LA TERRAZA DEL CASINO siempre deslumbra. Son más de 25 años -desde su puesta en marcha- que han servido para acrecentar y cimentar una calidad siempre determinada por la creatividad. Un espacio donde la cocina de vanguardia explica en profundidad la grandeza de un trabajo que no tiene límites. Es la propuesta personal de Paco Roncero que sabe -como nadie- empatizar con la gastronomía que viene. Una cocina de futuro elaborada en el presente. Lo nuevo se hace cotidiano; lo próximo se convierte en actualidad. Sabores. Texturas. Sensibilidad. Producto como emblema en unas sugerencias con firma personal. LA TERRAZA DEL CASINO es Paco Roncero. Plenitud y brillantez. Personalidad y exclusividad. Diferente. Moderno. Esencial. No hay moda pasajera. Sólo encontramos las raíces más grandes de la cocina más grande.

 

LA FUERZA DEL SABOR

En LA TERRAZA DEL CASINO siempre salimos al encuentro de la fuerza del sabor, de la excelencia de la cocina, con la naturalidad de la grandeza gastronómica. Paco Roncero lleva muchos años al frente de unos fogones que son referencia. Más de 25 años desde que llegara a LA TERAZA DEL CASINO, y más de 17 años como Jefe de Cocina. Creatividad. Imaginación. Ilusión. Novedad. Y siempre: producto. Una aventura cotidiana donde el brillo de la buena cocina junto a una técnica suprema hacen de LA TERRAZA DEL CASINO un espacio donde siempre hay que volver. Jerarquía de valores. Apuesta por unos cimientos sólidos. “En nuestra cocina hay mucha técnica. Pero desde el punto de vista estético y gustativo nos gusta ser sencillos. Sabores y producto. Hacemos una apuesta por las esencias, quizá la técnica no se visualiza tan fácilmente, pero hay una enorme base de técnica. Desde luego que estoy muy orgulloso de haber sido la mano derecha de Ferrán Adriá mucho tiempo en Madrid. Soy fiel a unos principios”.  En este sentido Paco Roncero nos explica: “En la cocina nos movemos por impulsos, eso es una realidad. A veces parece que siempre tiene que existir una historia a través de los platos, y es cierto que existe. Pero la cocina, la gran cocina está llena de impulsos y eso se traduce en vida, en imaginación y en creatividad”. Precisamente por todo ello en LA TERRAZA DEL CASINO encontramos un perfecto equilibrio “entre la cocina divertida, la cocina creativa y la cocina de producto. No renunciamos a nada. Buscamos una propuesta completa”.

 

EL MUNDO DE PACO RONCERO

Precisamente en LA TERRAZA DEL CASINO se ha puesto en marcha un sugerente recorrido, un atractivo viaje gastronómico. Un recorrido físico y gustativo por las diferentes estancias de la cocina de Paco Roncero. “Bienvenidos a mi mundo” es el nuevo Menú Degustación que nos traslada a  los espacios, las personas y los platos de Roncero. “Abrimos el Casino al comensal. Iniciamos el trayecto en el bar del edificio que es majestuoso y muy especial. Continuamos por el taller y la cocina; terminamos en la sala. Es un viaje por mi mundo gastronómico y espacial”. En toda esta apuesta “el equipo es esencial. Llevo 17 años con la misma gente y eso es básico. Siempre tenemos un grupo de gente que se dedica a la creatividad, a buscar propuestas nuevas. Y desde luego un equipo de cocina que ejecuta esas ideas. La creatividad es muy importante; pero la ejecución es imprescindible. Una gran idea gastronómica que después no se pueda plasmar en el plato no tiene recorrido. La cocina debe de pasar con naturalidad de la imaginación a la realidad”. Esa es la grandeza.

 

UN VIAJE DE EXPERIENCIAS ÚNICAS

Este recorrido tan especial por la cocina de Paco Roncero “comienza en el bar del NH COLLECTION CASINO DE MADRID. Snacks con sello propio – como los conocidos frutos secos miméticos- y un cóctel con cava y flor de sauco dan la bienvenida. Dominó en la cápsula del tiempo es el nombre del snack que se disfruta inicialmente. Y es que el viaje es gastronómico pero también espacial y temporal dentro del edificio del Casino de Madrid, inaugurado en 1910″.  La segunda parada es en el Taller de Paco Roncero: “Una propuesta de tradición, vanguardia e innovación”. El Taller -inaugurado en 2012- “es un espacio vivo, futurista, emocional, una herramienta única para crear experiencias multisensoriales en primera persona”. En ella se disfrutan de propuestas como “la pizza carbonara con trufa; aceite de olivo milenario; bocata de gazpacho andaluz o una deliciosa quisquilla thai”. En el Taller deslumbra un diseño donde cada detalle es importante. “Nada es convencional. Ni las presentaciones, ni los continentes”. Y del Taller a la Cocina. Alma y corazón de LA TERRAZA DEL CASINO. Un espacio donde se vive con certeza la inimaginable frontera de la gastronomía. El trajín se convierte en serenidad para presentar cada elaboración como una sugerencia única. “En la cocina es momento de experiencias como el buns de chili crab que se ha convertido en una sugerencia que entusiasma o la gamba roja que también es muy especial”. 

 

DONDE EL PRODUCTO ES LA ESTRELLA

Y entramos en sala . Majestuosa y cercana: “Formas geométricas, piedras preciosas y tonos azules. Un diseño deslumbrante del madrileño Jaime Hayón“. Un espacio que hace que LA TERRAZA DEL CASINO tenga ese carácter detallista que lo hace imponente y seductor. En esa transición desde la cocina a la sala se dispone para empezar de “agudeza y sincronización que nos sitúan ante la brillantez de un niguiri de pichón; una ensalada Cesar marcada por la diferencia y un increíble aguacate pibil”. Sentados en la mesa comienza una fiesta definitiva de producto con mayúsculas. Al frente de la sala, un impecable director de orquesta como es Alejandro Rodriguez: “Caja de mariscos; calamar encebollado; castaña, coliflor y caviar; erizo de mar, tendón e hinojo; kokotxa de merluza al pil-pil de curry; canapé de tórtola; lenguado a la mantequilla negra; royal de gallo con mole y conejo en civet, foie y cacao”. Precisamente es Paco Roncero quién nos explica que “el conejo es un manjar en la mesa que hay que descubrir. Nos gusta presentar y descubrirlo con todo el protagonismo que debe tener”. Más tarde, tiempo para la dulce provocación donde se disfruta de sugerencias como “el sandwich de calabaza y kumquat; Asía dulce; crème brûlée y chocolate y café”. Para terminar ya con el mercado dulce que hacen de este viaje, un trayecto repleto de sabor, percepciones y sensaciones. En LA TERRAZA DEL CASINO cada detalle se cuida. Un ejemplo es el sugerente carro del pan donde se prepara de manera indivual para cada mesa. Y así llegamos a la bodega donde “la reinvención diaria tienen una continuidad precisa”. Con María José Huertas como sumiller “las revisiones son diarias en una carta dinámica de 900 referencias, tanto nacionales como internacionales. Y es que la novedad actual reside en el formato, que el equipo de sala ha cambiado para sorprender y acercar mejor al comensal las características y el porqué de la elección de cada vino. La bodega la lleva directamente María José; es una excelente profesional que sabe perfectamente medir cada armonía”. Lo hacen mediante mapas y localizaciones geográficas de provincias y países por zonas frías y cálidas, seleccionando de cada una de ellas algunos de sus productos. Visual y divulgativo, el vino entra por los ojos.

ESENCIAS DE SIEMPRE PARA LA VANGUARDIA

LA TERRAZA DEL CASINO se convierte así en una experiencia única. Con Paco Roncero como inspirador máximo de una cocina donde triunfa la imaginación, este proyecto nos sitúa ante “una vanguardia técnica y creativa que se traduce, no solo en un estilo de cocina, sino también en la manera de ofrecer y entender la gastronomía como una experiencia sensorial única”. Una cocina “donde la creatividad es esencial, pero que al mismo tiempo la entendemos como algo divertido. Nuestros clientes vienen a disfrutar a LA TERRAZA DEL CASINO y eso hay que saberlo transmitir. La excelencia también es divertida. Hay que preservar un punto de cocina informal”. Sin perder de vista que “muchos comensales vienen buscando producto. Un producto de calidad y que siempre está presente con la temporada. Caza, verduras, trufa, setas”.  LA TERRAZA DEL CASINO es donde la vanguardia encuentra un espacio de sabor y de creatividad. Es la naturalidad de la grandeza.

 

GALERÍA

 

Fotografía cedida por LA TERRAZA DEL CASINO y Ceviche de Sandía

LA TERRAZA DEL CASINO

C/ Alcalá nº15

28022 MADRID

Phone: 91.532.12.75

Horario: M-S 13:30 a 15:30/ 21:00 a 23:00

Precio:  Menú La Terraza: 69 euros/ Con maridaje 84 euros/ Menú Ahora y Siempre 148 euros/ Con maridaje 180 euros/ Menú Bienvenidos a Mi Mundo 185 euros/ Con maridaje 245 euros

www.casinodemadrid.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest