Tres ofertas diferentes. Dos espacios distintos. Una cocina. Y mucho trabajo con un excelente producto. Esa es la llave del éxito de una nueva iniciativa del GRUPO TXOKO, en esta ocasión en la zona madrileña de Sanchinarro. OKELA centrada en la gastronomía del norte de España y SUSHI&BUEY en una oferta de sushi y hamburguesas gourmet han hecho de este proyecto un éxito evidente en muy poco tiempo.

 

EL ACIERTO DE UN PROYECTO

La imaginación y el trabajo es clave en el mundo de la gastronomía. Quizá eso explica que esta fórmula de OKELA y SUSHI&BUEY haya tenido el impacto que ha tenido. Alberto Pastor, su promotor, sabía lo que hacía. Con larga experiencia en este mundo y con proyectos que funcionan a la perfección, ya hace tiempo había puesto en marcha esta combinación en el área de Barajas. Su éxito ha sido tal que ahora ha comenzado en la zona de Sanchinarro con los mismos resultados. “Es verdad que hemos acertado en la oferta; pero también te digo que la clave está en la calidad. Ofrecemos calidad, mucha calidad a un precio asequible, pero no a cualquier precio. Nuestros clientes cuando vienen saben que se van a encontrar una cocina cuidada; una cocina sincera, saben lo que comen y perciben que mimamos mucho las cosas”. Alberto lleva muchos años trabajando en este entorno: “He estado con el mandil puesto, conozco lo que es estar a los dos lados. La gestión es muy importante desde luego, pero también hay que conocer lo que pasa en la cocina y desde luego en la atención a los clientes. La atención es una de las claves. Es muy importante. Hay que saber dar lo mejor a cada uno”. Quizá a alguien le pueda sorprender cómo se puede elaborar entorno a una sola cocina tres ofertas tan marcadas. Y precisamente ahí está uno de los atractivos: “Son tres propuestas con mucha personalidad. En OKELA se puede comer toda la gastronomía del norte y eso es muy sugerente; y en SUSHI & BUEY ofrecemos dos posibilidades muy diferenciadas pero muy complementarias. Se puede disfrutar en una misma mesa de una excelente hamburguesa gourmet y de unos sushis magníficos. Muchas veces en un grupo de amigos o en una pareja los gustos son distintos y no pueden disfrutar en la misma mesa. Aquí les damos esa posibilidad y además lo hacemos con un producto muy bueno y con unas presentaciones muy cuidadas y atractivas”. Y Alberto nos explica: “Tenemos una propuestas de una gran calidad y muy identificadas. Por ejemplo, en OKELA quien pida un chuletón sabe que es un chuletón extraordinario; en SUHSI & BUEY nuestros clientes saben que nuestra oferta japonesa es de una gran categoría y que nuestras hamburguesas gourmet son espectaculares”. La realidad es que estamos ante un proyecto ciertamente sugerente y que ha respondido con calidad y buen producto como cimientos básicos.

 

LA CALIDAD COMO SEÑA DE IDENTIDAD

Las cartas de los dos espacios están claramente diferenciadas. “Eso es muy importante”. Cada proyecto tiene su personalidad y su espacio muy definido. La carta de OKELA es una magnífica propuesta con toda la cocina del norte de España. “Una carta muy amplia y consistente donde destacan por encima de todo el chuletón de vaca madurado 40 días. Es un chuletón de un kilo sin hueso con el que pueden comer dos o tres personas perfectamente; el bacalao al pil-pil gusta muchísimo y los chipirones frescos en su tinta con arroz cremoso es una de las referencias más solicitadas. También tenemos otras muchas cosas que son muy especiales como la morcilla de arroz a la plancha con salsa agridulce y piel crujiente o el salmorejo con helado de queso de cabra y virutas de cecina de León. Sin olvidarnos de las rabas del Cantábrico con alioli de lima o las patatas bravas al estilo OKELA. Además a diario ofrecemos unos magníficos platos de cuchara como un marmitako, unas alubias rojas de Tolosa, unas lentejas estofadas, un cocido madrileño y unos garbanzos con bogavante. Nos gusta ofrecer una cocina que signifique una vuelta a las raíces, a la tradición. Apostamos por el puchero, por el buen puchero elaborado con un producto excelente”. Uno de los capítulos que nadie se olvida es el buen Ibérico que se ofrece: ” Aquí hay que buscar siempre lo mejor y en el jamón ibérico apostamos por uno muy bueno. Es jamón puro de bellota Señorio de Montanera de Badajoz”. En la otra propuesta, en SUSHI & BUEY, la carta tiene dos claros referentes: la gastronomía japonesa y las hamburguesas gourmet. Alberto nos cuenta que “las hamburguesas las cuidamos mucho. La  carne de primera calidad se prepara a diario. Tenemos muchas opciones pero, sin duda, la hamburguesa más solicitada es la SUSHI&BUEY con boletus y un toque de aceite de trufa blanca que la hace diferente. Todas las hamburguesas van acompañadas de unas patatas elaboradas por nosotros que también encantan. Y en la propuesta japonesa, la carta es una carta muy completa; quizá me quede especialmente con cuatro enunciados. Los uramakis de pera caramelizada por fuera y foie por dentro, los de queso de rulo de cabra con confitura de tomate;  y elaboramos uno que quizá no sea purista pero que está fantástico: es el ibérico que lleva tomate natural y jamón ibérico por fuera”. En los vinos “buscamos una carta sencilla y de calidad. Vinos buenos y que tengan un precio asequible, aunque desde luego también tenemos referencias clásicas”. En las propuestas vemos efectivamente vinos interesantes atendiendo a distintas Denominaciones de Origen. Encontramos muchos, anotamos algunos como Hacienda López de Haro de la D.O. Rioja o Ars Romántica de D.O. Ribera del Duero o un Líbalis blanco también de Rioja y donde prevalece la calidad. Y los postres nos dejan también algunas referencias clásicas, todas caseras y de calidad: “Tenemos un brownie exquisito como el flan de queso, natillas con galleta maria o la tarta fina de manzana que preparamos nosotros”. Por cierto, la oferta se completa con dos interesantes menús: un menú del día por 12 euros y un menú japonés con tres platos por 15.80 euros.

 

ATENCIÓN Y ENTORNO

En OKELA y en SUSHI&BUEY se cuida mucho el entorno. “Es muy importante la decoración, que la gente se sienta a gusto, que sea un lugar agradable”. En este sentido la agencia de comunicación Tresimedia ha encargado al Estudio Viteri/Lapeña la realización del proyecto de interiorismo y el diseño de los distintos ambientes de OKELA SUSHI&BUEY. El espacio se concibe como un ser vivo. En él se recrea la naturaleza con los jardines verticales que cubren algunas de sus paredes. El castellonense Francisco Segarra se ha encargado del diseño del mobiliario de ambos restaurantes. En tonos más oscuros y de estética vintage para OKELA, y sillas, taburetes y mesas altos, en tonos más claros y de líneas más desenfadadas para SUSHI&BUEY. También se puede disfrutar de una terraza cerrada y otra abierta.  Con esta nueva propuesta es evidente que se cimenta un proyecto donde la calidad del producto, la imaginación y el trabajo marcan unas pautas. Todo eso con un excelente servicio y una decoración también muy pensada. Y es que el resumen de esta iniciativa, por encima de todo, es claro: “¡queremos calidad!”.

 

GALERÍA

 

Fotografía de JOSÉ MARTÍN-SERRANO y cedidas por OKELA y SUSHI&BUEY

 

OKELA y SUSHI&BUEY

C/Principe Carlos nº22

Sanchinarro

MADRID

Phone: 911255643

Horario OKELA: 7:00 a 00:00

Horario SUSHI&BUEY: 13:30 a 16:30/ 22:00 a 24:00. Servicio a domicilio.

Precio medio OKELA: 30 euros

Precio medio SUSHI&BUEY: 20 euros

Menú diario: 12 euros.

Menú japonés:15.80 euros

www.eltxoco.es

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest