REBEL CAFÉ salta a la vista. El luminoso esquinazo que ocupa este café de ventanales abiertos a la calle Ponzano llama la atención de cualquiera. Una calavera irreverente da forma a este concepto que destaca por la calidad. Una calidad excelente en una armónica y acogedora cafetería de tercera generación con un atractivo estilo industrial. Un café tan equilibrado en la estética como en la taza. Cafés elaborados con precisión, repostería artesana, sandwiches caseros y la siempre interesante compañía de cervezas artesanas. En un entorno donde el rey es el café. Café de especialidad. El mejor producto llegado desde Colombia, Kenia o Etiopia. Siempre jugando con la estacionalidad. Una apuesta por la excelencia del café en un ambiente divertido e irreverente. 

 

UNA PROPUESTA VITAL Y CAFETERA

Pablo Adler es el alma de REBEL CAFÉ. “El 11 de marzo de 2017 empezamos un camino nuevo. Mi mujer trabajaba en el sector del transporte y yo soy consultor informático desde el 83 en Madrid, aunque mi origen es argentino”. Dicen que para que comience una nueva etapa debe morir otra. En este caso nacieron dos. “REBEL es la unión de muchos caminos. Por un lado siempre hemos sido amantes del café. Del buen café.Y nos costaba mucho encontrar un sitio donde nos gustase. Para nosotros lo importante es que siente bien a nivel estomacal y cardiaco. No puedes salir incomodo de un lugar donde se sirve café; el objetivo es todo lo contrario: encontrar un buen momento de placer.  Al mismo tiempo yo no estaba del todo satisfecho con mi antiguo trabajo, así que nos pusimos a darle forma a nuestra propuesta de un café y en apenas 2 años había nacido REBEL. Y casi al tiempo nacía mi hijo. El destino nos trajo al bebé y la cafetería”. Una de las señas de identidad de REBEL CAFÉ es su espacio en el que predominan los ventanales y las vistas al exterior del esquinazo que ocupa. “Mi padre es arquitecto y siempre me ha gustado el diseño. He visto unos 120 locales antes de elegir este. La sensación de luz y espacio es muy agradable. El local estaba fatal y lo reestructuramos. Me enamoré cuando vi en los planos que tenía opción a tantos ventanales”. Y luego se adaptó paulatinamente a la idea de negocio: “Nuestro concepto pasa por una cafetería que sea moderna y ofrezca productos de mucha calidad con muy buen servicio. La idea es disfrutar con las sillas no muy altas, con una sensación de anfiteatro mirando hacia la calle como sí de un espectáculo se tratase. La comodidad y el confort son importantes”.  También lo es la personalidad del café, en este caso. “Nuestro estilo es juguetón y malintencionado. A mi me gusta mucho la música, sobre todo el rock. Así que la estética tiene que ver con mi lado niño. Tiene una onda rockera y motera. También es un golpe de efecto en un barrio muy tradicional. Con esa premisa creamos la calavera; es muy tipográfica y sencilla y se queda grabada en la cabeza. Queríamos llamar la atención de todos los públicos. A fin de cuentas ofrecemos café y tartas así que nos dirigimos a todo el mundo”. Y es que este café y estas tartas se quedan grabados en el paladar igual que la calavera.

 

CUANDO EL CAFÉ ES CULTURA

El café es la especialidad de REBEL: “Nosotros nos dedicamos a la cultura del café. Tenemos un producto de mucha calidad con una trazabilidad perfecta. Sabemos qué familia lo cultivó y como ha llegado hasta aquí. Proviene de Colombia, de Kenia o Etiopía. Trabajamos en una cadena transparente”. El café colombiano “procede de Antioquía, al norte del país sobre la cordillera de los Andes. Es una zona de suelo volcánico, microclima y una altitud de 1.650 metros; por estas características los granos tardan en madurar y resultan más densos y ricos. Posee notas florales, de lima y cacao”.  El de Kenia procede de pequeños agricultores independientes con notas de naranja y azúcar moreno. Sus propuestas se adaptan al gusto de cada uno. “El café de Kenia es una buena opción para tomar con leche porque tiene mucha presencia en el sabor. Hace una buena taza con nuestra leche fresca que llega desde una Granja de Móstoles. En cambio, el colombiano por su acidez y dulzor es delicioso para tomar solo. Hace una taza redonda. Y nuestro café de filtro es de Etiopía. Es un café muy especial porque tiene una valoración muy elevada en la escala de clasificación mundial. Es un café difícil de encontrar. Trabajamos con distintos origines en función del momento. Nuestra cafetera es premium. Utilizamos una Dalacorte que permite un control muy afinado de temperatura, presión y ofrece mucha estabilidad”. En la carta de REBEL CAFÉ conviven propuestas como: espresso, ristretto, doppio, cortado, café con leche, mocca, latte machiato y el capuccino de toda la vida. También variedad de sabores: vainilla, avellana, chocolate blanco y canela. Con filtro Aeropress, Hario V60, Chemex, Syphon y desde luegoMoccamaster que es una gran opción y saca un litro de café perfecto en 6 minutos”. Sugerente su carta de fríos: ice coffee latte, frappé, shakerato, affogato, cold brew o espresso tonic. Cualquier elección en REBEL CAFÉ es un éxito seguro. Y desde luego que merece la pena probar más de una taza para calibrar el cuidado producto que ofrece esta cafetería especializada.

 

ARTESANÍA DULCE

En REBEL CAFÉ se cuida también mucho la compañía del café: “Toda nuestra repostería es casera. Un pastelero argentino  nos provee de dulces tan deliciosos como los alfajores o las porteñitas. Tenemos opciones sin gluten. Nuestro pan de estilo francés y masa madre elaborado con harinas ecológicas puede ser sin gluten. Nos gusta que nuestros clientes coman lo más sano posible”. La tarta de zanahoria de REBEL CAFÉ merece una mención especial; sin olvidarnos de las de chocolate, queso, cerveza negra y dulce de leche. Y también bizcochos, palmeritas blancas y de chocolate, y los croissants elaborados con mantequilla de Bretaña. El desayuno es uno de los momentos perfectos en REBEL CAFÉ con propuestas como “las tostadas de aguacate y gomasio, de hummus, queso crema, jamón york y lino o jamón ibérico y tomate”. Deliciosas. Como buen bonaerense en el café de Pablo Adler no faltan las  empanadillas argentinas de pollo, espinacas, york y queso. Además existe una carta muy escogida de cervezas artesanas –Hermosa, Raquera, SanFrutos o Kiskale– o propuestas como cava o algunos destilados para esos momentos especiales en REBEL CAFÉ. Una cafetería con mucha personalidad y aires irreverentes que abraza la excelencia. Un espacio donde siempre se disfruta.

 

GALERÍA

 

 

Fotografía de Borja Gómez

REBEL CAFÉ

C/ Ponzano nº90

28003 MADRID

Phone: 647 65 84 77

Horario: M-D: 9:00 a 21:00/ Cerrado lunes

Precio medio: Desde 2 euros

www.rebelcafe.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest