BARRA Y MANTEL es el mejor encuentro posible con la auténtica cocina de taberna. Taberneo del bueno. Calidad máxima. Producto de excelencia. Una barra que nos ayuda a recorrer y a disfrutar los sabores de siempre. Cocina sabia. Elaboraciones sugerentes. Acogedor viaje a las esencias de una cocina de raíces. En BARRA Y MANTEL, los orígenes adquieren un valor especial. Recetas de nuestra vida. Experiencias que se actualizan con equilibrio y brillantez. Un espacio amplio y alegre. Amable en cualquier momento del día. Desde el aperitivo a la noche. Siempre en su sitio. Ofreciendo lo mejor. Apasionados por el producto. Un espacio donde la tradición convive con la tendencia en un entendimiento perfecto. Gracias al cuidado de cada detalle. Esmerados bocados que siempre nos conducen al disfrute. BARRA Y MANTEL: una taberna en plenitud. Escrita con mayúsculas. Con la personalidad de un proyecto que aspira a todo. Convencidos de hacer algo grande.

 

UNA TABERNA VIBRANTE

BARRA Y MANTEL tiene lenguaje propio. Una taberna vibrante. Con una cocina enraizada en la tradición y en el sabor. Adaptándose con precisión  al concepto más moderno y vital de la gastronomía. Barra. Mesas altas. Sala. Cocina abierta. Pasión por los orígenes. Expresividad máxima del producto. Amor por los detalles. Reflejo pleno de como entiende la cocina Iván González. Un chef joven, que ya atesora una gran experiencia y que ofrece -sin duda- un gran recorrido de futuro. De origen valenciano, allí donde ha estado siempre ha llamado la atención. Negocios propios, cocina sugerente. Ha pasado por plazas como Ibiza o su Valencia natal. Y siempre ha sabido incorporar nuevos registros. Sin renunciar nunca a la gastronomía que le vio nacer. Precisamente -con estas premisas- es como arranca BARRA Y MANTEL. Un producto donde el taberneo es esencial. Visión moderna de los sabores que siempre nos han enamorado. Percepción amplia de esas recetas -de nuestras vidas- que merecen la pena. Y es que como nos cuentan «las nuevas tendencias gastronómicas están apuntando hacia la vuelta a los orígenes, a los sabores de toda la vida, apostando por platos que se mantienen inalterables con el paso del tiempo. Por eso la propuesta de BARRA Y MANTEL se centra en los buenos productos, todos de temporada y según la disponibilidad del mercado». Sabores del momento. Miradas de siempre.

 

EL PRODUCTO ES LO PRIMERO

BARRA Y MANTEL es un taberna con una impronta cercana. Iván lo ha querido así desde el principio. «Un nuevo concepto, más personal, donde nos encargamos directamente de seleccionar los proveedores, el equipo de trabajo o el diseño de los platos». Producto con nombres propios. «Proveedores de la categoría de Pescaderías Coruñesas; O Percebeiro; Balfegó; Joselito; Amelie  y Quesería Cultivo. La carne de vaca -por ejemplo- nos la trae un carnicero burgalés que selecciona una a una las vacas en Galicia. En Madrid solo nos las proporciona a nosotros». BARRA Y MANTEL es «un restaurante honesto, con platos sencillos y ricos; un concepto cuidado en el que semanalmente ofrecemos dos o tres sugerencias fuera de carta, según los productos de mercado y de temporada. Siempre elaboradas con mucho mimo y cariño». En definitiva: «Cocina elegante y tradicional con sutiles tintes diferentes para sorprender y conquistar».

 

UNA CARTA ENTRE LA TRADICIÓN Y LA TENDENCIA

La carta de BARRA Y MANTEL es pura vida. Ejemplo impecable de sugerentes propuestas de raíces tabernarias llevadas a la mesa. Sabores apasionantes sin matices. Picoteo asegurado con mucho nivel donde destacan «la Gilda; los mejillones en escabeche rojo; los berberechos en escabeche blanco y las sardinas marinadas con pisto». Más tarde llegan los platillos fríos «Maravillosa la ensaladilla rusa. Espectacular el salmorejo que se come con tenedor y muy sabrosa la Coppa Ibérica de Joselito». Más sugerencias como «los espárragos trigueros con tomate y parmesano; el tartar de atún; el carpaccio de gamba o un delicioso Steak Tartare con mucha personalidad». Entre los platillos calientes hay que apuntar «las rabitas de calamar en tempura; las patatas bravas y los taquitos de merluza con patatas». Y así llagamos a algunos bocados realmente excelsos: «Los chipirones rellenos de sobrasada; los pimientos del piquillo rellenos de vaca vieja; las mollejas a la brasa y desde luego las albondigas de chuletón que en estos meses se ha convertido en una de las estrellas de la carta». En BARRA Y MANTEL se pueden saborea muchos registros gastronómicos: «Muy interesante el chuletón de rubia gallega. Fantástico el rabo de toro con puré de patatas. Obligado el pollo picantón con sus patatas. Y fabulosos los canelones de solomillo y trufa». Iván como buen valenciano cuida y elabora mucho los arroces: «Arroz en lata del mar o de la montaña. Dos propuestas muy sabrosas». Y para quién busque cuchara: «Verdinas con perdiz; garbanzos con rape y espinacas; y callos de ternera». En los postres «la tarta fina de manzana; la torrija de la abuela o el flan de queso que sabe a queso, son un buen final». La bodega es un punto fuerte de BARRA Y MANTEL. Una preciosa cava a la vista se expone con más de cien referencias de todas las Denominaciones de Origen y con una buena presencia de vinos internacionales.

 

UN ENTORNO DIFERENTE

BARRA Y MANTAL sugiere un ambiente distendido que sabe compatibilizar con un punto de sofisticación. Muy atractiva «la mesa del chef con capacidad para siete personas. Situada junto a la cocina permite una complicidad muy especial en reuniones también especiales». Toda la decoración está muy cuidada. Por ejemplo «destaca el suelo de baldosa hidráulica alrededor de la barra y una tarima de madera oscura para el resto del salón. Las paredes combinan un gris oscuro con un estiloso papel pintado de Pepe Peñalver, a juego con la tapicería. En las paredes lucen los nombres de algunos oficios y negocios de antaño, como cuchilleros, libreros, sombrerería o vinoteca, e imágenes de Madrid de los años 40 y 50, en representación de la época en la que está inspirado el restaurante». En BARRA Y MANTEL nos esperan en cualquier momento del día. La cocina nunca cierra. Por la tarde una carta más breve nos permite picar algo. Sin olvidarnos de la coctelería que sabe jugar un papel protagonista. BARRA Y MANTEL es la mejor reivindicación de la taberna de siempre. La mejor actualización de los sabores con tradición.

 

GALERÍA

 

Fotografía cedida por BARRA Y MANTEL

BARRA Y MANTEL

C/ Jorge Juan nº50

28001 MADRID

Phone: 91 064 45 98

Horario de cocina: L-D 13:00 a 0:00

Precio medio: 45-50 euros

www.tabernabarraymantel.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest