LA RETASCA ya está aquí. Y ha llegado para quedarse. LA RETASCA es una de las grandes aperturas de este otoño en BULBIZA, el nuevo destino gastronómico de Madrid que marca tendencia desde el Barrio de El Retiro. Estamos ante la recuperación más plena de la tasca más auténtica. En LA RETASCA se escuchan, sin parar, esos «¡Marchando!» o «Al fondo hay sitio». Banda sonora de las barras más castizas. Sin formalismos. Sin reservas. Sonidos de grifos de cerveza. Tintineo de cubiertos que rebañan platos. Picoteo informal que -como por arte de magia- se transforman en suculentas comidas con largas sobremesas. No hay horario. No hay tiempo. No hay prisa. En LA RETASCA se recupera ese ritmo de una vida que se disfruta en cada minuto con cada detalle. Es un espacio diseñado para saborear nuestros orígenes. Sin complicaciones. Con calidad. Y con un excelente producto. Saboreando la grandeza de los bares. La grandeza de la vida.

 

REVISANDO LAS ESENCIAS

LA RETASCA inicia andadura. En la calle Ibiza, en el Barrio de El Retiro, implicada al máximo en el novedoso concepto de BULBIZA. «Un destino gastronómico donde se dan cita distintas propuestas de primer nivel, siendo zona de peregrinaje gastronómico para madrileños y foráneos».  LA RETASCA aterriza como un concepto arraigado en la tradición, en el sabor, en el recuerdo. Tradición actualizada preservando plenamente las raíces de las tascas de toda la vida. Un encuentro con el valor de la simplicidad y de las esencias. Una vuelta a lo clásico más moderno que nunca. LA RETASCA es una idea de Juanjo López. Una nueva apuesta que llega de la mano de un profesional que sabe muy bien lo que quiere y lo que hace. LA TASQUITA DE ENFRENTE y LA COCINA DE FRENTE son dos ejemplos que hablan por sí solos. La primera de ellas, convertido en el gran templo del producto ha sabido renovarse y mantenerse como una de las grandes referencias gastronómicas de Madrid. La segunda -instalada también en BULBIZA– es una revisión gastronómica del cocido de siempre armonizada con una sugerente cocina de producto que conviven con sabiduría y equilibrio. Ahora llega LA RETASCA: una esperada recuperación de las tascas de nuestros padres y abuelos. Madrid en esencia. Sabor en plenitud.

 

LOS SABORES DE NUESTAS VIDAS

En la carta de LA RETASCA no falta nadie. De todo y para todos. Tapas clásicas como «los boquerones aliñados; las patatas bravas; la oreja a la brasa; los callos y el morro de buey; la ensaladilla rusa; el bacalao encebollado frito; los huevos rotos; las croquetas de jamón; la afamada tortilla Capel que es una tortilla de patata elaborada con manteca de cerdo en una receta de siempre; los champiñones al ajillo o el pulpo asado». Todas, sugerencias indispensables. Todas, partes de nuestra memoria de barras y aperitivos. Y -por supuesto- no podían faltar los bocadillos y las pulguitas. «El Pepito Ibérico; los calamares; la oreja brava; la tortilla francesa con bacon o el de lomo, queso y bacon». En LA RETASCA ocupan un lugar muy especial el laterío del bueno. Más concretamente de Los Peperetes: «Zamburiñas; berberechos; mejillones; navajas y sardinillas»: Y magníficas chacinas y quesos elegidos con cariño y sabiduría. Y así, llegamos a los guisos del día. Platos de cuchara que prometen ser la delicia de muchos mediodías. Propuestas increíbles y deseadas como «la carrillera guisada; las lentejas estofadas; las patatas con costilla ibérica; la fabada asturiana o el consomé con fino».  Y como buena tasca, las brasas también tienen un hueco en la carta: «Chuletones de Valles del Esla; pluma ibérica de Arturo Sánchez además de un excelente pescado como rodaballos y lenguados». Recetas que prometen ir rotando con sorpresas muy atractivas. En los postres, una nueva mirada a la tradición con ejemplos como «el arroz con leche o el flan». En LA RETASCA, la carta de vinos está muy cuidada. Buenas referencias. Selecta variedad en las Denominaciones de Origen. Armonías perfectas con el entorno. Además -desde luego- las cañas de cerveza tiradas en su punto son parte obligado del paisaje tabernario.

 

UN MONUMENTO A LA BARRA DE SIEMPRE

LA RETASCA es además -de todo- un excelente viaje a las imágenes de nuestra vida. Rótulos y cartelería que componen una cascada de recuerdos vitales. «Una comida sin vino es un desayuno». «Esta es una barra de codo». O algunos más de nuestro tiempo como «Aquí no hay wifi que valga». Retórica castiza para saborear una tasca que ha sido ambientada por el estudio de diseño Mena y Cruz.  La barra manda en un local donde, las mesas altas y los espacios, para compartir lo llenan todo. Las propuestas de la carta colorean las paredes, como reclamos obligados en un ambiente distendido, alegre y vital. Una taberna de verdad. Castiza y disfrutona. Un lugar donde se vive con felicidad la gastronomía más popular.

 

GALERÍA

 

Fotografía de Mikel Ponce y Ceviche de Sandía

LA RETASCA

C/ Ibiza nº38

28009 MADRID

Phone: 91 060 72 30

Horario: L-D 12:00 a 0:00

No admite reservas

Precio medio: 35 euros

www.laretasca.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest