¿Existe un lugar donde se pueda encontrar vino de calidad, en referencias escogidas y a un precio asequible? ¿Existe un proyecto donde te ofrezcan degustaciones de café y elaboran tu propio blend para disfrutarlo en tu casa? ¿Existe una oferta donde el vino y el café se den la mano? Existe, claro que existe. Se llama CAFÉ di VINO y está en pleno barrio de Malasaña. Buen vino, buen cava, buen jerez, vermut artesanal y, además, buenos cafés de origen o la posibilidad de disfrutar de tu propio blend. Una idea que está en marcha desde hace dos años y que funciona muy bien.

 

UN ESPACIO PARA DISFRUTAR

Víctor Manuel Abengozar transitaba por otros derroteros profesionales hasta que un buen día tuvo la oportunidad de montar una iniciativa que reunía sus dos grandes aficiones: el vino y el café. No había un modelo previo. No lo buscó en ningún sitio. Fue una decisión propia: “El vino y el café conviven bien. Disfrutar de un buen vino y de un buen café siempre son momentos que se recuerdan unidos a una buena comida o a una buena charla con amigos. La gente pregunta, se deja aconsejar y la idea de CAFÉ di VINO no es sólo vender vino o café; es aconsejar, descubrir a nuestros clientes referencias poco conocidas o facilitarles mezclas de cafés que después puedan degustar en sus casas. Nos gusta hacer disfrutar a la gente que se acerca, y desde luego tenemos dos buenas maneras de hacerlo”.

CAFE_DIVINO_014

CAFÉ di VINO. Exposición de vinos

VINOS ESCOGIDOS A BUEN PRECIO

Víctor Manuel tiene bien pensado el proyecto de tienda de vinos: ” Trabajo con 70 u 80 bodegas. Y solemos manejar entre 100, 125 o 150 referencias. Rotamos mucho los vinos. Buscamos vinos buenos, que sean asequibles y de muchas bodegas, no muy grandes. De cada bodega suele haber un mínimo de dos vinos”. Le preguntamos que si en España hay cultura del vino: “Hay una generación entorno a los 40 años que sí conocen más y mejor los vinos más allá de los habituales; los más jóvenes todavía no se han introducido; y desde los 50 años en adelante hay de todo lógicamente, pero hay una mayoría importante que sólo se mueven entre el Ribera y el Rioja. Ahora mismo los más demandados son los tintos; desde primavera en adelante también se pide mucho blanco; y los rosados se han quedado como algo mucho más reducido”. El aspecto de CAFÉ di VINO, al pasar la puerta, es espectacular. Botellas y botellas alineadas con sus etiquetas y explicaciones respectivas. Muchas etiquetas poco habituales delatan que  cada vino allí presente se escoge con mimo, con mucha dedicación y sabiendo lo que se hace. Es un espacio donde se aprende, donde uno se introduce en la riqueza y en la variedad, donde en definitiva se enseña a amar el vino. Y nos cuenta Víctor Manuel: “Me gusta ir buscando en Denominaciones de Origen menos conocidas. Hay auténticas maravillas, y además asequibles. Ahí está la diferencia”. Y  le preguntamos en qué lugares se fija: ” Me gusta Jumilla, hay cosas muy buenas; también las islas tanto Baleares como Canarias; el Bierzo me encanta; y en Cataluña, en la D.O.Montsant, hay auténticas delicias”. Lo cierto es que en CAFÉ di VINO se encuentran verdaderos tesoros de vinos españoles. “No tienen que ser caros”, nos dice. “Hay que buscarlos aquí y allá”. Por eso le pedimos a Víctor Manuel que nos haga una selección, sin que ella signifique más que dejarse llevar por algunos gustos. En tintos, ” me quedo en primer lugar con un Mencía de la D.O. Bierzo de Losada Vinos de Finca con 12 meses de barrica; también me gusta mucho uno de la D.O. Jumilla, Lunático de Bodegas Casa de La Ermita, también con 12 meses de barrica; y otro de la D.O. Montsant de la Cooperativa Falset, Etim que es un Garnacha. Y si hablamos de blancos, nos dice: “Me gusta mucho un verdejo de Valdecuevas de la D.O.Rueda; un Malvasía de D.O.Lanzarote, de Bodegas  Los Bermejo; y también un vermut blanco de la Cooperativa Falset con 120 botánicos y unas infusiones diferentes que lo hacen maravilloso”. En fin, como se ve CAFÉ di VINO es un pozo sin fondo, realmente cada botella tiene su historia.

 

CAVAS, CERVEZAS, JEREZ….Y TAPAS

Además de los vinos y del vermut artesanal, nos encontramos más cosas en CAFÉ di VINO: “Una cerveza artesana de Valladolid llamada MILANA BONITA.  Tienen 19 tipos de cerveza.  Yo tengo aquí una roja amarga en barril, muy buena”. También hablamos de los vinos de Jerez que vuelven con fuerza. Copa ancha, maridajes en comidas y cenas. “Por el momento son más los extranjeros los que piden vino de Jerez, pero es verdad que está volviendo”. Y afirma rotundo: “Quién hace vino de Jerez sabe hacer vino de verdad. Es muy complicado. Es un vino de una gran calidad”. Un capítulo importante son los cavas, una de las grandes aficiones de Víctor Manuel: “Estamos centrados en los cavas de  Sant Sadurní d’Anoya. Hay muchos y muy buenos, por ejemplo, el Mil-lenni, un excelente cava reserva de Maria Rigol Ordi“. Y en CAFÉ di VINO, como es lógico, además de comprar, se puede degustar vino en copas. aperitivos que siempre van acompañados por buenas tapas: “Es muy importante, me gusta cuidarlo mucho. Anchoas, queso a la sidra, sobrasada, queso en aceite, almendras fritas artesanalmente“. Y concluye: “El vino puede ser bueno, muy bueno y no tiene porque ser caro. Un buen vino debe de ir acompañado de una buena comida o al revés una buena comida debe ir acompañada de un buen vino”.

CAFE_DIVINO_008

Cafetera manual de degustación PAVONI

CAFÉS A LA MEDIDA DEL GUSTO

Y de los vinos a los cafés. Víctor Manuel cuida también, y mucho, los cafés. ” Mi proveedor es Camuy, que tiene tostador aquí en Madrid. Me llegan semanalmente. Y mi objetivo es, por un lado, la degustación de café y, por otro, preparar esos cafés para que la gente los pueda disfrutar en su casa. No tengo un blend específico. Preparo a cada cliente lo que más les gusta; un blend concreto o simplemente un origen. Luego ellos van cambiando, me piden unas cosas u otras. Cada uno viene con su mezcla y sus proporciones. Es muy bonito ir haciendo descubrir a los clientes los matices del café”. En el espacio del café, hay una espléndida cafetera PAVONI, manual, de palanca, pensada para la degustación individual del café. Junto a la cafetera, una pizarra explicativa donde se va desgranando los cafés que ofrecen: Costa Rica, Nicaragua, Guatemala, Brasil, Australia, Sumatra; India y así hasta una docena. Todo es arábicaDespués las diferentes mezclas que, en todo caso, “se hacen al gusto de cada cliente. Aunque, desde luego, se dejan aconsejar y muchos vienen a encontrar un blend para poder consumir habitualmente”. Es, en definitiva, un lugar abierto a todos. Para vivir de cerca el café y el vino. Decoración cuidada, diseñada y realizada por el propio Víctor Manuel, exposiciones temporales, temperatura adecuada para la conservación de los vinos y de los cafés. Un verdadero ejemplo de cómo se pueden compartir dos pasiones. Dos pasiones que son exigentes, pero asequibles a todos.

GALERÍA

 

Fotografía: JOSÉ MARTÍN-SERRANO

CAFÉ di VINO

C/Manuela Malasaña nº23

28004 MADRID

Phone: 914464950

Horario: 12:00 a 14:30/ 17:30 a 21:30/ Domingo cerrado

www.cafe-di-vino.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest