SUPERCHULO es una verdadera revolución gastronómica con un claro objetivo: nutrir de forma sana y saludable. Y para sus inspiradores e impulsores nutrir es alimentar cuerpo, mente y alma. No es suficiente que todo esté rico, que desde luego lo está ¡y mucho!  Este restaurante sorprende a todos por un estilo y manera de entender las cosas que nos sitúa ante lo delicioso, apetecible y fácil que es comer pizzas, hamburguesas, baos, rollitos vietnamitas o brochetas sin carne ni pescado. Y además que todo sea sano y sostenible. Se cuida con especial atención las elaboraciones en horno de piedra y a la brasa; siempre se trabaja con el mejor producto ecológico. No se utilizan fritos, ni microondas. El pan es elaborado allí mismo. Y es que SUPERCHULO fomenta la adquisición de nuevos y mejores hábitos alimenticios de la forma más placentera posible en un entorno juvenil, desenfadado e inspirador. ¡Una chulada!

 

UN RESTAURANTE ÉTICO

La historia que late detrás de SUPERCHULO es una de las más conmovedoras del mundo de la gastronomía cercana. De hecho tras este concepto de restaurante hay un sensibilidad y una filosofía basada en la consciencia. Una filosofía que viene acompañada por otro atractivo como es la personalidad, la frescura, el compromiso y la sinceridad de la propietaria del proyecto. Rebeca Toribio, valenciana tiene 23 años. Con una sonrisa enorme, generosa y especial nos dice: “Sí, he empezado muy joven con todo esto, yo era bailarina. Todo empezó hace un par de años cuando mi pareja y yo nos conocimos.  Él es constructor. Casi todo lo que ves aquí lo hemos hecho nosotros mismos”. Un espacio para 140 comensales, que ya es pura tendencia con sólo unos pocos meses de vida. Este restaurante ha nacido para compartir  -con un potencial creativo impresionante- y con un mensaje de curación a través de los alimentos: “Yo estaba pasando una mala época con problemas de trastornos alimenticios. Durante 3 años tuve bulimia y anorexia y la comida era mi enfermedad. He podido sanarlo encontrando nutrición para cuerpo, mente, alma en los alimentos naturales y orgánicos. Y el comunicarlo ha sido mi terapia. Este proyecto surgió en mi vida una vez empecé a conectarme conmigo y encontrar la comida que me sanaba. Entonces empecé a escribir y a pintar y de forma mágica los medios físicos fueron apareciendo. Primero apareció una persona que nos podía ayudar con el concepto, luego encontramos el local, y así se fue abriendo todo y con mucho esfuerzo y aprendizaje de repente teníamos todo montado y teníamos que llevar un restaurante sin ninguna experiencia”. Cuando la intención y la motivación es simplemente hacer las cosas correctamente, unido a un gran talento y a las ganas, todo sale bien y el restaurante funciona. “Mi camino partió de escucharme y de entender mi propio significado de la vida. Mi espiritualidad. Desde pequeña he tenido mucha intuición. He tenido siempre mucha ambición de seguir creciendo y me di cuenta de que no se crecía hacia afuera sino hacia adentro. La enfermedad me llevó a coger esta fuerza”.  Esta fuerza son las luminosas raíces de las que brota el árbol que es SUPERCHULO. Un proyecto impresionante por todo: el fondo y la forma.

 

UNA REVOLUCIÓN COMESTIBLE

SUPERCHULO es por encima de todo un lugar revolucionario, porque no somos un restaurante vegano o vegetariano más -con todos mis respetos hacia ellos-, nosotros buscamos actuar desde nuestro criterio de tradición. Para nosotros tradicional es comer productos de la huerta, elaboraciones propias, trabajar con horno de piedra, trabajar con brasa, tenemos una berenjena con pera que se hace en el fuego, a la brasa, y que te recomiendo probar, la condimentamos con una salsita de hierbas deliciosa. En definitiva toda nuestra comida es súper natural”. Rebeca está pendiente de todo, y pone especial interés, ahora en los comienzos, en el equipo humano. Para ella es imprescindible que conecten con la filosofía del proyecto. “Acercamos al público una propuesta moderna normal de la que puedas disfrutar con tus amigos cualquier sábado por la noche, con unas elaboraciones tradicionales y un producto ecológico y saludable sin carne ni pescado”. Con SUPERCHULO, nace un nuevo concepto de cocina creativa, donde el objetivo es recuperar la esencia de la gastronomía tradicional y mostrar al público una forma de disfrutarla de manera más fresca, natural y divertida. El concepto de comida arco iris, llena los platos de color y alegría. La carta ha sido creada por Javier Medvedovsky, reconocido chef argentino especializado en comida saludable y Raw Food”.

 

UNA CARTA ARMÓNICA

Y con esta filosofía nos encontramos una propuesta cercana, fácil, sencilla, apetecible y en la misma medida sana y consciente. “Preparamos pizzas, hamburguesas, ensaladas, cosas normales que te tomarías en cualquier sitio pero siempre son sostenibles y naturales”. Rebeca recomienda sobre todo compartir en su restaurante. Habla con cariño de “la Ensalada Chulísima con verduras frescas, verduras braseadas, hummus de garbanzos, falafel casero de hierbas, chips de vegetales y mermelada de pimiento con pan deshidratado de semillas”. Y también del “Pad Thai de la Manuela: un salteado con fideos de arroz, salsa shitake, vegetales, cacahuetes tostados, lima y chile seco”. Otros platos muy apetecibles son por ejemplo “los Green Baos de pan de trigo, cocinado al vapor y tintado en verde con agua de espinaca, relleno de temphé caramelizado, salsa tzatziki, mermelada de cebolla, con crocante de cacahuete, cilantro y pepino”. Y una de las propuestas que más triunfan son “las Brochetas Teriyaki sobre cama de hojas verdes, con tomateros cherry y champiñones. Se trata de brochetas de pollo Heura, que está buenísimo a la brasa. Es sanísimo y tan rico o más que el pollo”. Muchas sorpresas y todas buenas en la carta de este restaurante sugerente y genuino.  Para poner el broche final en SUPERCHULO, lo mejor es caer en la tentación de “los Super Postres. Nos piden mucho el Brownie que te quiero Brownie. Está preparado a base de trigo sarraceno y nueces con cacao puro y endulzado de forma natural. Se acompaña de helado”. Otros postres sabrosos son “el Matcha Lover preparado con crema de anacardos, té matcha, crema de limón y menta con base de almendras y dátiles; la cheesecake de arándanos o los Besos de Frambuesa o Chocolate, tres mordiscos con base de dátiles, coco y almendras con crema de cacao o de fresa”. También suma -de forma muy interesante- en este proyecto la carta líquida con “los vinos ecológicos y veganos, cuidamos que el fermento de las tierras y los procesos de recolección sean sensibles a nuestra filosofía”. En SUPERCHULO todo es armonía: ellos mismos elaboran el pan, no hay freidoras, no hay microondas. Y la utilización de técnicas de maceración o deshidratación son habituales en las recetas. “Se cree con firmeza en la conservación al máximo del valor nutricional de cada alimento y la potenciación de los sabores de forma natural”.

 

UN ENTORNO QUE NOS LLEVA A LA NATURALEZA

En SUPERCHULO todo nos conduce hacia el mismo objetivo. Cocina sana y sanadora en un entorno divertido y acogedor. Varios espacios que hacen del lugar un punto abierto y cercano. El local es amplio y luminoso, distribuido en diferentes salas con una historia en común, la niñez y el día a día de todos. El espacio, recrea un viaje con los cinco sentidos para descubrir la belleza de lo simple y lo natural y generar consciencia sobre la genialidad que reside – sin necesidad de excentricidades- en lo que la tierra proporciona”. La estancia principal recibe el nombre de El Bosque, más allá encontramos Las Cabañas del árbol, después viene El Patio de recreo y por último El Mercado que con una mesa comunal que bien puede utilizar de reservado. Y desde luego no falta La Caverna Cocktail Bar by SUPERCHULO pensado como un punto obligado de la noche con destilados ecológicos y música en directo. Y todo en un marco natural, que apuesta por la vegetación, las maderas, las piedras, los pequeños y originales detalles siempre en armonía con la naturaleza y con los ritmos orgánicos de la vida. Así es Rebeca y así también se manifiesta su exitosa creatividad en un proyecto que es SUPERCHULO.

 

GALERÍA

 

 

Fotografía cedida por SUPERCHULO

SUPERCHULO

C/ Manuela Malasaña nº11

28004 MADRID

Phone: 910 232 706

Horario: D-J 13:00 a 0:30/ V-S 13:00 a 2:30

Precio medio: 20 euros

www.superchulo.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest