ARZÁBAL cumple 10 años. Una década creando tendencia gastronómica. Apostando por la reinterpretación de la taberna. Impulsando la barra como perfecto escenario gastronómico. Convirtiendo al producto en la gran estrella de la carta. Cuidando al máximo la bodega: vinos y champagnes de calidad. ARZÁBAL es mucho. 10 años de excelente cocina. Y con mucho recorrido por delante.

 

UN ANIVERSARIO MUY ESPECIAL

Hace 10 años iniciaban esta aventura gastronómica. Álvaro Castellanos e Iván Morales comenzaban una historia en una pequeña taberna en el Barrio de El Retiro. Ahora una década después nadie puede entender la revolución gastronómica que ha vivido Madrid sin ARZÁBAL. Por muchas razones. Pero muy especialmente por saber apostar por un proyecto con personalidad, con fuerza, con producto y con una cocina que ha buscado y rebuscado en nuestras raíces. Lo cierto es que «han creado un grupo gastronómico basado en la tradición de antaño reinterpretada y mimada por el culto al producto y la estacionalidad. Pilares básicos que les han otorgado la clave para crear un referente en la gastronomía española».

 

RECUPERANDO ESENCIAS

ARZÁBAL10 años después- significa mucho. ARZÁBAL es la recuperación plena de la barra más castiza. Es el disfrute pleno de recetas que entonces estaban abandonadas. La ensaladilla, las patatas a la importancia, las croquetas, los torreznos o el laterío son buenos ejemplos de lo que ha signficado ARZÁBAL en las barras. El vermut y el champagne. El vino por copas. Muchos conceptos que ahora se perciben con naturalidad pero que hace 10 años eran pura novedad. Precisamente por todo eso ARZÁBAL ha sido y es pura tendencia, Tendencia de verdad. «Tanto su propuesta como el diseño de su interior, hacen posible disfrutar de ARZÁBAL a cualquier hora del día, ya sea con una copa de champán y maridaje de aperitivo, como de una cena que se alarga hasta la madrugada».

 

TEMPORALIDAD DEL PRODUCTO

10 años después ARZÁBAL sigue manteniendo distintos y diversos conceptos. En primer lugar ARZÁBAL RETIRO: emblema de lo que ha significado y significa una gran revolución gastronómica. Después llegó también ARZÁBAL MUSEO en el Museo Reina Sofia. «Allí la terraza es uno de los puntos de encuentro de la capital, tanto por la propuesta gastronómica como por sus instalaciones y opciones versátiles». KIRIKATA situado en el local primigenio de ARZÁBAL es la plenitud creativa en forma y sabores japoneses. «Este restaurante japonés que comparte la obsesión por el culto al producto y a los cortes y técnicas propias de los restaurantes japoneses, se posiciona como una opción apta para todos los público». Y ahora también en el Mercado de San Miguel: ARZÁBAL MARKET. «Llevando a cabo una propuesta para abanderar las dos barras centrales del Mercado y dos de los carritos centrales del espacio, uno con sus croquetas -ARZÁBAL Croquetería- y otro de cerveza». En todos estos escenarios al final lo importante está claro. Desde los comienzos: «La temporalidad  y la calidad del producto».

 

GALERÍA

Fotografía cedida por ARZÁBAL

www.arzabal.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest