VARSOVIA BAR & COCKTAIL es uno de esos regalos que nos deja el Madrid de siempre. El que fuera un espacio único en el Madrid de la Movida -conocido por todos como EL PARNASILLO- ha vuelto para recuperar ese espíritu de los años 80, imprescindible para entender el alma de esta ciudad. Un local que en su larga historia ha sido desde planchería a lugar de encuentros clandestinos. Un café que nada tenía que envidiar a los cafés literarios o bohemios de París y Berlín. Este espacio fue bar de intelectuales. Barra de actores, directores y escritores. Confidencias de músicos y cinéfilos. El PARNASILLO como se ha conocido durante años es ahora VARSOVIA BAR & COCKTAIL. Una taberna donde se puede  tomar la primera copa de la noche, disfrutar del vermut de autor a cualquier hora del día o escuchar la mejor música en la noche madrileña. El alma de EL PARNASILLO sigue intacta y más esencial que nunca. Es el Madrid auténtico que siempre está en marcha. Un Madrid vital y personal.

 

MUCHO MÁS QUE UN BAR. UN CAFÉ COOLTURAL

EL PARNASILLO -el espacio mítico de la Movida madrileña- vuelve con toda su historia. Su espíritu permanece. El local que cerraba en 2015 ha vuelto a abrir hace unos meses. Ahora su identidad es VARSOVIA BAR & COCKTAIL pero sus orígenes y su historia se conservan intactas. El artifice de todo es Raul Saldaña un enamorado de la Movida que ha conseguido recuperar uno de sus símbolos. Raúl conoce muy bien la historia del actual VARSOVIA BAR, recuerda con pasión como en sus tiempos “el timbre sonaba de un modo particular y las puertas se abrían a los clientes en la antigua planchería. Detrás, escondidas, las parejas se encontraban en un reservado para charlar”. Era otro Madrid. El Madrid removido por la Movida. El Madrid de los cafés. El Madrid de EL PARNASILLO. Ahora es el Madrid de VARSOVIA BAR. Y en este local con algo de magia y mucho de auténtico, Rául Saldaña ha creado este nuevo proyecto. “El primer dueño del bar fue Manolo Martín, un escritor de la época. Estas fueron las raíces del hermano, del mítico Café Ruiz. Hemos querido recuperarlo con todo el amor y el respeto que le tenemos”. Y como demostración de que hay muchas almas en Madrid “años después, Nina y Javier crearon EL PARNASILLO. Un café cooltural donde venían escritores, poetas y actores cuando salían del teatro Maravillas”. Era la época de los cafés parisinos, del art decó y por lo tanto de todo su mensaje profundo y social. “Entonces era un bar que cerraba tarde. Así que cuando los actores y directores terminaban la función, venían aquí. Por aquí venía mucho por ejemplo Fernando Fernán Gómez. También han pasado grandes nombres de la música, como Miguel Ríos o Joaquín Sabina. Pedro Almodóvar es otro de los que han visitado este templo malasañero. Era el corazón de la Movida”. Un día, hace no demasiado, Rául descubrió este rincón madrileño. Cargado de historia. De vida. “Cuando lo vi, sentí que era mi proyecto. Me pareció increíble. Un sitio con tanta historia. Recuerdo que venía todas las noches a hablar con el anterior dueño. Creo que fue este espacio el que me eligió a mí”. Y es que VARSOVIA BAR es mucho más que un bar. “Aquí se han vivido muchas cosas. Tiene una energía muy potente. Estoy muy agradecido porque hemos tenido una gran acogida por parte de todo el barrio. Y nosotros se lo devolvemos invitando a todos a divertirse. Esa es nuestra filosofía: que la gente lo pase bien”.

 

VERMUT A MEDIA TARDE

EN VARSOVIA BAR las tradiciones se cuidan, se miman como algo propio. Y cuando llega la media tarde, llega el vermut VARSOVIA“Lo preparamos con Zecchini, vodka y zumo de naranja natural. También ofrecemos Negroni o Campari. En la barra del VARSOVIA los preparamos con naranja, aceituna y sifón. Mucha gente joven está recuperando la tradición de tomar el vermut, lo que supone mantener viva la esencia de esta ciudad”. Además la selección de vinos está muy cuidada. Raúl se encarga de elegirlos. “Siempre son D.O. de calidad elaborados en bodegas diferentes. Referencias que llaman la atención como puede ser Crápula que es un Jumilla que me encanta. El Rioja que ofrecemos es ecológico: Placeres Sensoriales. Y Pozo de Nieve es nuestro Ribera del Duero”. Para acompañar, unas tostas. “Recomendamos la de aguacate, jamón y tomate. La carta es amplia. Tenemos por ejemplo la de bacalao con mermelada de higo; la de sobrasada con miel, queso azul con manzana verde y nueces; y la clásica de queso de cabra con cebolla caramelizada. Todas ellas con ingredientes cuidados, como el aceite ecológico La Cultivada, de la ecotienda de La Casa Encendida”. Y desde luego, las conservas definen el estilo de VARSOVIA BAR. “No concebimos una taberna sin conservas. Nosotros ofrecemos La Brújula. Creemos que es un producto de una calidad suprema”. Anchoas, berberechos o mejillones. “Las anchoas las preparamos con fresas porque el contraste del frescor de esta fruta con el salado de la anchoa nos parece muy exótico.  No faltan los tradicionales mejillones con patatas. Y en temporada tenemos berberechos con hielo pilé y lima”. Otra sugerencia en frío son “las tablas mixtas de quesos nacionales e internacionales. O los  embutidos. Disfrutar de una de ellas en buena compañía con una de nuestras cervezas artesanas como la Malasaña, es el plan perfecto para empezar el fin de semana”.

 

EL ESPÍRITU DE UNA ÉPOCA

¿Por qué VARSOVIA? preguntamos. Y Raúl responde con seguridad: “Soy muy fan de Ian Curtis, el líder del grupo Joy Division. Su primer album se llamaba VARSOVIA. Su música suena mucho en el local, al que le he otorgado esta personalidad involucrándome al máximo con la ayuda de mi gente”. El ADN de este lugar lo convierte en un local de obligada visita: “Es un bar de barrio. De parroquianos, de gente que viene todos los días. Eso es lo que significa para mí un bar. Un punto de reunión en el que da igual que salgas solo, porque siempre encuentras a alguien”. La decoración guarda ese aire de los cafés art decó. Una decoración armónica con el estilo: “Estas lámparas son de principios del siglo XX. Los taburetes son originales, también los sofás rojos y las mesas. Hemos recuperado la personalidad que tenía EL PARNASILLO  con un toque muy nuestro. La pared con motivos florales del salón del fondo le da un punto muy chic al local. Y también hacemos exposiciones. Desde José González o Martina Billi, es nuestra aportación a la cultura”.

 

CARÁCTER Y PERSONALIDAD

En VARSOVIA BAR,  la coctelería ocupa un lugar importante. Una oferta que va desde los más clásicos hasta propuestas de autor. “La Señorita Pepi es una de nuestras elaboraciones más personales con base de lima, manzana, pepino machacado y ginebra”. En una tarde de tragos, es tarde de Cooler de naranja: “Con una cucharada de mermelada amarga, ron, medio limón exprimido. Lo removemos y añadimos Ginger Ale. Y si buscas algo más clásico para disfrutar de una velada agradable proponemos el Tom Collins o el Bolchevique. Con limón exprimido, vodka y ginger beer”. La tarde no acaba aquí. “Otra de nuestras creaciones es el Hot Ángela con tequila, guindilla, cuatro trozos de lima y una punta de chile rojo”. Y es que en VARSOVIA BAR ya sea un café. “El nuestro es Bazar 100% Arábica. Lo servimos siempre con una galleta y un vaso de agua, se hacía en EL PARNASILLO y lo hemos mantenido”. O una copa. O un vermut a cualquier hora. Siempre al ritmo de buena música. “En VARSOVIA suenan The Cure, Joy Division, Sex Pistol, Los Ramones, Música Disco de los 70 y 80, The Smiths  y un amplio repertorio. Aquí se viene también a bailar. El ritmo no para tampoco por la mañana. Nuestro vermut VARSOVIA es una cita ineludible en la que disfrutar de una sesión de un DJ a plena luz del día”.  Con este cartel, no es de extrañar que amigos del antiguo EL PARNASILLO sean amigos también de VARSOVIA. “Me dicen que les gusta, incluso a Nina y Javier, los antiguos dueños. Hay gente que viene y nos cuenta historias de sus vidas que ocurrieron aquí. Y me encanta. Porque a través de ellos conozco mejor este sueño”. Con VARSOVIA BAR, ha nacido un clásico. “Pasen y vean. Pasen y lean. Sueñen, rían, escriban, charlen. Hagamos historia”. Otra vez.

 

GALERÍA

 

 

Fotografía de Borja Gómez

VARSOVIA BAR & COCKTAIL

Calle San Andrés, 33.

28004 MADRID

Phone: 910.70.97.41

Horario: L-J. 18:00 a 03:00 / V -S. 13:00 a 03:30/ D. 13:00 a 03:00

Precio medio: Precio medio: Tapeo a partir de 15 euros. Copas a partir de 6.50 euros.

VARSOVIA.FACEBOOK

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest