12:00 a 1:30

Precio medio: 50/60 euros. Menú degustación: 60 euros/ En taberna desde 15 euros

www.lalonjadelmar.com 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest