PAIPÁI tiene fuerza propia. Es un proyecto nacido con una gran energía. Una manera de ser y vivir que tiene el empuje de su creador e impulsor. El carácter de Fernando Ruiz -pura creatividad- es más que suficiente para que PAIPÁI se haya convertido en poco tiempo en un lugar muy especial. Fernando lidera con talento una cocina fusión -especialmente asiática y latina- de fantásticos productos, a un precio más que asequible. Con una capacidad llamativa para encandilar a jóvenes y mayores. El secreto de PAIPÁI es la constancia diaria y una renovación permanente que transmiten frescura, ganas y pasión por lo que hacen. Exotismo con fundamento en un entorno decorado con un gusto que armoniza a la perfección un aire viajero con una estética en sintonía impecable con el entorno. PAIPÁI gusta y apasiona.

 

PAIPÁI VIENE DE UN SUEÑO

Fernando Ruiz es vital. Ofrece una personalidad inquieta y arrolladora; de esas que le permite estar en varios lugares al mismo tiempo. Él lo confirma enseguida: “Me cuesta mucho estar quieto, no puedo quedarme en el sofá, siento que se me va la vida”.  Una vitalidad que es el alma de su apuesta gastronómica: “PAIPÁI viene de un sueño. Yo trabajaba en una empresa de consultoría. Empecé a viajar mucho por el mundo por trabajo. Me recorrí Latinoamérica; he estado en Chile, Bolivia, Colombia, Panamá, Puerto Rico…y también en Estados Unidos he vivido por motivos de trabajo. Además he estado bastante tiempo en Asia y siempre con una gran afición por la gastronomía. Viajando por el mundo comencé a coger ideas y a cocinar mucho. Intentaba reproducir en casa los platos que me inspiraban. Los hacía una y otra vez hasta que me salían bien. Volví a España y me dí cuenta de que aunque aparentemente todo iba bien, no era feliz con la vida que llevaba. Así que comencé a formarme en la Escuela de cocina Cordon Bleu, donde he adquirido mucha técnica y amor por la disciplina.  Paralelamente he dedicado todos mis esfuerzos a poner en marcha PAIPÁI. En este recorrido recuerdo con especial cariño mi paso por La Raquetista, junto al chef Javier Aparicio. He aprendido mucho de él”. Fernando también reconoce con orgullo que su cocina está “muy inspirada por mi madre. Ella es una excelente cocinera y yo me he pasado muchas tardes viendo como cocinaba. Siempre disfrutando”. El empujón que faltaba llegó de su entorno más cercano: “Para poner en marcha el restaurante ha sido clave el apoyo de mi hermano David y mi mejor amigo, Jorge. Ellos me han respaldado. Además David es arquitecto y ha hecho toda la ejecución de la obra”.  Un proyecto donde cada sugerencia, cada propuesta y cada detalle tienen una razón de ser.

 

UNA CARTA HONESTA, ORIGINAL Y DINÁMICA

La carta de PAIPÁI resulta tan atractiva como accesible: “Nuestro local está abierto a todas las edades, a todo el mundo. Puedes comerte unas patatas revolconas con torreznos y un bao de cochinita pibil en el que se fusionan Asia y Latinoamérica, y gusta a todo el mundo. Hay señoras de 70 años que vienen a tomarse un bao. Nuestra cocina tiene un toque de fusión pero solo uno. No tenemos cosas muy raras, queremos abarcar a todos los públicos. Hacemos cocina mediterránea con un único toque de fusión para que pueda ser accesible a un publico muy variado”. Para el chef entre los imprescindibles de su restaurante se encuentra el “Bonito & Mojito es un plato fresco, equilibrado y diferente. Se trata de una tosta de bonito marinado en mojito, guacamole ligero y mayonesa de wasabi”. Otro de los platos que diferencian a PAIPÁI es el “milhojas de aguacate y mango”, una opción refrescante y sutil perfecta para comenzar a comer. En constante evolución la carta de este restaurante ofrece propuestas como “el steak tartare con carne de wagyu con yema de mango o el maki con wagyu”. Las opciones de influencia asiática se completan con “los maki Paipái de langostino crujiente, aguacate, mayonesa japonesa, salsa tampico, korn flakes o el  niguiri de foie fresco a la plancha con salsa kabayaki“. Igualmente deliciosos los niguiri de huevo de codorniz con salsa de trufas. Bajo el lema “Calentando la tierra”, PAIPÁI ofrece platos clásicos con toques renovados y de fusión como “el canelón crujiente de pato confitado con salsa de naranja sanguina o las albóndigas de secreto ibérico, salsa de vino tinto y mole mejicano; el solomillo de buey, foie a la plancha, salsa de frutos rojos y pak choi o los crujientes de pollo con salsa de mostaza y miel”. Opciones sugerentes también en “Calentando las olas” como “el gambón crujiente con arroz vietnamita y salsa romescu o el pulpo a la brasa caramelizado con miel y oporto con puré de boniato morado”, en este último caso el encanto del plato se completa sin duda excelentemente con un emplatado colorista y seductor. PAIPÁI facilita opciones sin gluten en sus platos y postres como “el brownie vegano sin gluten ni lactosa” y seduce con otros finales dulces como “la tarta de chocolate negro y caramelo con flor de sal y la tarta de zanahoria con helado de mascarpone”. 

 

VINOS A LA ALTURA DEL EXOTISMO Y LA CALIDAD

Los vinos de PAIPÁI se ajustan perfectamente al concepto gastronómico de satisfacer a un publico amplio. “Por supuesto tenemos Ribera y Rioja pero muchas más Denominaciones de Origen de otros sitios, algunas que funcionan muy bien como Bo Bobal Único que es un vino de Utiel-Requena Valencia o el Licinia de Morata de Tajuña”. No faltan clásicos como “el Artadi de D.O. Rioja o Rivendel de D.O. Ribera de Duero y otras apuestas como Irrepetible de D.O. Manchuela;  Monastrell by El Sequé de Alicante o Juan Gil Plata de la D.O. Jumilla”. Sorprenden y agradan también propuestas semidulces como Vis a Vis Frizzante elaborado con uva verdejo con aguja, así  como la apuesta rotunda por los vermuts Nordesia Blanco, Rojo y Tinto. Un alto nivel en las armonías que combinan con buen gusto con el exotismo  y la calidad de los platos de este espacio gastronómico.

 

UNA FUSIÓN LLENA DE MAGÍA Y LUZ

En PAIPÁI siempre ha sido importante dar forma a las ideas: “Todo nuestro afán es fusionar Asia y Latinoamérica; por lo que el nombre debía contener ese toque exótico. Me traje un paipai de mis viajes a Japón, he hecho muchas cenas a mis amigos en casa, y siempre el arroz para sushi lo he abanicado con ese paipai. El nombre estaba ahí en mi casa durante muchos años conmigo y no caí en la cuenta hasta que me lo aconsejó Rocío Martínez Amoedo la responsable de la decoración del local”. Precisamente ese trabajo de decoración es clave en este concepto. Un diseño sensacional que ha realzado la amplitud del espacio. Luz, magia y equilibrio son las claves pensadas para que la cocina original y ambiciosa de PAIPÁI brille con luz propia. PAIPÁI es, en definitiva, una oportunidad única para realizar un viaje gastronómico intenso y divertido. Producto cercano y recetas viajeras hacen de este lugar un espacio perfecto para probar sabores y propuestas sugerentes.

 

 

GALERÍA

 

 

 

Fotografía de Borja Gómez

PAIPAI

Plaza del Perú nº 4

28016 MADRID

Phone: 913.48.67.88

Horario: L-S 13:00 a 01:00/ D. 13:00 a 17:00

Precio medio: 25 euros

restaurantepaipai.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest