Este año en el Festival de Teatro Clásico de Almagro es México el país invitado. Por ello, en el Parador de Almagro durante estas semanas de teatro se puede disfrutar de una propuesta gastronómica basada en el recetario de Sor Juana Inés de la Cruz, figura esencial para entender el México del siglo XVII.

 

GASTRONOMÍA Y TEATRO

Hasta el próximo 28 de julio en Almagro se vive intensamente el teatro.Y es que el Festival de Teatro Clásico es uno de los grandes acontecimientos escénicos con mayor proyección internacional. En esta edición, precisamente coincidiendo con que México es el país invitado del Festival, desde Paradores de Turismo se propone un sugerente Menú mestizaje. Todo fundamentado en un personaje esencial como es Sor Juana Inés de la Cruz. “La polifacética escritora novohispana nos descubre de manera apasionada y creativa la cocina de su época. Una gastronomía mestiza entre lo europeo y lo indígena, que ha marcado unos principios gastronómicos esenciales vigentes en la actualidad”. Y de esta forma “Paradores, en su apuesta por la recuperación de la cocina regional y tradicional, presenta este menú que ha sido diseñado por el equipo de cocina del Parador en colaboración con los expertos del Festival de Almagro”. Este menú está inspirado en el recetario del convento de San Jerónimo de Ciudad de México -que fue transcrito por Sor Juana Inés de la Cruz – y en la cocina tradicional manchega. El trabajo gastronómico está orientado a la elaboración de “platos llenos de contrastes donde se mezclan los sabores de ambos países que consiguen un maridaje perfecto entre España y el Virreinato de la Nueva España”. Historia. Teatro. Fusión. México. La Mancha. Armonía perfecta.

 

MENÚ DEL SIGLO DE ORO

·LOA: Comienza con salobreña de Almagro y agua fresca de Jamaica. En los entremeses: berenjenas de Almagro IGP; mojete que es una ensalada manchega a base de tomate, cebolla, aceitunas y clara de huevo; ensalada de nopales que es un cáctus conocido en la cultura prehispánica como planta de la vida, seña de identidad de México. Y por supuesto: guacamole a base de aguacate, jitomate, cebolla, cilantro y lima. Además en estos entremeses se continua con croquetas de gachas; migas; buñuelos de queso manchego sobre pisto -el guiso más manchego- del recetario de Sor Juana Inés y  para terminar tamalitos de frijoles refritos, un plato popular mexicano de origen indígena.

·JORNADA PRIMERA: Camarones, mango. El camarón, denominado así en la cocina mejicana, y conocido como langostino en la española, se sirve con una salpicón y puré de mango.

·JORNADA SEGUNDA: Perdices al chocolate. Una receta tradicional manchega a la que se añade chocolate negro. Un producto tradicional de los moles mexicanos que añade potencia y brillo a los guisos.

·JORNADA TERCERA: Jericaya con frutas de sartén acompañada de sorbete de piña asada. La jericaya es un postre del recetario de Sor Juana Inés de la Cruz al que se acompaña con las tradicionales flores manchegas.

Vinos de la región, selección del Parador armonizan este suculento abanico culinario. Para terminar café y ante de almendras, un bizcocho remojado en almíbar extraído del recetario del Sor Juana Inés, acompañado de pastas artesanas almagreñas. Todo acompañado de pan floreado -un pan candeal típico de Méjico en el siglo XVIII- y pan de Cruz IGP -pan candeal artesano de la provincia de Ciudad Real-.

 

GALERÍA

 

Fotografía cedida por PARADOR DE ALMAGRO

www.paradores.es

www.festivaldealmagro.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest