Al lado de la concurrida Plaza de Castilla nace MACHICO. Un proyecto desenfadado con una propuesta informal que llega a todos los públicos. Con una carta muy amplia, este restaurante con una gastronomía internacional es una opción para ese break a primera hora de la noche. O de la mañana. Las sobremesas se alargan hasta el afterwork gracias a su oferta de cócteles y copas para tomar en cualquiera de sus tres espacios. Como dicen en MACHICO de puertas para adentro: “Bienvenido a tu casa”.

 

EL DESCANSO DEL GUERRERO

MACHICO es una opción de la que disfrutar a cualquier hora del día. Ese espacio donde terminar después de una larga jornada. O en el que empezar el fin de semana. “Para hacer MACHICO se necesita en primer lugar un caldo caliente de ilusiones cada mañana. Este espacio ha llegado para alimentar nuestro cuerpo y nuestra alma. Es un restaurante con una propuesta gastronómica que ofrece una gran variedad de platos de cocina internacional con un toque muy personal, basada en la búsqueda de unas excelentes materias primas, mimo en la elaboración y en una cuidada presentación”. Desayunos, comidas y cenas. ¿O por qué no? Un cóctel y una copa. Porque en la variedad está el gusto. Y el sabor. “Elegimos este local porque es un espacio acogedor y familiar en el que nuestros clientes se sienten como en casa. Un restaurante con varios rincones: la planta superior; la baja, compuesta por la barra, salón y una zona donde estar; y nuestra terraza, donde disfrutar del buen tiempo”. Álvaro de la Torre es el alma de la cocina. “Tras una intensa trayectoria en restaurantes como El Pescador, El Gordo de Velázquez y Perrachica y tras haber trabajado con chefs de reputada trayectoria como José María Ibáñez y Enrique Bouz, llega el momento de  poner toda la carne en el asador de MACHICO, donde nuestra cocina tiene un sello personal.”

 

HA NACIDO EL ESTILO MACHICO

Con la carta de MACHICO en la mano, resulta complicado elegir uno de los platos. Porque son muchos y reconocibles. Su propuesta supone una vuelta a los orígenes. “Para empezar, ofrecemos nuestras croquetas de jamón caseras. Otra opción para compartir es la ensaladilla rusa estilo MACHICO, el provolone con tomate y dátiles o nuestras patatas bravas. Las alcachofas confitadas, ralladura de manchego y cremita de setas se han convertido en uno de los entrantes favoritos junto a las anchoas”. Y para los amantes del queso, “elaboramos la focaccia al romero rellena de queso gorgonzola y pavo o  la cuajada de parmesano con carne de membrillo y tomate seco. Para ir abriendo boca podemos probar el hummus con pan de pita o los espárragos confitados, lascas de queso manchego y salsa kimizu. Y entre nuestras apuestas más cercanas, no pueden faltar el jamón de Jabugo con pan cristal y tomate o la cazuelita de callos a la madrileña”.En MACHICO las ensaladas tienen mucho protagonismo. La propuesta va cambiando según temporada. “Resulta muy saludable la de tomate andaluz, cebolla morada y ventresca; la mezcla de lechugas y gulas con aliño de vinagreta de boquerones en vinagreta; el tartar de tomate coronado con burrata y pesto genovés o las espinacas con pollo, picatostes con vinagreta de miel, mostaza y albahaca”.

 

UN GUIÑO A ITALIA

La de MACHICO resulta una cocina muy viajera. Non stop. Y muy divertida. “Como nuestra pasta, el  arroz y la pizza. Hay que probar el falso risotto de confit de pato y pasas; los tallarines indonesios con gambones y vegetales; la pizza tres quesos con bacon y confitura de higos o la de pollo, cebolla caramelizada, tomate seco y queso de cabra. Platos que resultan muy atractivos para saborear entre amigos”. Es esta una apuesta informal. Para compartir. Como “el tataky de atún rojo marinado con cama de nabo daikon y mayonesa de sriracha o el taco de gambones al ajillo y jengibre con lima y cilantro que llega justo a tiempo y armoniza a la perfección con una cerveza bien fría o uno de uno de nuestros vinos. Otra apuesta: la merluza a la plancha con crema de puerro asado o el salmón marinado con miel y soja”.

 

LARGAS SOBREMESAS ENTRE AMIGOS

Y para los que disfrutan de una buena parrilla. “Las carnes ocupan un lugar destacado en nuestra carta. Delicioso el entrecot con aceite de romero y batatas fritas; el codillo hecho durante 24 horas marinado en salsa hoisin; nuestro kebab de ternera con salsiky y salsa kimchi; la burger de ternera con queso gorgonzola, cebolla caramelizada en pan brioche; las costillas de cerdo con especias tandoori y yogurt ligeramente picante”. El momento de los postres llega acompañado de una copa o uno de los cócteles que nos ofrece su barra. “Para terminar, el coulant de chocolate con dulce de leche y almendra laminada con helado de macadamia; el arroz con leche y algodón de azúcar; la tarta fina de manzana con helado de dulce de leche o el cheescake con base de kit kat”.  Es este un buen momento para darse cuenta de que MACHICO no es un restaurante. Es ese lugar que te da la bienvenida siempre. Y te recibe con un “Bienvenido a tu casa”.

 

GALERÍA

 

Fotografía cedida por MACHICO

MACHICO

Agustín de Foxá nº 16, 18.

28036 Madrid

Phone: 912 30 15 15 / 912 96 64 52

Horarios: L- J  9:00 a 00:00/ V. 12:00 a 00:00./S. 12:00 a 01:00./Cierra los domingos.

Precio medio: 25 euros

www.machicorestaurante.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest