Un lugar sin etiquetas. Un proyecto cercano y sincero. Un espacio que refleja un estilo de vida saludable y auténtico. Una vuelta a los orígenes del té para recuperar toda su esencia. Una mirada a los templos del café para obtener los mejores aromas. CHILLING CAFÉ, el primer café vegano de Madrid nace en el corazón de Malasaña.  Un local abierto a todos; y donde nos ofrece una calurosa bienvenida una preciosa cafetera VICTORIA ARDUINO. Espectacular y al mismo tiempo cercana. Llamativa y cálida.  EN CHILLING CAFÉ cumplen aquel dicho que sugiere que en la sencillez está el gusto. Es una apuesta por los orígenes. Todo sugerencia. Todo calidad.

 

UN VIAJE ENTRE ORIENTE Y OCCIDENTE

Entrar en CHILLING CAFÉ es un viaje a Oriente con Occidente en la maleta. Una fusión de culturas diversas en este espacio que cobra vida en pleno barrio de Malasaña. Enrique Fang y Yanyung Ding abrieron a principios de año. Ella nos cuenta: “Hace unos meses decidimos convertirnos en veganos. Fue entonces cuando descubrimos que no había cafeterías veganas como tal en Madrid. Pensamos que era buena idea ofrecer este servicio huyendo de las etiquetas. Nuestro objetivo es que en este café puedan disfrutar de un brunch personas veganas y otras que no lo son. Que todo el que venga disfrute de la comida”. Él es bailarín y ella fotógrafa. Ambos son de origen chino y juntos se han acercado a este estilo de vida que ahora quieren compartir con todo el que entre en CHILLING CAFÉ. Esta pareja forma una combinación perfecta. Él se decanta por el café. Ella conoce todos los secretos del té: “Aportamos dos visiones diferentes del mundo. Enrique es un barista apasionado. Por ello estudia y practica todos los días. Yo he crecido entre los aromas del té y es parte de mi vida. Nos resultaba interesante esta mezcla entre Oriente y Occidente.”

 

UNA CAFETERA DE OTRO MUNDO PARA UN CAFÉ SENSACIONAL

La máquina de café que recibe a los clientes es una VICTORIA ARDUINO. Brillante. Espectacular. Atractiva.  La calidad está servida: “Se trata de una cafetera con una tradición muy consolidada. Son muchos los grandes baristas que la utilizan porque elabora un café totalmente artesanal. Nosotros hemos querido sumarnos a su historia ya que nos parece todo un símbolo de la excelencia”. Los cafés que utilizan son de Nomad Coffee y Rigthside Coffee: “Ambos de Barcelona. Nos hemos decantado por ellos porque valoramos su filosofía sobre el tueste. Son unos cafeteros auténticos, unos amantes de este producto que trabajan por redescubrir algo tan cotidiano como el café. Nosotros nos sentimos identificados y por eso hemos apostado fuerte por ellos. Ofrecemos Espresso, Latte o Capuccino. También es posible disfrutar de un café de filtro. Para nosotros es imprescindible este producto de culto. Aquí mimamos mucho el proceso y le dedicamos el tiempo necesario porque sabemos que es lo que distingue a un buen café del resto”. Y añade: “En Europa es costumbre saborear un buen café a cualquier hora del día”. Una tradición que en Asia se vive de otra manera: “Allí tenemos el Ice Latte Coffee, que no puede faltar en CHILLING CAFÉ”. De hecho, es uno de los imprescindibles: “Un café muy especial granizado que ofrecemos con varios sabores. Rosas silvestres, vainilla o caramelo. Por supuesto, natural. Tenemos proveedores que nos traen la vainilla o las rosas de China. Se trata de una bebida muy fresca que resulta idónea para empezar el día y que servimos con leche de soja o avena y sin azúcar.” Para acompañar los cafés, tienen varios tipos de leche. Todas de origen vegetal: “Apostamos por Provamel, una leche biológica natural. Tenemos leche de soja, almendra, coco y avena.” ¿Y para el té? La directriz es clara: “Si le añadimos leche anularemos ese sabor que lo hace tan característico y auténtico, por eso defendemos que el té hay que tomarlo sin leche; disfrutando cada uno de sus aromas, desde la madera hasta los matices más afrutados”.

 

UN TÉ PARA CADA PERSONA

En CHILLING CAFÉ se respira un especial cuidado por el té. A sus poco más de veinte años, Yanyung Ding conoce los secretos de este producto de culto en su país: “He crecido en una familia muy ligada al té. Conozco a la perfección la ceremonia en torno a él porque tenemos un salón de té en China. Ahora creo que es el momento de recuperar los orígenes; viajar hasta allí para abastecernos de un producto de calidad. En mi país lo cuidan mucho, desde el crecimiento de la planta en esas montañas maravillosas hasta su recogida y posterior distribución”. Todos los tés que encontramos en CHILLING CAFÉ son de origen chino. “El té verde, negro, rojo o blanco no pueden faltar aquí. Entre los más solicitados, el  Pu’er Raw. Es un té que nos encanta. Por eso ofrecemos muchos tipos. Uno de los favoritos; el Pu’er en mandarina china; es muy fresco y mantiene en su interior el toque cítrico de la fruta que lo envuelve”.  Nos explican por qué el Pu’er Raw es tan especial: “Sus hojas se someten a un proceso de fermentación y oxidación. Posteriormente son secadas y prensadas. De esta forma obtenemos un aroma y sabor únicos. Pura magia que llega desde la provincia de Yunnan, donde la calidad de estos tés es suprema”. Un té auténtico. Salvaje. Puro. Y natural. Estos productos recorren más de 10.000 kilómetros antes de llegar a la barra de CHILLING CAFÉ donde la estrella es el Chai Latte: “Su sabor natural embriaga desde el primer sorbo. Lo preparamos con rosas salvajes, en la base ponemos el té rojo y servimos con leche de soja. Una opción muy top para la sobremesa que puede degustarse caliente o frío con hielo”. La oferta varía en función de la época del año: “El blanco es un té de primavera. Por eso lo ofrecemos solo durante esa estación”. Aunque sin duda uno de los más demandados es el rojo. “Sus propiedades depurativas lo convierten en uno de los favoritos. El que ofrecemos es de la provincia de Fujian, donde en un clima muy húmedo y a más de 2000 metros sobre el nivel del mar crece el mejor té rojo de China.” Según las horas del día, Yanyung recomienda un tipo u otro: “Por la mañana, el té verde; es fresco y suave para despertar. A mediodía, el rojo; que tiene un aroma más intenso, y por la noche; el Pu’er, que no lleva teína. Al igual que entendemos que hay un té para cada momento, hay un té para cada persona”.

 

UNA CARTA ORIGINAL Y MUY CUIDADA

La carta de comidas es tan auténtica como la de tés y cafés. Escueta y sincera: “La hemos creado nosotros mismos junto a nuestra cocinera, que es de Venezuela. Ella también es vegana y tiene pasión por los platos de calidad. Trabajamos como una pequeña familia y de esta fusión entre Oriente y Occidente nacen nuestros platos, como la Burger Beat; cuya preparación con carne de remolacha, lentejas y champiñón sorprende a veganos y no veganos. Lo mismo ocurre con la ensalada verde con vinagreta de naranja. Otra opción es el menú de mediodía, que se amplía durante toda la semana”. Y una apuesta infalible: “El nuevo sándwich; elaborado con carne de tofú, tomate y queso de origen vegano con salsa alioli y sésamo”. Un guiño a la comida española cuyo resultado es una explosión de sabores irresistibles. Sorprende también el brunch: “Es muy amplio y flexible, sin horarios. Recomendamos la tortilla india con ensalada rallada y lechuga; el bao de estilo fusión de jamón vegano, lechuga, champiñón y cebolla salteada o el hummus 3 ways. Lo servimos siempre con crema de calabaza y manzana, pan y cereales”. Y por supuesto, café o té. Por último, hay que dejar hueco para un momento dulce. “El tiramisú de té matcha es nuestra recomendación. Lo preparamos con leche de soja y coco. Es perfecto  para terminar un almuerzo con amigos o disfrutarlo a media tarde”. 

 

MUCHO QUE CONTAR

CHILLING CAFÉ tiene mucho que decir: “Nuestra filosofía es abrir un mundo de posibilidades a los veganos y a los que no lo son. Elaboramos una carta divertida para todos”. Este espacio bulle desde la mañana hasta primera hora de la noche en pleno corazón de Malasaña. Y lo hace con una carta de presentación que irradia juventud y ganas de hacer las cosas más que bien: “En la zona hay muchos jóvenes y nosotros nos sentimos realmente identificados con ellos; con esa actitud abierta ante la vida; con esas ganas de probar mil sabores y conocer otras culturas a través de la gastronomía”. Su inquietud se refleja en estas paredes pintadas de blanco. “Buscamos una decoración neutra para dar la bienvenida a todo el mundo. Aquí todos tienen cabida. Ese es nuestro estilo de vida: abrir la mente a todo aquello que nos impulsa a crecer”. CHILLING CAFÉ es un conjunto de experiencias vividas: “Llegué hace seis años a España. Enrique nació aquí pero estuvo fuera y volvió hace cuatro. La cultura española me sorprendió mucho. Me pareció que era una forma de entender la vida totalmente diferente a la nuestra. De pronto pensé que fusionarla con mis raíces podría resultar muy enriquecedor y divertido. Y de ahí nació CHILLING CAFÉ”. Aquí los sabores encuentran su sitio en un ambiente cautivador. Distendido. Cosmopolita. Oriental y occidental al mismo tiempo. CHILLING CAFÉ es un sorbo de aire fresco que tiene cientos de aromas y propiedades. Un ambiente sosegado y de encantamiento.

 

GALERÍA

 

Fotografía de CHILLING CAFÉ

CHILLING CAFÉ

C/  De la Estrella nº5

28004 MADRID

Horario: de 10 a 20 horas.

CHILLINGCAFE.Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest