En vísperas de la llegada de los Reyes Magos, el artesano Moncho López – que lleva años preparando uno de los roscones más ricos y afamados de Madrid para LEVADURAMADRE ORGANIC BAKERY– nos explica la clave para disfrutar plenamente del Roscón de Reyes.

 

CONSEJOS PARA DESCUBRIR DEL MEJOR ROSCÓN DE REYES

·Peso: Moncho López explica que“todos los roscones industriales están muy cargados de levadura, de gasificantes y muy hinchados. Son roscones que pesan poco y tienen mucho volumen”. Si el cliente no se fija, a simple vista y a igualdad de volumen, podrían parecer iguales a los artesanos, sin embargo estos últimos pesarán aproximadamente el doble que los industriales.

 

·Durabilidad: Un roscón artesano tiene una duración corta, de un día o dos aproximadamente, en cambio el industrial que está lleno de conservantes, colorantes y estabilizantes aguanta mucho más. “Para que nos hagamos una idea de lo que digo, basta con saber que hay grandes proveedores de roscón industrial que fabrican las piezas durante el mes de agosto”.

 

·Bolsa de plástico: Para conservar el roscón desde agosto hasta Navidad, lo meten dentro de una bolsa de plástico. “Los roscones que van en bolsa de plástico muy posiblemente no han sido elaborados esa noche, sino que han sido congelados, casi con toda seguridad, durante meses”. 

 

·Uniformidad: Como en casi todos los productos “cuando ves una partida de roscones y observas que son todos perfectamente iguales, simétricos diría, es un síntoma claro de que la elaboración está mecanizada. Mientras que las formas diferentes: uno más alargado, otro más redondo o más gordito en el extremo. Son indicios de que han sido formados yboleados a mano”.

 

·Natas: Este es un mundo aparte. “Nosotros, en LEVADURA MADRE  lo hacemos con una nata del 38% de materia grasa montada con 150 gr de azúcar glass por kilo; luego lo colocamos en el roscón frío para que no se baje la nata y punto, no le añadimos nada más. Y eso deberían ser todas las natas del mundo”. Lo que ocurre con el industrial es que no usan nata, ya que la nata del 38% es cara, y por eso se sustituye por chantilly (que es un producto de baja calidad) o bien por un preparado que se llama ‘mix vegetal’ que es más o menos lo mismo que una margarina “pero que una vez montado forma una pasta blanquecina, que trabajado con azúcar da una textura parecida a la de la nata que sin embargo deja en la boca una película aceitosa, como de petróleo, que empapa el paladar y no permite saborear nada”.

 

·Pobres en frutas: Lo más caro del roscón industrial son los ingredientes, mientras lo que encarece el producto artesano es la mano de obra, “por ello los artesanos no escatimamos en producto y por eso son piezas que suelen tener más fruta, más azúcar, más almendra. Porque lo que realmente cuesta son las 10/12 horas de la persona que está trabajando el roscón”.

 

·Conservantes: Si el roscón viene en una bolsa de plástico y en una caja preciosa pero cuando miramos los ingredientes vemos que hay conservantes, estabilizantes y que tiene una duración larga, desconfiemos, seguro que es un producto industrial.

 

Moncho López elaborando un Roscón de Reyes

 

Fotografía cedida por LEVADURAMADRE

www.levaduramadre.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest