La fiesta de la gastronomía madrileña se ha vuelto a celebrar un año más en la Real Casa de Correos de Madrid. La fiesta es un punto de encuentro que reúne a más de 500 amantes de la gastronomía  organizada por la Academia Madrileña de Gastronomía, asociación sin ánimo de lucro, cuyo objetivo es fomentar la pluralidad gastronómica de la Comunidad de Madrid, dinamizando de un modo profesional todas las iniciativas propias y del entorno.

 

UN RECONOCIMIENTO AL MADRID GASTRONÓMICO

La fiesta de la gastronomía madrileña se ha vuelto a convertir en un vibrante homenaje a la gastronomía global de la ciudad, un espacio único por la variedad de cocinas y profesionales que conviven en ella. Como explica Luis Suarez de Lezo presidente de la Academia Madrileña de Gastronomía: “El reconocimiento a esta diversidad culinaria se proyecta en unos Premios, divididos en categorías por 50 académicos, en agradecimiento al esfuerzo de todos los que representan la gastronomía madrileña y ayudan a que sea el sector que más alegrías nos da a muchos, además de ser uno de los motores de nuestra economía, generando empleo y atractivo turístico enorme. Queremos que este momento se convierta todos los años en el día de reunión, el punto de encuentro de productores, restaurantes, clientes”. Y es que como nos recuerdan desde la Academia Madrileña: “La gastronomía vive un momento estupendo en todos los ámbitos de la Comunidad de Madrid. Aperturas constantes, variedad de cocinas internacionales de gran nivel, y cocinas regionales españolas; nuevos modelos de negocio gastronómico, rehabilitación de mercados tradicionales y mejora de oferta de ocio en el interior de los mismos; cada vez mejores productos de temporada, mejor vino, tiendas especializadas”. Por ello la Academia Madrileña “busca generar contenidos informativos y didácticos de calidad, así como dar a conocer nuestra rica historia gastronómica y quiere reivindicar el trabajo de todos los profesionales involucrados en este sector tan importante para la economía y el turismo de la Comunidad de Madrid”.  El cocinero Alberto Chicote , comprometido con la gastronomía de Madrid a través de los proyectos emprendidos durante años y su labor divulgativa, ha ejercido de maestro de ceremonias.

 

PREMIADOS

MENCIONES HONORÍFICAS: Norberto García, consejero delegado de Pescadería Coruñesas e hijo de Evaristo García, el hombre que fue capaz de convertir a Madrid en el mejor puerto de mar de España.

RECONOCIMIENTO A TODA UNA VIDA: Doña Julia Bombín que desde hace 50 años trabaja en la cocina de Asturianos. Un pequeño establecimiento que fundó junto a su marido y que ha llegado a ser uno de esos lugares especiales de Madrid que cuentan con el aplauso de cocineros y aficionados. Y el otro reconocimiento es para el restaurante Zalacaín y su jefe de cocina Benjamín Urdiain. Como cocinero ha conseguido los máximos galardones y, como persona, se ha ganado el aprecio de todos.

PREMIO AL PRODUCTO: LHuerta de Aranjuez, sinónimo de calidad en la producción de hortalizas.

PREMIO AL BAR: El Bar Alonso, un lugar donde durante más de 50 años han sido capaces de mantener vivo el espíritu tradicional de los bares madrileños. Bravas, torreznos, callos, riñones, bocadillos que representan toda la esencia de lo que los bares madrileños suponen para nuestra región.

PREMIO AL PUESTO DE MERCADO: El de Hermanos Gómez Ortiz que ha conseguido hacerse con un lugar especial, haciendo llegar la mejor volatería a cocineros aficionados y profesionales. Han desarrollado un gran trabajo de divulgación de la caza en el terreno de la gastronomía.

PREMIO AL PLATO CASTIZO:  Lucio Blázquez, de profesión tabernero. Como reconocimiento a su larga trayectoria y a su labor como embajador de la cocina madrileña, con sus populares huevos estrellados, un plato que ya es historia de la ciudad.

VINOS Y LICORES: La Tintorería. Un proyecto que, movido por tres grandes profesionales, ha ayudado a dinamizar el mercado del vino, poniendo al alcance de muchos aficionados y de muchos establecimientos de hostelería, referencias nacionales e internacionales de gran calidad.

PREMIO AL PROYECTO INNOVADOR: Rodrigo de la Calle. Creador del concepto de Revolución Verde, ha sido un apasionado de los productos vegetales y no ha parado hasta conseguir desarrollar un proyecto absolutamente personal: un restaurante de alta cocina con un menú donde los vegetales y hongos son los protagonistas y, la proteína animal, un mero sazonador en forma de jugos, caldos, lácteos y grasas.

PREMIO A LA SALA: Jorge Dávila, una persona que, a pesar de ser el Director del Grupo Álbora, no ha dejado su puesto en la sala ni el contacto directo con los comensales. Un magnífico profesional que ha dejado su impronta en todos los lugares por los que ha pasado y que ha sido capaz de actualizar los conceptos tradicionales del servicio de sala.

PREMIO A LA COCINA INTERNACIONAL: Ricardo Sanz, que con el lanzamiento del primer Kabuki ha sido el iniciador de la eclosión de la cocina japonesa en Madrid con una interpretación muy personal y de gran calidad que no ha dejado de evolucionar en estos 17 años. 

PREMIO A LA COCINA: Abraham García lleva -desde hace 41 años- haciendo disfrutar a todo el que ha pasado por su restaurante. Viridiana ha sido el lugar donde, mucho antes de que existiera el concepto de cocina fusión, la cocina española se daba la mano con productos y preparaciones mexicanos, norteafricanos o de cualquier otro lugar.

www.acedemiamadrileñadegastronomía.org

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest