1000 CUPS significa especialización llevada a sus cotas más altas. Un café donde se ha desterrado el carácter comercial; sólo piensan en servir un producto excelente. Una propuesta única. Una auténtica exquisitez que aspira a formar parte de la democratización del café. No es un lugar únicamente para iniciados. 1000 CUPS está pensando para todo el mundo que quiera disfrutar de la máxima calidad del café. En 1000 CUPS se consumen muchos más kilos de café que de azúcar al día; el más claro indicador de que este café es diferente a todos. Es lo máximo. Es el paraíso del café.

 

MÁSTER EN CAFÉ DE ALTA CALIDAD

1000 CUPS es un lugar de culto. Un auténtico templo del café de la más alta calidad; abierto a todos de par en par. Su director general Agustín Fernández se define a sí mismo como: “Un apasionado barista y enamorado del producto”. Todo comenzó cuando “me enamoré del café de especialidad; entonces empecé a viajar, a visitar fincas, a asistir a ferias, hice cursos de barista; por ejemplo tengo 6 títulos de la SCAE, que es la Asociación de Café de Especialidad”. Él mismo bromea con su pasión cafetera:“Soy un freaky que no escatima anualmente dinero, tiempo y esfuerzo para aprender más”. Un conocimiento profundo que ha ido adquiriendo con el tiempo y que comparte como profesor en 1000 CUPS“Aquí tenemos un aula donde damos clases; hacemos catas; enseñamos a hacer el espresso perfecto. Soy formador de baristas. Conmigo colabora Pablo Caballero que es el campeón de España de la SCAE. Es un éxito”. Agustín vive para el café; su carrera profesional ha estado siempre ligada a la hostelería: “Empecé en la Escuela de Hostelería y Turismo con 14 años; estoy en el mundo de la cocina desde muy joven; llegué a trabajar en el hotel Ritz, iba para jefe de cocina hasta que un día se me cruzó el mundo del café”. La inspiración para iniciar 1000 CUPS“proyecto único en Madrid” llegaba desde la capital británica en el año 2013“Un día me llaman desde Londres. Y Julien -el primo de mi mujer- me dice: Tienes que ver la movida de café que hay aquí”.  Entonces, en ese momento es cuando se abre la espita de este río caudaloso de experiencia cafetera que es 1000 CUPS: “Yo pensé que sabía todo sobre el café. Viaje a Londres y me dí cuenta que no era así. En un Coffee Test aprendí lo que era el speciality coffee. Conocí la SCAE, me hice miembro, soy uno de los 140 miembros que hay en España”. En un lugar como Londres se percibe como la pasión por el café es algo que se vive con intensidad en el mundo entero: “Podemos decir que el epicentro del café de especialidad es la capital londinense; antes había surgido a finales de los años 90 en Nueva Zelanda y Australia. Luego llegó a Europa y más tarde conquistó la Costa Este de Estados Unidos. Ahora se expande con fuerza en el Sudeste asiático. Todo este movimiento cafetero está conectado”. En estos momentos en 1000 CUPS la ceremonia del café está perfectamente armonizada con todos y con todo; alcanza la máxima especialización en los cursos que se imparten; en ellos se transmiten una amplia experiencia teórica y práctica; y un control absoluto de los distintos tipos de preparación de esta bebida.

 

LA SÚPER-ESPECIALIZACIÓN DEL CAFÉ

El café de 1000 CUPS es de otro mundo. Supone participar de un rito en el que Agustín es el maestro de ceremonias. La carta ya permite hacerse una idea de la relevancia y amor al producto que destila este espacio con esta declaración de intenciones: “Si tienes tiempo de leer esto seguramente también lo tengas para tomar una taza de café diferente: Filtrado o por inmersión; de diferentes orígenes (estacionales) clasificados como Cafés Especiales”. A partir de ahí comienza el deleite al probar las elaboraciones de cada una de estas cuatro cafeteras de filtro: “Una de las opciones es V-60, quizá sea la opción más popular. Es un café filtrado en cerámicas V-60 con forma de V y a 60 grados de ahí el nombre. En apariencia es el más sencillo pero ¡cuidado que engancha! También tenemos Chemex es quizás el método más purista, y también el que más éxito tiene. La tercera posibilidad es Aeropress que nos proporciona un café rápido y cómodo. Es la manera más fácil de probar una taza de café de calidad; lo más parecido al espresso debido a la presión ejercida. Por último el Syphon es el método más espectacular pero también el más laborioso”. La especialización no tiene limites en esta cafetería y encontramos sugerencias realmente increíbles: “El Ice Coffey V-60 extraído sobre hielo es muy refrescante; el Cold Brew ha sido destilado en frío 24 horas y es una maravilla; y el Cold Drip se consigue gota a gota, tras 8 horas de extracción a temperatura ambiente; tiene autenticos adeptos”. Y entre tanta explicación nos dice Agustín sonriente: “Prueba todos y tú decides, nosotros proponemos catar y catar hasta encontrar el de cada uno”. Y desde luego en un templo del café de estas características no puede faltar la referencia cafetera, “la icónica Marzocco GB5 en homenaje a Giovanna Bambi esposa del fundador de la empresa, se fabrica a mano en Florencia y cuando inauguramos hace 2 años y medio costó 15.000 euros. Los cafés que salen de ella son únicos”. La cata de cualquiera de ellos es un auténtico deleite; y muy fácil de apreciar en cada sorbo la pasión con que se trabaja en 1000 CUPS.

 

MOLLEJA DE GALLINA. UN CAFÉ CON NOMBRE PROPIO

1000 CUPS tiene dos claras señas de identidad: un blend exclusivo y poder elaborar el café en un tostador propio. Agustín cuenta con pasión como encontró su propio café con nombre propio MOLLEJA DE GALLINA“Yo mismo he ido a la finca en Republica Dominicana a seleccionar nuestro café, y he seguido paso a paso el proceso”. El flechazo le sorprendió en un 4×4 en ese país. “Todas las fincas están en laderas de montañas a una gran altura y es necesario un jeep para recorrerlas. Son extensiones rodeadas de una planta de un metro y medio de color rojo cobrizo espectacular, con las hojas en punta de lanza, la planta se llama Molleja de Gallina. Proviene de 2 tipos de arábicas; una planta muy delicada y muy especial. Llega verde, nosotros tostamos, empaquetamos y distribuimos el café a otros establecimientos”. Su propia tostadora contribuye a marcar carácter “Yo hago mi propia curva de tueste en mi propia tostadora preparada para procesar 2 kilos; la grabo en un pen drive y la envío a Barcelona. Allí hacen la réplica, me tuestan cantidades mayores cada 15 días. Se envasa al vacío con la humedad controlada entre el 11 y el 12% ; que es la situación perfecta”.  Y es que Agustín ha alcanzado su gran sueño:“Tener mi propio café, mi propia curva de tueste y lo he conseguido”. Un sueño para los iniciados y un descubrimiento para los neófitos:“Aquí el tueste es muy suave; cada café tiene su idiosincrasia”.  Agustín es un hombre feliz cuando explica y recomienda a los clientes ; y es que unos de sus grandes objetivos es “la democratización del café. Personalmente hace 20 años que no pruebo el azúcar y nuestros clientes cada vez toman menos. Cuando vienen aquí por primera vez; yo recomiendo un primer sorbito sin nada porque el café que tenemos no debería amargar”.  Además en 1000 CUPS encontramos una variedad impresionante:“Para filtro utilizo café de orígenes. Todos tienen menos de 3 meses, ahora mismo utilizamos Etiopía, Kenia o Ruanda; luego vamos rotando nos gusta el Colombia o el Guatemala siempre en función de la estacionalidad”. Lo que está claro es que sí algo define a 1000 CUPS es “el máximo respeto a la uva del café”.

 

LA MEJOR COMPAÑÍA PARA EL MEJOR CAFÉ

La carta de 1000 CUPS no desmerece a su producto estrella, “nuestra cocina es muy sencilla, casera con productos de primera calidad, todo es fresco”. Un imprescindible “el pincho de tortilla está buenísimo; el sandwich mixto está también muy demandado, de jamón o pavo cocido, queso Cheddar fundido y un chorrito de aceite de oliva; los wraps son una opción para cualquier hora del día, está delicioso el de salmón, salsa tártara y huevo; el de pollo al curry elaborado con una receta nuestra; la carne de la hamburguesa es un producto magnifico la servimos con diyonesa y cebolla caramelizada”. También muy apetecibles las ensaladas: “La campera lleva patatas, tomates, aceitunas, cebolla y atún; la ensaladilla rusa receta de Tino; o la de pasta con salmón y vinagreta de miel”. Y para acompañar un slow coffee nada mejor que “tartas artesanas que vamos cambiando mucho para que la gente no se canse. Ahora tenemos strawberry cheesecake o american pie muy demandadas. Nos interesa la rotación. Los bizcochos también caseros con aceite de oliva, nos los hace un obrador exclusivamente para nosotros, no llevan mantequilla ni margarinas. Todos se hacen diariamente con los mejores ingredientes. El pan nos lo sirve un proveedor de confianza, es de masa madre y fermentación lenta tenemos de espelta, de hogaza, de centeno alemán y el bastón”. En 1000 CUPS todo es importante; todo contribuye a que esta cafetería de estilo industrial que combina acero y madera -de claro recuerdo de otros establecimientos de este tipo en grandes capitales europeas- se consolide como una referencia para disfrutar del mejor café posible. En 1000 CUPS el café es de otro mundo.

 

GALERÍA

 

Fotografía cedida por 1000 CUPS

1000 CUPS 

Glorieta de Quevedo nº5

28015 MADRID

Horario: L-J de 7:00 a 00:00/ V-S hasta las 02:00

Precio medio: 2´50 euros

agustin@1000cupscafe.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest