CHAN STREET es mucho más que un restaurante chino. Apasionado y actual, supera todos los tópicos sobre comida china sin perder un ápice de autenticidad y tradición. Un lugar que bien podríamos encontrar en un barrio de moda de Sanghai, tenemos la suerte de tenerlo en el centro de Madrid. Siempre con un gran producto, incorpora los mejores ingredientes de la cultura gastronómica española al servicio de una cocina china tan genuina como renovada. Un proyecto que iniciaba su andadura en otoño con soltura y solidez. En CHAN STREET encontramos cuidadas elaboraciones, con un estilo joven y desenfadado en platos y  presentaciones. Todo en un ambiente con una sugerente personalidad que está marcando tendencia. Lejos de quedarse en un sitio de moda de tirón pasajero, CHAN STREET tiene todas las cualidades para convertirse en una referencia de comida asiática en la capital. 

 

CHINO. CHINO. CHINO

Aires actuales, coloristas, acogedores y muy atractivos nos reciben al entrar en CHAN STREET. El mismo estilo se traslada a la comida, con unos platos deliciosos, modernos y abiertos a lo mejor de la tradición de Pekín, Cantón y Sanghai. Una propuesta con toda la riqueza gastronómica que nos dejan sus raíces. De hecho uno de sus propietarios, Victor Hugo Gallardo, deja claro el concepto de su proyecto: “Somos un restaurante chino, chino, chino. Somos cuatro socios de los cuales dos de ellos son chinos Kali Ye y Xiao además de Victor Noriega y yo”. Cuatro buenos amigos que se conocieron trabajando en hostelería y que han compartido muchos viajes de ocio a Asia.  Todo comenzó un verano, estaban tomándose algo en una terraza madrileña y un antojo de Victor fue la semilla de su restaurante: “Estábamos los cuatro juntos. Y se me ocurre decir que me apetece comer Xia long bao pero de los buenos que nos tomábamos en Shanghai. A mí no me gustan los congelados porque son muy gruesos y no tienen caldo. Entonces Kali sugiere que sería estupendo abrir un espacio gastronómico aquí en Madrid que sea chino de verdad, donde se pueda comer un buen Xia long bao. A todos nos estusiasmó la idea,  y después de una larga lluvia de ideas nos lanzamos y abrimos en octubre. Hemos sufrido pero aquí estamos”. Sí por algo rompe moldes este espacio es porque sus platos no son los habituales: “La comida china es mucho más que arroz frito, arroz tres delicias y rollito primavera. La gastronomía china es inmensa depende de las regiones donde vayas, es muy diferente. En España hay una cultura generalizada de que la comida china es picante, mucho aceite de girasol y todo frito y no es así en absoluto. Utilizamos productos españoles de calidad como el secreto ibérico. Y es que aunque allí no se llama así, también se come. Por eso lo hemos integrado. En todo caso trabajamos en un porcentaje muy alto con productos chinos, incluso las berenjenas las traemos desde allí”. Victor nos cuenta orgulloso que “en el primer turno de comida a mediodía y en el primer turno de la noche el publico chino es muy numeroso. El 60% de nuestros clientes son de origen chino”. Una señal inequívoca de la autenticidad del proyecto.

 

UNA GASTRONOMÍA ILIMITADA

Sí algo define la carta de CHAN STREET es que “es una comida muy bien hecha, muy bien tratada. Mimamos todo lo posible la gastronomía del país. Aunque es una cocina moderna hacemos guiños con algunos platos ancestrales. Preparamos un pollo frío que es típico de una isla, donde hace tanto calor y el clima es tan húmedo, que no apetece ningún plato caliente”. Pero son muchas más las sugerentes y apetecibles apuestas de su carta: “Personalmente me encanta el Yupo Mie, que son los fideos fritos; los Xia long bao son también mis niños bonitos, son saquitos rellenos de carne picada con caldo y cebollino. En Madrid no hay propuestas así”. Otra de las delicias es “Tie ban zhu jing rou, secreto ibérico a la plancha, condimentado con una salsa secreta de lima”. Y un imprescindible en CHAN STREET es el Korean fried rice elaborado con huevos fritos. Desde luego hay que probar los rollitos con mango y gambas, que es una apuesta perfecta para comenzar una comida. Muy sabrosa la ensalada de judias verdes acompañada de pimientos rojos en tiras, aderezada con aceite de sesamo y preparada en frio. En este sentido, son más que recomendables los Wantunsaquitos rellenos de gambas y carne de cerdo, macerados en guindilla de Sichuan con brocoli al vapor. Entre todas estas sugerencias, una de la que resulta más apetecible, para cualquier momento, son los arroces. En esa lista hay que anotar El Dorado que integra con acierto el arroz frito con huevo y Youtiao frito, aderezado con carne de cerdo seca y acompañado de rábano blanco. Otro plato distinto que conquista paladares es el arroz Macau preparado con guisantes, calamares y gambas, aliñado con salsa de soja y ostras. Una sugerencia muy seductora es el pollo con cacahuetes y guindilla que se presenta ligeramente picante con pimientos secos. Y un clásico actualizado y sugerente es Shui Zhu Niu Rou elaborado con ternera laminada que lleva verduras y especias chinas cocidas en salsa picante. En CHAN STREET las carnes y los pescados son de una gran calidad con un sabor muy especial. Una cocina sabrosa y muy cuidada, elevando al máximo la cocina llamada street food. Un ejemplo de lo dicho son las gambas salteadas al wok con pimiento verde, amarillo y rojo sobre cama de cebollas frescas. Y por supuesto llegamos a los postres, donde el propio Victor prepara con cariño su propuesta más solicitada: “Los niños se vuelven locos con nuestro gofre; este -por ejemplo- es para una niña que está celebrando aquí su cumpleaños. Egg waffle – Ji Dan Zai : un waffle en una forma muy distinta de lo habitual, donde tu puedes elegir todos los elementos: el sabor del helado, los toppings y los siropes”. Un broche explosivo, ineludible para golosos, a una cena o comida divertida, exótica en la que la materia prima cobra una gran importancia. Siempre maridado con “una cerveza china Tsing Tao, o alguno de los vinos de una carta elaborada pensando en los sabores de la gastronomía china. Referencias como Arabarte, Azabache, Cuarto Creciente o Dilema son perfectos para nuestra cocina”. Un buen repaso a vinos cercanos y de calidad.

 

ESTILO PROPIO Y BUEN GUSTO

En CHAN STREET buscan un estilo callejero, por eso hemos recurrido a una estético como los azulejos que marcan bien nuestra forma de ser. Nuestro publico mayoritario es gente joven de entre 25 y 40 años, pero también tenemos fans mayores, que ven un reflejo en nuestros platos de la cocina que probaron en un viaje. Y eso les encanta”. Estamos en un local luminoso y alegre que consigue que todos los públicos se encuentren cómodos en CHAN STREET. Un precioso mural preside la sala, “y es que la decoración de las paredes es de un artista pop art muy conocido en China, Ai WeiWei que hace interpretaciones del maoísmo que nos encantan”. Sombrillas de colores o un gato de la suerte también propician un toque canalla y guasón en un espacio limpio y desenfado que no tiene nada que ver “con otros locales donde predominan el rojo y el dorado al que nos tienen acostumbrados los restaurantes chinos de nuestro país”. En esto y en todo, CHAN STREET se desmarca de todo lo conocido hasta ahora. Por eso y por mucho más CHAN STREET está triunfando en Madrid. No es un chino más. Es mucho más y eso se vive en cada detalle.

 

GALERÍA

 

Fotografía de Borja Gómez

CHAN STREET

C/ Barbieri nº4

28004 MADRID

Phone: 910528720

Horario: M-D 13:00 a 17:00/ 20:00 a 23:45

Precio medio: 20 euros

www,chanstreetfood.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest