Un espacio único donde podemos degustar una gastronomía viajera. Un proyecto repleto de sabores y sensaciones. BOHO BAR, situado en pleno barrio de Chueca, es una apuesta por el producto excelente con una mirada constante a distintas gastronomías. Es una fusión no convencional con un recetario viajero que nos ayuda a recorrer el mundo sin movernos de la mesa. BOHO BAR, recoge plenamente el entendimiento entre un espíritu bohemio y otro hippie; y nos abre las puertas con la ilusión y la alegría de quién sabe que el proyecto tiene una forma de ser muy sugerente. 

 

UNA AVENTURA MARAVILLOSA

BOHO BAR es el resultado de la experiencia y del vitalismo de sus socios. Javier VillaPatrick Mocquard, socios y amigos desde hace años, conocen muy bien como es el mundo de la hostelería. El primero con responsabilidad directa en lugares tan importantes en Madrid como NODO, Pan de Lujo, La terraza de Le Cabrera o La Moraga; el segundo con negocios en distintas partes del mundo. En BOHO BAR no se ha dejado nada a la improvisación nos cuenta Javier recordando que “aquí se fusionan dos partes de la vida. La profesional y la personal. La profesional con muchos años trabajando en hostelería; y la personal como alma viajera que soy. Al final BOHO BAR es un reflejo de todo eso. Imbuido además de una filosofía: la BOHO-CHIC que es una fusión del carácter bohemio con la manera hippie de vivir. Es un estilo que se visualiza en la ropa o en la decoración de interiores; y que nosotros lo hemos querido llevar a la gastronomía y a la decoración del local. Siempre con un espíritu viajero, de carácter étnico y buscando las raíces de distintas culturas. En España encontramos este espíritu por ejemplo en Ibiza y Formentera, pero es universal y nosotros queremos vivirlo en BOHO BAR”. Este proyecto luminoso, donde la gastronomía se transmite con cariño y calidad lleva algo más de un año en marcha y los resultados son muy buenos: “Nuestros clientes han entendido muy bien nuestra manera de vivir las cosas. Cada mañana cuando llego a BOHO BAR es como empezar una aventura maravillosa”.

 

UNA COCINA REPLETA DE SABORES Y SENSACIONES

BOHO BAR llama la atención desde que entras por la puerta, grandes ventanales hacen del lugar un espacio muy especial. “Un lugar que va cambiando durante el día con las luces y los colores. Tenemos ocho ambientes diferentes, que según el momento nos dejan unas sensaciones y unas percepciones distintas. Cada objeto de decoración, cada elemento de BOHO BAR está muy pensado. Detrás de cada rincón hay un gran cariño. El azul y el amarillo son los colores que recogen mejor nuestra manera de entender las cosas. El azul del mar y del cielo; el amarillo del sol que es la luz. En BOHO BAR cada espacio tiene una personalidad: desde la barra a la zona de los columpios; desde las tapicerías de colores que tienen un contraste muy original hasta las plantas naturales o las lamparas árabes que decoran los rincones de la sala. Y claro está, la chimenea integrada en una mesa circular para ocho comensales que es muy especial para nosotros”. Ibiza, Mykonos, Nueva York, Marruecos,Tailandia o México tienen su huella y se nota:“todos nos dicen que aquí encuentran muy buena energía, muy buenas sensaciones”. Y es que el cuidado es absoluto; sugerente la maquina de café de un amarillo simbólico encargada a La Spaziale; cautivadores los columpios instalados en varias mesas “como recuerdo de un viaje mexicano”. Todo tiene una razón de ser, un proyecto que ha plasmado el estudio de arquitectura de Héctor Ruíz Velázquez; y ha armonizado a la perfección la diseñadora de interiores Almudena de Toledo,“que ha sabido dar este ambiente tan especial a BOHO BAR”. En este contexto le pedimos a Javier que nos defina BOHO BAR: “Estamos en un restaurante mágico, diferente y con una comida para degustar que te hace viajar por los sabores y sensaciones del mundo. No elaboramos una cocina exclusiva de un lugar, ni reproducimos platos concretos. Nuestras propuestas se preparan con producto mediterráneo y siempre fundamentadas en una gastronomía viajada con especias, recetas o sabores. Aquí podemos encontrar sensaciones y propuestas de Marruecos, India, Perú o Tailandia. Hacemos una cocina ecléctica.  Queremos que en el plato se manifieste nuestro sello de identidad: viajar sin moverse de la mesa. No es un espacio temático, no hay especialidades. Vivimos con intensidad algo tan simple como que todo esta muy bueno”. En definitiva, es un esfuerzo de creatividad cotidiana; sabiendo que la cocina es infinita; rebosante de  sabores; plagada de recuerdos; y condimentada por una amplia variedad de especias.

 

UNA CARTA DE EXPERIENCIAS GASTRONÓMICAS

La carta de BOHO BAR es seductora e interesante. Un recorrido que nos acerca a muchas experiencias y que nos recuerda muchas vivencias. En las propuestas hay algunas apuestas que marcan a BOHO BAR: “por ejemplo los pinchos morunos Ras Al Hanut. Hacemos unos pinchos morunos que ya no se hacen aquí en Madrid. Son auténticos, de verdad. Cocinados en parrilla volcánica, macerados con decenas de especias marroquíes, se presenta con mojo verde, harissa, yogurt y menta. Otro plato intocable para nosotros es la Primavera Thai que son rollitos de verdura, pollo y salsa sweet chili thai. Y otro plato muy representativo de lo que somos es De La Habana a Taipei un gua bao artesano al que incorporamos la ropa vieja cubana sin arroz ni frijoles, todo va aderezado por una salsa hoisin con azuki que elaboramos y que da un sabor muy especial. Un autentico sabor viajero”. Estas son algunas de las sugerencias intocables, pero la carta de BOHO BAR es amplia y muy trabajada. Unos 40 platos que nos ayudan a recorrer distintas gastronomías lejanas o cercanas: “los canelones de rabo de toro es un plato que siempre sorprende por lo bueno que está, elaborados durante doce horas a baja temperatura; al igual que los tacos Bulgogi que es un asado de costilla ibérica con BBQ coreana; el pulpo a la brasa con papas arrugás y pimentón de la Vera, un plato en el que es muy importante el punto de cocción y después el toque en la parrilla volcánica; las gyozas Hokkaido son artesanas las elaboramos con langostinos y verduras con shiitake o las croquetas también son maravillosas, es una receta de siempre con una bechamel muy cremosa, jamón ibérico y panko que hacen que estén muy suaves. Las croquetas son el termómetro de un restaurante y aquí son fantásticas”. En los pescados:“siempre frescos, del día. Hay que recomendar el tartar de atún rojo que es muy bueno, es atún rojo de un gran nivel; y desde luego hay que probar otra sugerencia sensacional como el sashimi de pez mantequilla”. Y llegamos a los postres: “todos artesanos; todos muy pensados y elaborados con mucho cariño. Magnífica la Carrot Cake que hacemos con la receta original y que tiene una presentación sorprendente y desde luego la leche con cacao y galletas que no tiene ni leche ni cacao, pero sus sabores nos llevan a aquellas meriendas infantiles y aquellos recuerdos de niñez”. En BOHO BAR todo se cuida al máximo “el pan es artesanal”; en la bodega hay un mimo especial “la carta de vinos esta pensada como complemento de la carta de la sala. Vinos importantes, de calidad, con gran variedad de uvas y con presencia de todas las Denominaciones de Origen.  Además trabajamos mucho la carta de cócteles, también con nuestro carácter viajero: cócteles thai, cubanos, mejicanos; una coctelería elaborada en el momento y con buen producto. Y desde luego los destilados con unos excelente gin-tonics que entusiasman”. Y lo cierto es que BOHO BAR se convierte también en un espacio perfecto para el afterwork o las copas de fin de semana “en un ambiente tranquilo y diferente”.

 

UN PROYECTO HUMANIZADO POR EL CARIÑO

En BOHO BAR encontramos un proyecto humanizado “nos gusta estar muy cerca del cliente, nos parece clave que la atención sea muy personal. Pensamos que es muy importante. Un buen ambiente y una buena gastronomía es imprescindible, pero el trato tiene que estar siempre a la altura”. Un año después en BOHO BAR “la exigencia es máxima cada día. Es muy gratificante ver como la gente admira el local y se enamora de una gastronomía arriesgada y de calidad. Es un proyecto del que se habla y que gusta mucho”. En BOHO BAR hay una especia” que se respira en el ambiente: “es el cariño con que hacemos todo. Cariño total, y trabajando siempre con producto de calidad”. Se transmite un ambiente cosmopolita, se vive una cocina artesanal. Una gastronomía que se elabora con los cinco sentidos. ¡Una autentica experiencia!

 

GALERÍA

 

Fotografía cedida por BOHO BAR

BOHO BAR

C/ Colmenares nº13 (Esquina San Marcos nº38)

28004 MADRID

Phone: 915324154

Horario: L-J 13:00 a 16:30/ 20:30 a 0:00/ V-S 13:30 a 2:00/ D 13:00 a 0:00

Precio medio: 22/25 euros

www.bohobarmadrid.com 

 

 

 

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest