TAIMA es gastronomía cosmopolita. Platos de siempre con un toque de creatividad. Sugerencias como la ensaladilla rusa, las berenjenas en tempura o las croquetas de gambas al ajillo. En el corazón de Chamberí, hay un espacio donde saborear cocina de siempre fusionada. Y es entonces cuando llegan ingredientes de todo el mundo a esta despensa. “Darse un taima” es una expresión muy utilizada en Venezuela. Su significado, nos cuentan los artífices del restaurante, es tomarse un descanso. Y a eso entramos en este local. A darnos un respiro y degustar fórmulas coloquiales a un buen precio.

 

TAPAS DE AHORA Y SIEMPRE

TAIMA viene de Time Out. Las raíces venezolanas de este lugar explican su nombre: “En Venezuela, darse un taima significa darse un respiro. Un descanso. Y queríamos que al entrar, los clientes sintieran que se están tomando un descanso. Hemos querido crear un lugar donde disfrutar de una gastronomía mediterránea-fusión. Debido a la localización, son muchos los que interrumpen su jornada laboral para comer aquí. De martes a viernes ofrecemos también menú del día para adaptarnos a todos nuestros clientes”. Los entrantes y tapas son sugerencias de siempre que buscan ir más allá. “Como la ensaladilla rusa, una versión del chef que elaboramos con pimiento asado, soja y polvo de tomate. O las berenjenas en tempura con hummus y miel de caña y los tacos de gambón marinados en ajo, jengibre y soja con lombarda. Uno de nuestros favoritos.”. ¿La recomendación del chef? “Sin duda, las croquetas de gambas al ajillo. Un plato lleno de sabor que podemos disfrutar con los tacos de cochinita, el bao de carrillera ibérica o el pulpo Ferrol con patatas asadas. Se trata de creaciones honestas donde apostamos por una buena relación calidad-precio”.

 

MUCHOS SABORES. UNA IDENTIDAD

América. Asia. África. O Europa. Despensas de todo el mundo se ponen sobre la mesa en TAIMA. “Nos gusta trabajar con sabores y productos de aquí y allá. Nuestro reto consiste en otorgarles a todos nuestro sello. Un ejemplo es la ensalada de hojas tiernas con roast beef, parmesano y cajún; el ajo blanco de coco con magret de pato, uvas y nueces o el ceviche de corvina aliñada con ají amarillo, plátano macho y maíz”. El chef apuesta -también- por creaciones propias. “Entre nuestras sugerencias, los lomitos de merluza en adobo con lima, eneldo y regaliz; el tartar de atún salvaje con piña o la hamburguesa de salmón con guacamole, mahonesa de kimuchi y wakame. Uno de los más famosos dentro de nuestra carta es la corvina asada con crema de guisantes, menta, jamón y rúcula. Me divierto mucho en la cocina y quiero que los clientes se diviertan con los platos de TAIMA”. La carta cambia según la estacionalidad. “En estos momentos estamos trabajando en nuevas propuestas, como los callos. Queremos que el cliente no se canse y trabajamos para ofrecer un producto de temporada. Por eso nuestra carta va cambiando, como ocurre con el gazpacho de sandía. Aunque hay otros que se mantienen todo el año”.

 

LA TIERRA EN TAIMA

En las dos plantas de este restaurante, las carnes cobran especial importancia. También en el pequeño salón para disfrutar en petit comité. “Recomendamos el asado de tira de ternera con vegetales asados y salsa casera; la hamburguesa taima elaborada con queso Cheddar, cebolla caramelizada en Pedro Ximénez, trufa negra y rúcula. Son platos para compartir ya que las cantidades resultan muy generosas”. Lo mismo ocurre con “la costilla de cerdo ahumada con pimientos de padrón o el pollo picantón glaseado con patatas confitadas, canela y hoja de salvia. Este es uno de nuestros platos más elaborados junto al cochinillo confitado a baja temperatura con puré de castañas y hoja kali. Sugerencias para degustar con nuestra selección de vinos nacionales e internacionales, en su mayoría por botella”. Los domingos, TAIMA adquiere un ambiente festivo a la hora del brunch. “Sugerimos un Bellini para empezar. Los clientes que quieran disfrutar de esta comida, probarán el yogurt con granola, los croissants de chocolate y una de nuestras tostadas. Entre los platos individuales, la tortilla francesa al gusto con setas, tomate o queso Gouda. Para los más golosos, uno de los crepes con dulce de leche o sirope de chocolate”.

DATE UN CAPRICHO. DATE UN TAIMA

Los momentos dulces en TAIMA llegan a pedir de boca. El chef, los prepara a diario. “Recomendamos la espuma de yogurt. Se trata de una elaboración que creé hace 13 años. Desde entonces he ido preparándola y modificando algunos detalles para conseguir esta textura y un sabor muy peculiar ya que le añadimos puré de maracuyá y ralladura de lima”. Una selección escueta y muy pensada. “El coulant de dulce de leche, la cheese cake con frutos rojos, el brownie con helado de vainilla y los helados artesanales. Nuestro objetivo es llegar a todos los públicos a través de los fogones. Por eso apostamos por platos que todos conocemos. Una gastronomía que siempre resulta familiar con el toque TAIMA”. Un toque moderno que llega al barrio de Chamberí con toda la fuerza.

 

GALERÍA

 

Fotografía de Borja Gómez

TAIMA

Paseo de Eduardo Dato nº5.

28010 MADRID

Phone: 915 939 927

Horario: M-V de 13:30 a 16:30/ 20:30 a 00:00/ S-D 10:30 a 16:30.

Brunch: Domingos de 10:30 a 16:30

Ticket medio: 25 – 30 €

www.taimarestaurante.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest