Entrar en la fábrica de LA VIRGEN es descubrir un lugar tocado por el encantamiento. Un ambiente diferente. Una ilusión que se percibe en cada rincón. Un entusiasmo que trasciende a todos. LA VIRGEN, una cerveza pura -como les gusta decir- se ha convertido en una referencia cervecera en Madrid. Una apuesta que comenzaba hace cinco años y que manteniendo las raíces primigenias ha sabido crecer al ritmo necesario. LA VIRGEN ha sido la protagonista central de la revolución cervecera artesana que hemos vivido estos últimos años.

 

UNA CERVEZA DE CERCANÍA

Nos situamos en el año 2011. Tres jóvenes españoles trabajan en Estados Unidos donde se dedican a la publicidad. Ellos son Ana Coello; Jaime Riesgo y Cesar Pascual. Viven en San Francisco, una ciudad altamente tecnológica pero donde se percibe una vuelta a los oficios de siempre; Cesar nos recuerda como “en un momento determinado nos damos cuenta de como se vuelven a fomentar los oficios de toda la vida en un entorno muy desarrollado. Hacer zapatos. Fabricar muebles. Elaborar cerveza. Nos atrae ese trabajo de Maestro cervecero y decidimos traerlo a Madrid. Queremos el modelo de la Brewpub; y concretamente lo ponemos en marcha aquí en Las Rozas, de donde son Ana y Jaime”. Precisamente una vez tomada la decisión “Jaime se forma en Estados Unidos; Alemania y en España en el oficio de hacer cerveza”. Llegan a España con la idea clara de apostar por la cerveza artesana, que en Estados Unidos es un auténtico fenómeno social y gastronómico.“Nos miramos en un espejo. ANCHOR STEAM es nuestro ejemplo. Una fábrica, situada en San Francisco, pequeña inicialmente pero que ha sabido ir creciendo al ritmo óptimo para cubrir una propuesta nacional primero e internacional después”. Con esa referencia llegan a Madrid en un momento “en el que está arrancando en España todo el movimiento artesanal. Desde el principio sabemos que el primer paso para nosotros es Madrid. Tenemos que ser una cerveza premium y al mismo tiempo de proximidad. Sabemos que si funciona bien como producto local, luego irán llegando otras posibilidades”. Y es que piensan claramente que la cerveza artesana “es un producto de cercanía. Sí me dan a elegir entre Madrid y Japón; prefiero Madrid que es nuestro marco normal para una cerveza natural y fresca. Una cerveza artesana tiene que ser la referencia en su entorno. Esa es la prioridad”. Y cinco años después lo han conseguido. Han tenido que ampliar la fábrica para aumentar la producción; en la nueva ubicación hay también un restaurante; tienen su propia distribuidora; organizan todo tipo de catas y eventos. LA VIRGEN es en Madrid un auténtica referencia de calidad y personalidad.

 

MADRID SE MERECE ESTA CERVEZA

Cuando Ana, Jaime y Cesar diseñan LA VIRGEN piensan en todo. Absolutamente en todo. “Hemos trabajado mucho para perfilar cada detalle del producto que queríamos. Es básica la imagen de la cerveza. Y también el mensaje que hay que trasladar con nuestro proyecto”. ¿Como surge el nombre? preguntamos: “El nombre de LA VIRGEN tiene un significado claro: es una cerveza pura. Desde el primer momento queremos huir del concepto artesano; sencillamente porque no está muy bien aquilatado. Es un enunciado que ha evolucionado, que va cambiando y que legalmente también tiene unas características. No es un concepto muy claro; aunque lógicamente sí me preguntas en estos momentos te diré que hacemos cerveza artesana; aunque estamos mucho más cómodos con el epígrafe de cerveza pura”. ¿Y qué es una cerveza pura? seguimos preguntando: “Una cerveza pura es una cerveza sin filtrar; sin pasteurizar; sin estabilizantes; sin carbónico añadido. No lleva nada que no tenga que llevar la cerveza. Es una cerveza virginal”. Y precisamente en este contexto “desde el principio quisimos eliminar cualquier connotación religiosa, por eso la imagen de la marca, el logo es una mujer andaluza-madrileña con un toque retro, con un aspecto divertido. El nombre ha gustado mucho y el logo también”. Y es que detrás de esa imagen hay mucho contenido: “LA VIRGEN nace con la certeza de que Madrid se merecía una cerveza mejor. LA VIRGEN es la alternativa a la clásica cerveza de Madrid. Queremos que la gente identifique nuestro producto con la autenticidad. Una cerveza hecha con amor, sin trucos y sin prisas. Hacemos la cerveza, la embotellamos y la embarrilamos. No rompemos la cadena de frío. Hacemos un cuidadoso reparto con isotermos. La fábrica siempre está abierta para todos. Hay plena libertad para ver como se hace la cerveza. Se puede hablar con el Maestro cervecero para vivir de cerca todo el proceso. En LA VIRGEN no hay trampa ni cartón”. Y además hay “un buen rollo entre todos los que estamos implicados en este proyecto. Hay buen rollo y nos gusta contagiarlo. Aquí el límite es el cielo”.

 

MADRID LAGER. EL COMIENZO DE TODO

Cinco años después, en LA VIRGEN saben que parte del éxito se debe al primer producto lanzado: MADRID LAGER. “Hemos roto la tendencia. Una cerveza artesana no tiene que ser sólo para los cerveceros. Nosotros inicialmente optamos por esta lager que ha sido un éxito rotundo. MADRID LAGER es la cerveza del pueblo, de la calle. Sabíamos que tenía que ser la primera para que los consumidores habituales de cerveza industrial tuvieran un comienzo similar en los sabores. MADRID LAGER es la bandera, nos ha abierto las puertas de la hostelería. Y nos ha asegurado el apoyo de muchos clientes. Ha sido una autentica cerveza revolucionaria que ha roto muchos clichés”. Y es que como nos cuenta Cesar las cervezas artesanas habían cometido un error en España “dando una imagen de cervezas muy especiales para cerveceros. Nosotros elaboramos cervezas artesanas para todos. Lo artesano no significa elitista. Lo artesano debe de ser popular. Hablamos de cerveza, pero lo podemos aplicar a cualquier otro producto del mundo de la gastronomía”. 

 

UNA PROPUESTA PARA TODOS

Las cervezas LA VIRGEN están planteadas como un escalón progresivo desde el sabor tradicional de la lager hasta los más amargos. “Ese ha sido una de las claves para llegar como hemos llegado a todo el mundo. Apostar por una curva de aprendizaje. Tenemos tres cervezas fijas: MADRID LAGER, de baja fermentación, dorada, tradicional. Como ya he comentado nos ha abierto muchas puertas. Después llega JAMONERA, de alta fermentación estilo AMBER ALE. Tostada y de colór rojizo. Se llama así porque la probamos con jamón y nos dimos cuenta de que era un maridaje perfecto. Y la tercer es la 360º. Es una PALE ALE con extra de lúpulo. Mucho sabor y fresca”. Después llegan las cervezas estacionales “tenemos también tres: VERANIEGA es una AMERICAN PALE ALE  para el verano; la NEGRA con sabores cremosos de café y cacao, es perfecta para el invierno; y la de CASTAÑAS que elaboramos con castañas peladas a mano y que recoge todos los sabores de la Navidad. Esta es nuestra cerveza navideña. Esta cerveza en estos momentos todavía la tenemos a la venta y estará durante todo el mes de enero”. Y por último tenemos las tiradas especiales “son cervezas muy especiales, pensadas para los cerveceros. Ahí encontramos CARAJILLO STOUT que es de alta fermentación y es una maravilla; la MÄRZEN que es primaveral y veraniega de origen bávaro; TRIGO LIMPIO que tiene también alma alemana; CAÑONERA que es una IPA intensa; y la BUENA ESPERANZA que es una IPA de alta fermentación”. Estas son las propuestas que ofrece ahora LA VIRGEN; pero siempre están con ideas y proyectos nuevos que seguro seguirán llegando.

 

UNA CERVEZA DE CALIDAD

En LA VIRGEN “nunca hemos hecho una campaña de publicidad. Ha sido el boca a boca lo que ha ido extendiendo la cerveza por los distintos bares y tabernas. Nuestra mejor publicidad es nuestra propia cerveza. Nos da una gran alegría ver como un establecimiento que tiene LA VIRGEN para sus clientes es un lugar donde se valora la buena cerveza. Es una señal de calidad, pero una calidad que no es selectiva. Está al alcance de todos. Eso es lo más bonito”. Y Cesar nos explica que “se puede hacer un paralelismo con el café. Cuando entras en una cafetería y descubres una cafetera Marzocco sabes que allí el café es excelente y que se cuida al máximo. Cuando entras y hay un grifo de LA VIRGEN o en botella sabes que allí se valora lo bueno de la cerveza; que hay una apuesta personal por la buena cerveza. Nosotros no regalamos muebles ni sombrillas, simplemente fabricamos buena cerveza”. Está claro que después de estos cinco años “había un hueco en Madrid para la cerveza de calidad. Había una clara demanda y hemos sabido responder a esa demanda. Una apuesta por la calidad y la diferenciación. Nuestra cerveza está ahora en los mejores sitios y eso desde luego es muy significativo”. En LA VIRGEN nos recuerdan como ellos fueron los primeros que utilizaban un foodtruck con cocina industrial, en la primera fábrica. Un ejemplo de como siempre han buscado posibilidades nuevas:“Siempre nos ha importado hacer marca. Es nuestra gran apuesta”. Cinco años después podemos decir que con LA VIRGEN comenzó la revolución cervecera y que “esa revolución está aquí para quedarse”.

 

Fotografía cedida por LA VIRGEN

LA VIRGEN

C/ Turín nº13A

Phone: 910804742

28232 LAS ROZAS

MADRID

www.cervezaslavirgen.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest