PONTEPEZ, es uno de esos espacios del barrio de Malasaña que guarda como un tesoro todas las esencias de su historia. Una cervecería que conserva todo el encanto de la taberna que fue allá por los años 20, renovada más tarde en la movida madrileña. Mucho han vivido los muros de piedra de un lugar auténtico como pocos; con un ambiente muy especial. Punto perfecto para el arranque de una noche malasañera. Un proyecto cercano y desenfadado, asequible para todos, con propuestas originales elaborados con buen producto. PONTEPEZ es un lugar icónico en el Malasaña más auténtico. Su hamburguesa con salsa de Jack Daniel’s es parte de la historia gastronómica del Madrid más noctámbulo.

 

EN PONTEPEZ TODO ES EMPEZAR

PONTEPEZ es el lugar idóneo para el disfrute. Sus originales y más que populares propuestas gastronómicas son parada obligada en este bar emblemático del barrio de Malasaña, rebosante de sabor y encanto. La autenticidad de una taberna abierta en el centro de Madrid, desde 1.924, que ha ido evolucionando y cambiando de propietarios; y por supuesto de estilo culinario. En estos momentos conserva a la perfección sus esencias gracias a Sergio González, el impulsor de PONTEPEZ desde hace 4 años. “Hemos mantenido el espíritu original aportando nuestras cosas, cosas nuevas”. Y eso se percibe desde que uno entra en esta taberna actual, sencilla, pero con estilo propio. Aires de juventud y frescura que se aprecian en el local y en sus platos.“Nosotros huimos del postureo: nuestro objetivo es ofrecer un buen servicio, que la gente esté a gusto y que coma cosas de calidad y a un precio asequible”. PONTEPEZ triunfa entre todos los que buscan el espíritu primigenio del barrio; un lugar en Malasaña donde cada bocado está muy bien elaborado; un entorno ideal antes de compartir una noche de copas con amigos por la zona. Ese ambiente Sergio lo conoce muy bien; ha vivido y disfrutado las divertidas noches del entorno; ahora lo sigue haciendo desde su propio establecimiento: “A mi siempre me ha gustado mucho la gastronomía; y además lo puedo compaginar con mi otro trabajo, en el departamento financiero de una editorial”. Él es el alma del local, su toque personal sin pretensiones es una clave en las señas de identidad. Él mismo es quién prepara los platos con cariño y esmero: Yo siempre estoy en cocina”. Además cuenta con un equipo de cuatro personas que le apoyan para atender PONTEPEZ, siempre en un ambiente de “buen rollo”. Habitualmente “la gente viene a primera hora y se queda hasta el cierre tomando copas”. Y es que en una atmósfera desenfadada y acogedora el tiempo se pasa volando. Nos llama la atención el nombre de PONTEPEZ, la respuesta es sencilla: “Es una expresión que significa hincharte a comer y beber”. Y es que al final TODO ES EMPEZAR, como leemos en una frase rotulada en uno de los espejos del local;  un rotundo mensaje para navegantes.

 

UNA PROPUESTA VITAL Y GENUINA

En la sencillez del menú encontramos uno de sus grandes atractivos. Una sencillez que convive con la originalidad y el carácter sugerente.“Los platos estrella de nuestra carta son ideas de gente joven de una escuela de hostelería que han trabajado aquí”. Todas son propuestas con personalidad como “el pollo con Krispies y salsa de mostaza dulce, donde la parte crujiente la aportan los cereales que lo envuelven. Es sin duda una de las propuestas imprescindibles para nosotros y una de las más demandadas por la gente”. Esta sugerencia -una de las estrellas- ofrece una presentación cuidada con un sabor delicioso. Otra seña de identidad de PONTEPEZ son “las hamburguesas. Por ejemplo la que llamamos PONTEPEZ y  que elaboramos con carne de ternera macerada en soja, con orégano, salsa Dijon y mayonesa”. Se presentan sin tapa, con pan tierno solo en la base, de modo que la protagonista es la carne. Y es que como nos explican, “este pan hace que destaque la carne, que es muy buena. Procede de Carnes del Bierzo;  trabajamos con ellos desde el comienzo del proyecto, tienen todos los certificados de la carne de máxima calidad”. Y así llegamos a una de las referencias de culto de PONTEPEZ: “Un clásico para todos es la hamburguesa de carne de buey de León con salsa Jack Daniel´s y cebolleta picada”.  Es uno de esos platos que marcan la personalidad de un proyecto. Pero hay más cosas, echando un vistazo a la carta aparecen propuestas como el montado de solomillito ibérico a la pimienta verde, la cecina de León o la tabla de quesos deLa Quesería del Pueblo que es nuestra tienda de referencia. La tabla lleva Comté de vaca francés, algo menos picante que su homólogo suizo; el Zamorano curado de oveja castellana con denominación de origen; Gutshöfer con leche cruda de cabra elaborado en Twente y el asturiano Azul de Cetin que procede de Panes y es de leche pasteurizada de vaca”. En este recorrido por la carta llaman la atención “las patatas con ali-oli de pera. Se piden mucho. Son suaves y sorprendentes, y el ali-oli está muy bueno”. Otra de las apuestas que nos encontramos, elaborada por Irene Moyano y Sergio, es “la hamburguesa vegana con quinoa y alubia roja, cilantro y guacamole con barbacoa de frutos rojos”; y por supuesto “la ensalada de rúcula con arándanos, pipas, mandarina y roquefort”. Deliciosa igualmente “la ensalada de pera y texturas de parmesano; sin olvidarnos de la de ventresca con pimientos del Bierzo”. Para cualquier ocasión no pueden faltar “las patatas con huevo, aceite de trufa y boletus edulis o la burrata fresca al acto balsámico”. Y para acompañar un combinado de ultima hora el postre de la casa es “una buena opción. La copa de helado con nata y caramelo con el acompañamiento correspondiente, y es que las veladas en esta taberna dan para mucho”.

 

LA FUERZA DE LO AUTÉNTICO

El reclamo de PONTEPEZ es absoluto. “Siempre está lleno porque la comida está muy rica y la gente pasa aquí un buen rato”. Esta es la explicación de Sergio, satisfecho al contemplar que su proyecto no pasa de moda. El ambiente que se crea contribuye al empuje del lugar. Entre sus muros de piedra del antiguo edifico de La Casa del Pez bullen las cañas y los brindis, especialmente los fines de semana en una atmósfera de celebración y armonía. También es un espacio idóneo para tomarse un buen vino, por ejemplo  al atardecer. La bodega asequible para todos, esta cuidada. “Los vinos nos los proporciona la distribuidora Madridaje, estoy muy contento con ellos. Les damos mucho juego, nos abrimos poco a poco a más Denominaciones de Origen y a distintos tipos de uva. Tenemos Riberas, Riojas, vinos del Bierzo, Jumilla, Tierra de Castilla”. Una bodega interesante y bien presentadaTodo en un entorno despreocupado, genuino y auténtico. Malasaña en estado puro. Decoración pop en un ambiente en el que se ha parado el tiempo; fotos y posters que nos llevan a una entorno mágico. Una decoración en la que colaboran todos, sin ir más lejos nos cuentan que “un amigo que es muy fanático de los cómics ha contado una historia gráfica con estos cuadros”.  Muchas son las historias que han nacido entre estas paredes de PONTEPEZ un clásico malasañero al calor del Madrid más tabernario entre cañas, tapas o vinos. Y esto no ha hecho más que empezar. ¡Queda mucho por vivir!

 

GALERÍA

 

Fotografía de Borja Gómez

PONTEPEZ

C/ Pez nº18

28004 MADRID

Phone: 915232933

Horario: M-J 20:00 a 01:00/ V-D 13:30 a 02:30

Precio mio: 15 euros

www.pontepez.es

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest