En ALPE encontramos un espacio gastronómico donde el equilibrio y la audacia están presentes a partes iguales. Equilibrio de sabores. Audacia de propuestas. Una calidad que se manifiesta con la puesta en escena de una excelente técnica. ALPE ofrece un sugerente ambiente donde la impronta de la excelencia se visualiza en cada gesto, en cada plato, en cada receta. En la cocina encontramos a Javier Villasevil, que durante cinco años ha trabajado en excelentes restaurantes suizos, todos con estrella Michelin. Sabiduría aprendida al ritmo de la calidad y que ahora se percibe como algo innato de ALPE. Un espacio cuidado con esmero y que facilita -desde todos los puntos de vista- el disfrute pleno. Un restaurante gastronómico que está creciendo con inteligencia y sosiego. Siempre sin pausa. ALPE ha sabido, desde la prudencia, encontrar un estilo y una personalidad que promete ser de largo recorrido. En poco tiempo ha encontrado un espacio con nombre y personalidad propia.

 

UNA BRILLANTEZ SÓLIDA

ALPE es una ilusión y es una realidad. Una propuesta de mucho nivel gastronómico y al mismo tiempo enmarcado en un ambiente cercano y personal. En ALPE se vive con intensidad una cocina de sabor y de producto, de calidad e imaginación, de creatividad y brillantez. ALPE es un espacio diferente. Situado en una antigua mantequería, tiene aires parisinos y desde luego corazón suizo. Elegancia y precisión en la zona de Almagro, seguramente la zona de Madrid que se respira un ambiente rotundamente francés. Quizá por ello, ALPE guarda con exactitud una perfecta armonía con el entorno. En los fogones encontramos a Javier Villasevil. Un chef alcarreño con una trayectoria brillante. “Mi formación arranca con una Ingeniería, aunque en un momento de mi vida decido dar un giro y estudiar Cordon Bleu. Tengo muy claro que si quiero dedicarme a la gastronomía es para hacer una cocina donde prime la calidad, el sabor y la técnica. Siempre he trabajado en restaurantes con estrellas Michelin y me gusta mucho esa exigencia que se vive en estos espacios”. Javier después de pasar por emblemas como Mugaritz o Quique Dacosta decidió establecerse en Suiza. “Ali he estado trabajando cinco años. Como te digo en espacios con estrellas, y desde luego la aventura ha merecido la pena. Lo que ocurre es que había llegado el momento de decidir. Quedarnos en Suiza para siempre o volver a España e iniciar un proyecto personal. Finalmente decidimos hacer lo segundo. Siempre había tenido la ilusión de tener algo propio, y esta era la oportunidad”. ALPE es un espacio con una forma de ser especial.

 

COHERENCIA EN EL ENTORNO

En ALPE todo rebosa consistencia. Una cocina con una técnica exquisita. Un Menú Degustación recogiendo sabores del mundo, con algunos guiños a la gastronomía suiza. Y un conocimiento al detalle del mejor producto de aquí, de nuestro entorno. Javier trabaja sabiendo a la perfección que tiene entre manos: una delicada cocina de autor. “ALPE ha ido poco a poco cobrando vida propia. Con una identidad que se va moldeando alrededor de una cocina de nivel que se materializa en un Menú Degustación. Ese es nuestro proyecto un restaurante gastronómico que conoce bien el entorno y sabe adaptares a él”. En ALPE cada detalle es importante. Una decoración exquisita desde la sobriedad y la conservación de un precioso local con historia. “Hemos querido conservar ese espíritu de la mantequería, con los escaparates y este ambiente. Mi mujer es arquitecto y es quien ha realizado toda el interiorismo. Ha quedado muy bonito y con la personalidad que queríamos que tuviera”. Y es que efectivamente, ha sido Marta López de Asiaín la encargada de conferir a todo el espacio de una quietud mágica que hace de cada bocado una maravillosa experiencia.

 

SABORES CON PERSONALIDAD

ALPE es un proyecto pensado como restaurante gastronómico. La experiencia de Javier así lo demuestra y así lo refuerza. Una propuesta construida sobre el producto de temporada y que “siempre queremos ir evolucionando con los sabores y la materia prima de cada momento”. Dos propuestas: “Un Menú Degustación con diez pasos. Y un Menú Degustación a la Carta con cuatro pasos que está siendo un éxito, pensado en comensales que tienen un tiempo limitado para comer o cenar”. En todo caso, la estrella de la casa es el Menú Cervino. “Diez pasos, muy buen ensamblados y que desde el principio hasta hoy hemos ido cambiando siempre a ritmo de la temporada. Ya estamos preparando platos nuevos para este otoño que vamos a trabajar con setas, verduras o caza. Sabores otoñales que seguro van a gustar mucho”. Este Menú Cervino “arranca ahora mismo con unos aperitivos. Un bombón de vermut y crujiente de aceituna. Para después pasar a un Trío de snacks que representan muy bien un viaje por el mundo de los sabores”. Después llegan “el pisto ALPE y la causa de maracuyá y matrimonio que los hemos incorporado en verano, pero que en unas semanas darán paso a bocados más de temporada”.  Y así entramos en algunos de los platos estrella de la propuesta. “El salmón con espuma de piña es uno de los favoritos. El arroz castizo gusta mucho. El rabo de toro y su buñuelo es un homenaje a los sabores de aquí. El pato con frutos rojos es una de las sugerencias que es un éxito seguro”. En los postres se percibe las raíces gastronómicas adquiridas en Suiza por Javier: “Son postres muy suizos como el merengue a la double crème o el cacao y remolacha que es muy tradicional de aquellas tierras”.  La otra opción es el llamado Menú Maggia. “Es un menú Degustación a la carta. Con aperitivo, primero, segundo y postre a elegir. Las posibilidades son varias, algunas coinciden con el Cervino, pero hay otros platos como el ravioli ahumado, los tallarines de sepia en salsa de cocido madrileño o el yogurt con ruibarbo y muesli que es muy suizo”. La bodega de ALPE está a la altura de las circunstancias. “Hemos buscado un equilibrio entre etiquetas de pequeños productores y otras más clásicas. Vinos independientes y vinos clásicos pensados en unos maridajes que nos gustan hacer a la medida de cada comensal. Nos gusta facilitar esas armonías con los vinos, puesto que pensamos que se saca más partido a cada bocado”.

 

NUEVOS ESPACIOS POR EXPLORAR

ALPE es un esplendoroso resumen de la vitalidad de la cocina en Madrid. “Queremos que este proyecto aporte a la gastronomía de esta ciudad que hemos encontrado muy activa. Ahora mismo es una delicia ver como los comensales entienden y quieren saber. Cada vez se da más importancia al producto de calidad. Y nosotros queremos -precisamente- responder a esas expectativas”. Y es que en ALPE se respira una sensibilidad especial. Javier después de cada servicio saluda mesa a mesa a los comensales. Charla e interactúa con ellos en un ambiente fantástico. ALPE es -en definitiva- un encuentro con una propuesta donde la técnica y la elegancia perviven con una fuerza que embruja a cada comensal. Cocina del mundo, con raíces propias. Sabores que nos conducen a nuevos espacios por explorar.

 

GALERÍA

 

Fotografía de Borja Gómez

ALPE RESTAURANTE

C/ Fernando El Santo nº25

28010 MADRID

Phone: 917523625

Horario: M-S 13:00 a 15:30/ 20:00 a 22:30/ D-L Cerrado

Precio: Menú Degustación Cervino 59 euros/ Menú Degustación a la Carta Maggia: 36 euros

www.alperestaurante.es

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest