Raíces y orígenes de la mejor cocina francesa. Tradición inteligentemente revisada. Sabores inconfundibles. Recetas que forman parte del prontuario de la gastronomía de Francia. Pasión sin limites. Cuidado esmerado de cada uno de los detalles. Así es LE BISTROMAN ATELIER. Un espacio diseñado para disfrutar de una gran cocina. El producto y la temporalidad marcan una carta que se construye desde las esencias. No es necesario inventar nada cuando lo propio lo llena todo. Y en este caso no hay dudas. Francia de norte a sur, de este a oeste. Platos y sugerencias que cautivan desde el aroma al sabor. Un proyecto que llega en el mejor de los momentos. Un espacio que Madrid necesitaba. Y es que en una ciudad donde se percibe una gran sensibilidad por la gastronomía, la cocina francesa debe ocupar el espacio que se merece. Por eso, LE BISTROMAN ATELIER sabe ocupar ese lugar. Apasionada dedicación a la mejor tradición. Aquí no hay modas pasajeras. No hay recetas perecederas. Hay fondo y consistencia. Hay personalidad. Convencimiento de que esta cocina es -en sí misma- la razón de ser de todo lo demás.

 

FRANCIA CON TODOS LOS HONORES

LE BISTROMAN ATELIER nos abre un magnífico y deseado horizonte gastronómico. Una cocina buscada por muchos que en Madrid -hasta ahora- tenía pocos lugares identificados. Un espacio dedicado en cuerpo y alma a la gastronomía francesa. Plenamente. Sin fuegos de artificios. Sólo disfrutamos de esencias, raíces, sabores, recetas, aromas de verdad. La cocina francesa con todos los honores. Con toda la personalidad. De la A a la Z. Tradición sin miedos. Calidad sin matices. El proyecto es de Miguel Ángel García Marinelli que lo impulsa junto a su socio y chef: Stéphane del Río. Y es que Miguel Ángel ha decidido abrir en Madrid una propuesta que ya ha experimentado en Marbella con un éxito más que contrastado. Además, él conoce bien la capital. A él le debemos lugares míticos -en su momento- como Tse Yang en el Hotel Villamagna o Café Saigón. Ahora apuesta por la cocina francesa que conoce bien por sus orígenes familiares. «Era un viejo proyecto que siempre me ha rondado la cabeza. Una propuesta de cocina francesa en Madrid. Ha surgido esta posibilidad y nos hemos embarcado en ella». LE BISTROMAN ATELIER lo encontramos en el siempre encantador Barrio de los Austrias, a un paso del Teatro Real. Un local que respira autenticidad desde el primer momento. Aires provenzales, con cimientos de un bistró refinado y gastronómico.

 

BISTRÓ Y ATELIER

En LE BISTROMAN ATELIER no hay dudas. La identidad es una: cocina francesa por los cuatro costados. «Buscamos una propuesta actualizada a través de recetas clásicas que han sido aligeradas, presentadas y elaboradas con un sofisticado toque personal, aunque sin perder la esencia del plato tradicional». Tienen muy claro que el producto es esencial y que la cocina está marcada por la temporada. Por eso nos explican que «cuidamos mucho la materia prima como base». Y además han sabido aunar -con maestría- el sabor y la informalidad de un bistró con la calidad de un atelier. En LE BISTROMAN ATELIER nos lo recuerdan: «Buscamos aunar el encanto y la autenticidad del clásico bistró con el toque elegante y gastronómico del atelier. Una tendencia que en Francia se denomina bistronomique y que viene a significar algo así como bistró gastronómico». Una armonía perfecta que viene acompañada por una cocina que fascina con una elegante sencillez repleta de expresividad. Pasión vital por los orígenes.

 

UNA CARTA QUE ENAMORA

La carta de LE BISTROMAN ATELIER es una lección magistral de la mejor cocina francesa. Recetario de la excelencia que sabe muy bien ensamblar con el producto de temporada. Propuestas intocables como «una maravillosa sopa de cebolla; sensacional el paté de campaña o el foie gras casero; espectacular la flor de calabacín rellena de brandada de bacalao y desde luego imprescindible la pissaladiere cinco lomos que es una especie de pizza que lleva anchoas, cebolla y tapenade de cebolla negra». Por supuesto que en LE BISTROMAN ATELIER siempre hay «una cuidada selección de ostras de diferentes partes de Francia y un icono de la cocina francesa como son los caracoles a la mantequilla de hierbas». Uno de esos bocados que siempre hay que probar es «la bouillabaisse elaborada con el pescado del día. Para quién le guste también el pescado merece la pena saborear -por ejemplo- la lubina con salsa Niçoise». En las carnes todas las sugerencias son muy apetitosas. «Desde los raviolis de Burguiñon de carrillera al tartar de solomillo de buey, pasando por onglet à ‘beaucoup’ d’echalotte, que es conocido como el bocado de la Reina». No nos olvidamos de «las mollejas de ternera salteadas con salsa de morilla y trufa; del pichón de Mont Royal en salmis o de la col rellena con pintada de Bresse y foie gras de pato». Y en los postres encontramos delicias como «la tarta Tatin; las fresas de Hugo; el mousse de chocolate con naranja; la tarta de limón; la pera Bella Elena y merengue o un delicioso baba al ron con helado de café». Y por supuesto siempre una impecable tabla de quesos franceses realmente sorprendentes que van rotando, con propuestas como: «Comté, Saint Nectaire, Camembert, Epoisses». La bodega de LE BISTROMAN ATELIER es francesa en toda su extensión. Vinos y champagnes cuidadosamente elegidos y que hacen de cada comida o cena un verdadero encuentro con la mejor cocina francesa. «Sesenta referencias de distintas regiones productoras con especial atención a Champagne, representada con hasta quince etiquetas tanto de grandes maisons como de pequeño productor».

 

AIRES PROVENZALES PARA UNA COCINA DE ESENCIAS

En LE BISTROMAN ATELIER se respira un ambiente plenamente francés también en lo estético. Coqueta fachada. Cocina vista. Aire provenzal. Decoración diseñada por el interiorista Javier Erlanz. «Ofrecemos un espacio tan elegante como acogedor mezclando ladrillo visto, vasijas, cacharrería de cobre y hasta ristras de ajos con lámparas de araña, asientos de tapicería fina y mesas de mantel de hilo sobre las que reposan la vajilla de porcelana de Limoges, la cristalería de Riedel, cubiertos de plata y, para la carne, cuchillos del marca francesa Opinel, con mango de madera de olivo». Desde que se entra por la puerta todo sugiere un aroma de excelencia y de sencillez, de elegancia y de precisión, de sabor y tradición. Francia cara a cara.

 

GALERÍA

 

Fotografía cedida por LE BISTROMAN ATELIER

LE BISTROMAN ATELIER

C/Amnistía nº10

28013 MADRID

Phone: 91 447 27 13

Horario: L-D 13:30 a 16:00/ 20:30 a 23.30

Precio medio: 50/ 60 euros

Facebook.Lebistromanatelier

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest