El Arte de Vivir se siente. Es el arte de la buena mesa. El que se vive y se disfruta en este lugar. Mesas sofisticadas, platos elaborados. Un sinfín de colores, texturas y sabores que derrochan creatividad y armonía. En la ciudad francesa de Narbonne -a sólo dos horas de Barcelona en tren- se levanta un espacio para los amantes de la gastronomía. Una fiesta en torno a la mesa donde se disfruta del producto en cada bocado. Cascada de bogavantes, ostras, foies, una bodega con los mejores vinos de la región, quesos y suculentos postres. En la variedad está el gusto. Exquisito, por cierto.

 

EL ARTE DE LES GRANDS BUFFETS

Tranquilidad. Es una de las premisas de este espacio. Genuino. Singular. Mayúsculo. El director de LES GRANDS BUFFETS, Louis Privat, nos recibe en su restaurante. “Ofrecemos una experiencia única: conocer el arte de la mesa francesa, disfrutando de una amplia variedad de platos tradicionales y una selección de los mejores vinos de la región al mismo precio que lo compraríamos al productor. Para que sea redonda, cuidamos mucho la decoración y el trato del personal”. El restaurante es un homenaje a la cocina francesa de fiesta, donde el buffet es el gran anfitrión. Ese que recibe a los comensales con un recorrido espectacular por la Francia más tradicional. “Proponemos vivir una auténtica fiesta gastronómica de la alta cocina tradicional que recupera las recetas clásicas. Los expertos nos consideran uno de los mejores buffets de Europa, algo que para nosotros es un orgullo”. Para entender este concepto, hay que volver a 1989. “Ese año creé el restaurante. Fuimos pioneros en proponer en Francia un restaurante que ofreciera solo buffet. Tres décadas después, seguimos trabajando por mejorar la calidad y ser un restaurante único. Siempre buscamos nuevas propuestas para que el cliente vuelva y se sorprenda como la primera vez”.

 

LA MESA: PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

Las joyas de la gastronomía francesa se hacen realidad en este espacio. “LES GRANDS BUFFETS ofrece al gran público el arte de la mesa francesa, declarada patrimonio inmaterial de la humanidad por la UNESCO. Los clientes viven una experiencia única en un espacio cuidado hasta el último detalle que nos transporta a épocas doradas con platos tradicionales de alta calidad en los diferentes buffets y especialidades preparadas al momento y al gusto del comensal”. El tiempo es otro de los aliados de este restaurante. O mejor aún. El no tiempo. Porque este lugar, levantado en tierra de viñedos, es una oda al slowfood. “Queremos que nuestros comensales se tomen el tiempo necesario en disfrutar de esta comida. Merece ser degustada con todos los sentidos. Queremos que los clientes no tengan prisa”.

 

LOS 7 MAGNÍFICOS DE LES GRANDS BUFFETS

Es hora de dejarse llevar por esas bandejas de plata, los panes recién hechos en un horno de leña o la gran variedad de mariscos. Es el momento de los sentidos.  “Sugerimos que  antes de elegir, los clientes recorran el espacio y lo disfruten. ¿Quieres un foie? Lo tenemos ¿Quieres chocolate? Lo tenemos. ¿Quieres queso? Lo tenemos. Aquí se puede saborear sin límites una cuidada selección de las recetas tradicionales de la cocina francesa y productos de lujo: homard a l’Américane, foie o cassoulet au confit de canard, asados a la antigua. La oferta es tan amplia como atractiva”. Un auténtico espectáculo es el buffet de quesos. El mayor de Europa. “Cuidamos mucho la presentación. Todo está dispuesto para el máximo disfrute. LA FROMAGE es uno de nuestros espacios más exclusivos con Camembert, Munster, 4 variedades de Roquefort, Comté, Salers, Morbier, Reblochon, Saint Nectaire.  Y así hasta más de 40 quesos que reflejan la diversidad del país”. Este es un lugar para disfrutar, probar, degustar. Y volver. Porque cada experiencia es diferente en LES GRANDS BUFFETS. “Imprescindible la bandeja de marisco con ostras, mejillones, almejas, bueyes de mar y salmón en todas sus formas. Y por supuesto, recomendamos visitar EL ASADOR. Aquí el cliente puede ver cómo los cocineros preparan a fuego lento bogavante a la americana, tuétano a la flor de la sal,  cassoulet o blanquette. Al fondo, cocinando a fuego lento cochinillos enteros, pollo de granja o codornices asadas”.

 

SUCULENTA L’OCCITANE

Y en esta tierra fértil, de viñedos y uvas, él es uno de los grandes atractivos. “Cuidamos mucho los vinos. Tenemos una bodega con un alto nivel y muy personal. La carta de vinos supone un recorrido genuino por las bodegas de la región de L’Occitane. Más de 70 referencias en copa o en botella al mismo coste que en bodega. También es posible comprar y llevarse a casa una de estas joyas del país vecino”.  Irresistible, LA PÂTISSERIE con su fuente de chocolate. “Diariamente, nuestros maestros pasteleros preparan un surtido de más de 50 postres: tarta tatín, macarons, milhojas, Paris-Brest, el Selva Negra o los crepes. Sin olvidar nuestros helados artesanos”. 

 

COCINAS CON MUCHO ARTE

El arte no se aprecia solo en la expresividad de los platos. También en las cocinas. “Son el corazón del restaurante. Y es importante que la expresión de belleza se refleje en cada momento. Por eso tenemos obras de arte colgadas aquí. Espacios donde aúnan arte y alta tecnología”. De aquí salen los platos elaborados con un producto excelente.  “El producto es otra de las claves. Las verduras y frutas son de máxima calidad y en su mayoría orgánicas. También ofrecemos platos sin gluten, con un sabor delicioso”. Y es que el clima que se crea en LES GRANDS BUFFETS invita a soñar con salones de película y platos de ensueño. Sabores y texturas infinitas para disfrutar al máximo.  Los bellísimos jardines rebosan encanto en cualquier época del año en un entorno de ensueño. “Abrimos los 365 días del año y queremos que esté todo perfecto en cualquier momento, tanto los interiores como el salón exterior situado en el jardín. Es un espacio diseñado por el paisajista internacional André Gayaraud y el escultor de arte contemporáneo Hervé Di Rosa. La iluminación a mano, muy cuidada, la firma Jean-Noël Cordonnier.”

 

UNA EXPERIENCIA SOBRE RAÍLES

Todo empieza unas horas antes. Cuando a través de la ventanilla va cambiando el paisaje. Renfe y SNCF hacen posible la conexión internacional de Alta Velocidad España – Francia con 21 destinos internacionales que trasladan al pasajero de centro a centro de ciudades como Madrid, Zaragoza, Tarragona, Barcelona, Narbonne, Carcasonne, Toulouse, Montpellier, Nimes, Aviñón, Marsella, Lyon y París”.  Al bajar del tren, la región de L’Occitanie, al sur de Francia, recibe a los viajeros con la sencillez y el buen gusto de los lugares con alma. “El entorno del restaurante es una ciudad mediterránea con 2.500 años de historia situada solo a 100 km de la frontera española. La experiencia permite disfrutar no solo de la gastronomía. También de esta ciudad histórica y urbana en un entorno natural preservado que ofrece relax junto al canal de la Robina, el mar y la montaña.” Y es aquí donde la experiencia se transforma en el Arte de Vivir: única. Inolvidable. Y repetible. Porque Narbonne es una fiesta. La de LES GRANDS BUFFETS. 

 

GALERÍA

 

 

Fotografía cedida por LES GRANDS BUFFETS

LES GRANDS BUFFETS

Rond Point de la Liberté. Espace de Liberté.

11100 NARBONNE

Francia

Phone: +33.468.42.20.01

Horario: Abierto 365 días al año. L-V 12:00 a 14:00/ 19:00 a 22:00 / S-D-F: 11:30 a 14:00/ 19:00 a 22:00

Precio: 35,90€  

Niños de 6 a 10: 17.90 euros. 

Niños hasta 5 años gratuito. 

www.lesgrandsbuffets.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest