El champagne VEUVE CLICQUOT ha presentado en España el ATELIER DE GRANDES DAMAS, una sugerente iniciativa con la que quiere impulsar el liderazgo femenino, rindiendo homenaje al espíritu emprendedor, apasionado e innovador de su fundadora, MADAME CLICQUOT.

 

IMPULSAR EL LIDERAZGO FEMENINO

El ATELIER DE GRANDES DAMAS ha arrancado su andadura en España de la mano de 3 excelentes chefs: “Pepa Muñoz de El Qüenco de Pepa en Madrid; Macarena de Castro de Maca de Castro en Mallorca  con una estrella Michelin y Begoña Rodrigo de La Salita situado en Valencia”. Son las primeras mujeres españolas en unirse a esta iniciativa mundial, que cada año tiene como objetivo seguir creciendo. Una propuesta que así nos explican:Desde VEUVE CLICQUOT celebramos el talento femenino con el ATELIER DE GRANDES DAMAS, en línea con la filosofía y la historia de la marca. Este primer año nos hemos centrado en el campo de la gastronomía, y cada año se irá abriendo a nuevas disciplinas, mostrando nuestro apoyo a mujeres atrevidas y sin miedo a desafíos, que han logrado sus objetivos”. Es decir, con este reconocimiento VEUVE CLICQUOT quiere celebrar el talento de estas 3 grandes chefs, tanto en el campo de la gastronomía como en el de los negocios. “Valientes, apasionadas, emprendedoras y dispuestas a asumir riesgos, lideran proyectos de éxito y sirven de inspiración a todas las mujeres de nuestro país”. En este sentido, Alejandro Santos, Brand Manager de VEUVE CLICQUOT nos recuerda que “las chefs Pepa Muñoz, Macarena de Castro y Begoña Rodrigo comparten en sus trayectorias profesionales los mismos valores que marcaron la historia de Madame Clicquot, quién en 1805 tras el fallecimiento de su marido, tomó las riendas de la Maison, convirtiéndose en la primera empresaria de la historia”. En definitiva con el ATELIER DE GRANDES DAMAS queremos rendir homenaje a nuestra fundadora, reforzando nuestro apoyo a las mujeres decididas y con iniciativa, con una trayectoria profesional de éxito. Una red que reúne a mujeres inspiradoras en todo el mundo, reconociendo su ingenio, pasión, creatividad y compromiso”.

 

GALERÍA

 

 

LA VIDA DE MADAME CLICQUOT

Barbe Nicole Ponsardin es conocida por ser la primera mujer de negocios de la historia. Nicole se casó en 1799 con François Clicquot, hijo del fundador de la maison de champagne Clicquot, sin embargo, cinco años después François contrajo fiebres amarillas y falleció, dejando viuda a Nicole. En ese momento, su suegro Philippe Clicquot, quiso cerrar la bodega, pero Madame Clicquot, en contra de la opinión de toda la familia arriesgó hasta que logró hacerse cargo de la Maison Clicquot. En esa época las mujeres se centraban en cuidar de la casa y de los hijos, así que cuando se supo que se ponía al frente de la bodega, en la Champagne la tomaron por loca. Además, era un momento de gran inestabilidad, guerras napoleónicas y frecuentes cambios de gobierno, que no favorecía el desarrollo de los negocios. Cuando nadie creyó que pudiera salir adelante, demostró que lo podía hacer y por eso, la historia de VEUVE CLICQUOT, es la historia de Madame Clicquot. 

 

UNA MUJER PIONERA Y VISIONARIA EN EL MUNDO DEL CHAMPAGNE

Entre las decisiones clave que tomó y que han sido decisivas en el desarrollo del mundo del champagne, destacan en primer lugar la creación de los Pupitres de Removido. En aquella época el champagne se tomaba con posos porque eran incapaces de eliminar las levaduras utilizadas en la fermentación, algo que no gustaba nada a Madame Clicquot. Este es el mismo método, aunque evolucionado, que se continúa utilizando en el champagne, donde hay especialistas que mueven hasta 30.000 botellas al día un octavo de vuelta para ir decantando los posos. Además, fue la primera en crear la categoría brut al darse cuenta de que el mercado anglosajón prefería un champagne menos dulce de lo que se acostumbraba en la época. También es la responsable de crear el primer champagne rosado por assemblage de la historia, del cual justamente este año se celebra el 200 aniversario. Gracias a los documentos que ella conservó, se pudo probar este método como tradicional, de manera que el champagne rosé es el único rosado del mundo que se puede elaborar por el método de assemblage. Madame Clicquot quería que sus botellas destacasen entre el resto de champagnes y fue la primera Maison que distinguió sus botellas con su sello personal, la legendaria etiqueta amarilla, hoy con más de 130 años de historia, es una de las más distintivas en los escaparates. 

 

Fotografía cedida por Veuve Clicquot

www.veueclicquot.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest