EL ALCÁZAR está de vuelta. Una cerveza que es considerada como un auténtico mito vuelve casi 100 años después de ver la luz. Y lo hace con una receta inspirada en sus orígenes. Con cuerpo, sabor intenso y muy refrescante. Una cerveza elaborada en Jaén, que tendrá una especial presencia en la provincia y en la zona de Andalucía Oriental, donde tradicionalmente la marca ha tenido un mayor arraigo.

 

UNA CERVEZA MUY ESPERADA

Es una vuelta deseada y esperada. La cerveza EL ALCÁZAR ya está de nuevo aquí. A punto de cumplir 100 años esta cerveza considerada un verdadero mito en Jaén vuelve con toda la fuerza y toda la personalidad «reinventándose con maestría para ofrecer una cerveza de máxima calidad». El Castillo de Santa Catalina -conocido como El Alcázar de Jaén–  aparece en la etiqueta recuperando esa tradición centenaria. Concretamente EL ALCÁZAR nace en Jaén en 1928. Como nos recuerdan aparece en el mercado «fruto de la experiencia cervecera y del carácter único de su región.Todo se inicia en una pequeña fábrica en el centro de la ciudad, y en poco tiempo la cerveza se convirtió en un auténtico icono, dejando una huella indiscutible en la sociedad de Jaén y en gran parte de Andalucía». En este sentido, Marta García, directora de marketing de HEINEKEN España explica la importancia de este nuevo lanzamiento: “Estamos muy felices de celebrar la vuelta de una auténtica leyenda. No todos los días tenemos la suerte de poder recuperar una marca tan querida como EL ALCÁZAR. Un auténtico símbolo de esta ciudad, como este castillo en el que nos encontramos, que ha sido de testigo tantas historias y leyendas, y que siempre ha estado tan ligado a nuestra cerveza”.

 

TRADICIÓN Y ESENCIA

La cerveza EL ALCÁZAR se elabora -hoy en día- en pequeñas producciones en la fábrica de La Imora de HEINEKEN España en Jaén. «Una planta con auténtica alma de microcervecería que recibe su nombre del manantial de aguas de excelente calidad sobre el que se encuentra asentada, y que son empleadas para la elaboración de esta cerveza». Estas instalaciones de EL ALCÁZAR «se han ido modernizando con las más novedosas tecnologías, manteniendo y mimando al mismo tiempo los procesos más artesanales y tradicionales de elaboración de cervezas, de forma que la fermentación, maduración y filtración aún se realizan con esmero de forma manual».  La botella de EL ALCÁZAR recupera el color verde original de 1928. «Con este lanzamiento, HEINEKEN España da un paso más en su vínculo con una provincia a la que le une una estrecha e histórica relación, y refuerza el compromiso de la compañía por la innovación y el desarrollo de la cultura cervecera con el resurgir de una marca auténtica y cercana».

 

ASÍ ES LA CERVEZA EL ALCÁZAR

Inspirada en la receta original de 1928, EL ALCÁZAR vuelve como una cerveza especial, con cuerpo, sabor intenso y fuertes notas aromáticas. Siendo 100% malta, destaca su toque de malta especial Biscuit que le aporta un color ámbar profundo. La cerveza se equilibra con el amargor ligeramente frutal y cítrico del lúpulo Citra, que le ofrece matices de maracuyá, mango, lima y grosellas. El lúpulo se añade manualmente al final de la elaboración, una práctica que se conoce como late hopping. El resultado una cerveza de gran personalidad, con el característico amargor de EL ALCÁZAR y muy refrescante, con 6% de alcohol en volumen.

 

GALERÍA

 

Fotografía cedida por EL ALCAZAR

www.heinekenespana.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest