NiMÚ BARQUILLO es tendencia. Un espacio con una cocina de raices, que sabe mirar a la tradición apostando por la imaginación gastronómica. Producto seleccionado con cariño y precisión. Un entorno deslumbrante que envuelve con embrujo al comensal que sabe que en NiMÚ BARQUILLO se disfruta plenamente con lo sabores, las texturas y las recetas. Todo tiene su momento. Todo tiene una razón de ser. Y sus orígenes leoneses se perciben con franqueza. En este nuevo proyecto del GRUPO VAMUCA se apuesta por uno de los sellos de la casa: trato cercano y personal con cada cliente. Un sabio equilibrio que hace sentirse a todo quién se acerca a NiMÚ BARQUILLO en su propia casa. Luminosidad en un local que se identifica con un entorno gastronómico de calidad y audacia. Una barra seductora, una sala armónica, un proyecto que gusta mucho. En NiMÚ BARQUILLO se fomenta la cultura gastronómica a lo grande. Con la sencillez que hace de la brillantez algo cotidiano.

 

DISFRUTAR CON TODOS LOS SENTIDOS

NiMÚ BARQUILLO se ha convertido en una de las más atractivas aperturas de este otoño en Madrid. Un espacio con tres claves: calidad, producto y servicio. NiMÚ BARQUILLO aterriza con el respaldo de una experiencia muy trabajada en Madrid y en León. Es el GRUPO VAMUCA que en la ciudad de León tiene diferentes propuestas como NiMÚ AZOTEA, el restaurante LAV, CASA MANDO y los HOTELES CONDE LUNA y ALFONSO V. En Madrid este nuevo NiMÚ BARQUILLO es la continuación del primigenio NiMÚ BISTRÓ situado en el siempre recordado Hotel Adler. Detrás de todo este proyecto gastronómico y hostelero encontramos a Antonio Vazquez Muñoz- Calero -hijo del fundador del grupo, Antonio Vazquez Cardeñosa– y que ha sabido impulsar con inteligencia a un solido equipo gastronómico y profesional. Precisamente charlamos con Luis Méndez que es uno de los directivos del GRUPO VAMUCA y que trasmite con certeza y pasión la tarjeta de presentación del proyecto: “NiMÚ BARQUILLO  es un lugar de encuentro. Un espacio para comer o cenar. Un lugar donde resulta muy fácil disfrutar en todos los sentidos. Calidad y producto siempre con un buen precio. Nuestro cliente sabe comer y beber bien, y nosotros buscamos siempre tener la respuesta adecuada”. Unos principios que se perciben con personalidad en este nuevo espacio.

 

UN TRATO PERSONAL ÚNICO Y ESPECIAL

En NiMÚ BARQUILLO se hace una apuesta rotunda por “el producto fresco. Cocina de mercado, cocina cambiante al ritmo de la temporada. Y nos encanta la luz. Siempre luz, mucha luz. En NiMÚ nos gusta convertirnos en la extensión del comedor de la casa de cada cliente. Queremos que la gente esté como en casa”. Y es que una de las señas de identidad en NiMÚ BARQUILLO y en todo el GRUPO VAMUCA es “el trato personal con cada cliente. Para nosotros el personal de sala es imprescindible. Cuidamos con detalles personales a cada comensal. Siempre decimos que hay que mirar a los ojos de los clientes. Hay que leer los gestos, hay que adelantarse. Cualquier gesto, cualquier asunto es importante. Ayudar a una persona, entender una mirada, un saludo por el nombre. En definitiva conocer a todas las personas que se acercan a disfrutar con nosotros”. Esta es una de las formas de ser en NiMÚ BARQUILLO, una propuesta en la que se ejercitan a diario y por la que los clientes vuelven una vez y otra: “El trato personal siempre ha sido clave, pero pensamos que ahora tiene una vigencia especial”. Y es que como nos explican “queremos aportar un salto cualitativo en el servicio, queremos que sea nuestra marca de distinción junto a un producto muy bueno. Comer bien y que el trato sea extraordinario. Somos conscientes de que se puede comer muy bien pero si el servicio no es bueno, el cliente no vuelve. El servicio forma parte de nuestra manera de entender la gastronomía, está en nuestro ADN”.

 

PRODUCTO. SABORES. RAÍCES

La cocina elaborada con fuerza y personalidad que encontramos en NiMÚ BARQUILLO queda reflejada en una carta donde el producto es el protagonista. Los sabores saben armonizar a la perfección y la vuelta a las raíces prevalecen con fundamento. “Ofrecemos una cocina de mercado para personas a las que les gusta comer y beber bien, con precios equilibrados. En la cocina nuestro chef Hector Arias sabe muy bien equilibrar sabores y recetas”. Para empezar “hay que decir que los nigiris son uno de los platos favoritos. Es una interpretación nuestra del nigiri que está encantando a todos. En carta tenemos tres, ahora mismo. El nigiri de huevo frito de codorniz con fruta; el de morcilla de Burgos y el de gamba al ajillo. Son los elegidos entre más de 30 posibilidades que hemos probado y que lógicamente iremos rotando. ¡Están deliciosos!” En las propuestas de NiMÚ BARQUILLO también son un éxito los tartares: “El tartar de atún picante, una receta preparada con kimuchi; el steak tartare que preparamos con tobiko y es una maravilla; y ahora también el tartar de tomate, que es una sugerencia vegetariana con tomate, aguacate y granada”. Estos son algunos ejemplos de una carta donde las referencias reconocibles marcan un ritmo siempre atractivo: “Las croquetas de chipirón de anzuelo; el foie mi-cuit casero; la ensaladilla rusa con gambas; la cecina de León; el ceviche de vieras; los huevos rotos con morcilla de León; los tomates elegidos con burrata de La Puglia o la tortilla de alcachofas confitadas son algunas entradas perfectas para compartir”. Ya como platos principales entre los pescados llaman la atención “la merluza de pincho con pimientos del Bierzo; el bocata de calamares de potera con pan de cristal o los chipirones en su tinta”. Y entre las carnes hay que anotar algunas sugerencias increíbles “como pueden ser los callos a la madrileña; el solomillo Strogonoff; las albondigas caseras con verduras; y desde luego el chuletón o el solomillo con huevo frito de corral. Nuestra carne es de León, concretamente de La Bañeza y es de una magnífica calidad”.

 

UNA PERSONALIDAD DETALLISTA

En NiMÚ BARQUILLO es muy importante el postre. “Nos parece que se está perdiendo ese paso y desde luego nosotros siempre sugerimos que es un cierre perfecto para una buena comida. Nosotros no preguntamos eso de: ¿Postre o café? Ofrecemos postre para quién quiera y además nosotros los cuidamos mucho. Todo se hace en casa. Ahora mismo muy sugerente es el chocolate frito con culis de melocotón; una tabla de quesos divertida y diferente; y la maceta de tiramisú que siempre triunfa. Uno de nuestros postres emblemáticos es la tarta fina de manzana que pronto volverá a la carta y que es uno de nuestros clásicos”. En NiMÚ BARQUILLO “la bodega está especialmente mimada. Estamos en unas 60 referencias donde hay hueco para referencias conocidas; también hay otras propuestas menos conocidas y muy interesantes; y una tercera posibilidad son los vinos de nuestros clientes. Sí alguno de ellos nos pide que los vinos de su bodega estén con nosotros, lo hacemos encantados. En nuestra bodega además cuidamos mucho la conservación del vino de la forma más adecuada”. En NiMÚ BARQUILLO se apuestan por las raíces leonesas y un ejemplo es el Market que encontramos junto a la barra: “Un Market en el que nuestra idea es incorporar diferentes productos para la venta a nuestros clientes. Conservas, embutidos, aceites, vinos o legumbres. Gaspar Luengo es un buen amigo de la casa y allí tendrás siempre un espacio”. Y en la entrada junto al Market una espectacular barra circular llamada a convertirse en una referencia. “Para nosotros forma parte de nuestro proyecto. Una buena barra, con mesas altas. Para tomar un aperitivo, para poder comer bien con una ración. Y además una carta non stop durante el día para poder ofrecerla a cualquier hora. En la barra se puede disfrutar de una ensaladilla, de unas bravas, de un excelente jamón o queso. Siempre hay un solomillo o merluza a la romana. Es una carta que movemos con incorporaciones y sugerencias, por ejemplo incorporamos ahora una ración de gambas excelente. Siempre como un buen vino -de los nuestros- como puede ser un Rueda o un Ribera del Duero de Señorio de Nava“.

 

LA ARMONÍA IMPECABLE DEL ENTORNO

La llegada de NiMÚ BARQUILLO aporta mucho a una zona que se encuentra inmersa en una brillante renovación gastronómica. Un espacio donde cada detalle cuenta. “Un servicio excelente, con un producto excelente, en un entorno excelente. La decoración como siempre es de Pascua Ortega. Una decoración que nos parece moderna y cercana, y que marca con rotundidad nuestra personalidad”. NiMÚ BARQUILLO es una propuesta de calidad gastronómica, con un servicio único y personal y con unas sugerencias que saben conducirnos perfectamente desde las raíces más auténticas a los sabores más arriesgados. Un viaje de ida y vuelta con el éxito asegurado. Es la siempre cautivadora sencillez de la cocina más brillante.

 

GALERÍA

 

NiMÚ BARQUILLO

C/ Barquillo nº40

28004 MADRID

Phone: 91.426.32.25

Horario: M-J 11:00 a 1:00/ V-S 11:00 a 2:00/ D. 11:00 a 17:00

Precio medio: En barra: 15 euros/ En sala: 30 euros/ Menú del Chef: 25 euros

www.nimubarquillo.com

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest