JOTA CINCO es un clásico de la calle de Alcalá de Madrid. Un clásico que ha sabido mantener las esencias como base de un proyecto que en lo estético se ha renovado y ampliado. Un espacio donde se reivindican los valores gastronómicos de siempre; y al mismo tiempo se apuesta por una actualización sensata y atractiva. En JOTA CINCO se cuida la cocina como el tesoro de siempre, como la clave del éxito. Casi 50 años contemplan a un proyecto que sabe estar en su punto. Un espacio luminoso, agradable, acogedor y entrañable. En JOTA CINCO están pendientes de todo.

 

50 AÑOS DE CALIDAD

La historia de JOTA CINCO comienza en 1970; en la calle de Alcalá, un lugar donde Madrid se vive con intensidad. Casi cincuenta años en los que han mantenido siempre las mismas esencias. Nos lo recuerda José Gómez que junto a su hermana Olga sacan adelante con ilusión y dedicación el negocio que iniciaron sus padres: “Comenzaron mis padres. Entonces al principio era una cafetería, más tarde restaurante. También durante años, en una parte del local tuvimos un italiano que se llamaba Mamma Juana  y que funcionaba muy bien. Y desde hace unos meses hemos renovado la imagen. Hemos unificado todo el local, hemos apostado por la luz; y por un espacio amplio con barra, sala, mesas altas y una terraza cubierta que es una maravilla”. Una renovación diseñada por la decoradora Isabel LararanjinhaJOTA CINCO presenta ahora un aspecto abierto y luminoso, muy sugerente. Un lugar non stop que comienza a primera hora de la mañana: “Empezamos con los desayunos, más tarde aperitivos, las comidas, las meriendas y las cenas. Y desde luego las copas”. Es una referencia del barrio, junto a Arturo Soria y a un paseo de la Plaza de Toros de Las Ventas, “las tardes de toros en San Isidro en esta zona son tardes muy especiales”. Cincuenta años de una trayectoria solida en la que JOTA CINCO mantiene sus raíces “en un entorno moderno y con todas las posibilidades para nuestros clientes”. Un lugar donde encontramos “un producto de primer nivel y al mismo tiempo accesible”. Un proyecto donde “la tradición con un toque de novedad y la calidad son las referencias”.

 

COCINA DE MERCADO CON TRADICION RENOVADA

En JOTA CINCO apuestan por “una cocina de mercado. Por una cocina actual; pero desde luego hay muchas de nuestras recetas que mantenemos y que gustan mucho a nuestros clientes”. ¿Platos emblemáticos? Hay algunos intocables: “El bacalao es una referencia para nosotros. El bacalao al horno está muy bueno y el bacalao al pil pil es otro de nuestros clásicos. En esa lista está también el rabo de toro estofado al vino tinto; las mollejas de lechal con verduras y hongos o el steak tartare del que mantenemos la misma receta con la que siempre lo hemos elaborado. Es una propuesta muy especial que acabamos en sala con helado de mostaza”. Lo cierto es que repasando la carta de JOTA CINCO sorprenden positivamente sugerencias muy pensadas. “Cuidamos mucho el jamón ibérico y el lomo Ibérico, son detalles clave para nosotros. Es muy buena la mojama de atún que nos traen desde Alicante”. Por lo demás en los entrantes propuestas clásicas, todas en su punto: “Ensaladilla rusa; calamares rebozados; pulpo a la brasa; patatas bravas; huevos rotos trufados con jamón ibérico o las croquetas de la casa”. Por cierto atención especial para “las patatas asadas con salmón y holandesa; las alcachofas a la brasa; los callos a la madrileña y los langostinos en tempura que son una delicia”. Además no faltan sensacionales pescados como “la merluza de pincho; el rape o los chipirones”; y en las carnes, además de lo dicho, se pueden degustar platos como “el lomo bajo de vaca; la presa ibérica al carbón o las albondigas de carne estofadas”. Y en los postres auténticas delicias como “la tarta fina de manzana con helado de vainilla; la torrija con crema inglesa y helado de café o unos tradicionales canutillos de crema. Todos los postres los elaboramos en casa”.

 

LA FUERZA DE LA CUCHARA

En JOTA CINCO se vive con devoción el cuidado de los platos de cuchara. “A diario ofrecemos siempre un plato de cuchara. Gustan mucho y son además una forma muy nuestra de comer. Propuestas que van cambiando a lo largo del año y que mantienen las recetas de toda la vida. Lentejas estofadas; cocido madrileño en tres vuelcos; patatas guisadas; porrusalda de Bacalao; crema  de carabineros o una fabada que siempre maravilla”. En todo caso las sugerencias en JOTA CINCO se mueven a ritmo de temporada. Ahora por ejemplo “incorporamos nuestro salmorejo clásico; también vamos a incorporar unos buñuelos de bacalao con alioli de pera; para San Isidro se puede disfrutar de un Pam Bao con rabo de toro; otra propuesta nueva va a ser la presa ibérica con mojo picón y también un tartar de salmón con lubina que está muy bueno. En época de bonito servimos un marmitako que es un éxito seguro. Y ahora en temporada elaboramos unos guisantes que presentamos con huevo escalfado y chalotas que merecen la pena”. Y en verano no faltan “ensaladas preparadas con buen producto. Gusta mucho la ensalada de pasta o la que hacemos con aguacate y mozzarella”. Otra de las propuestas que están preparando en JOTA CINCO es un menú maridado con cerveza: “Nosotros trabajamos con Heineken, y ellos tienen una amplia oferta de cervezas de distintas intensidades y orígenes. Estamos trabajando con un menú nuestro en el que cada plato se sirva con cerveza. Nos gusta siempre buscar apuestas nuevas, que sorprendan y gusten a nuestros clientes”. La bodega en JOTA CINCO mantiene la misma filosofía que todo el proyecto: “Nuestra idea es muy clara: buen producto a buen precio. Una bodega diseñada con vinos de corte joven y moderno. Tenemos por ejemplo un D.O. Rioja como es Lindes de Remelleuri que lo servimos a un precio excelente o un Joven de Silos de la D.O. Ribera que también es una propuesta muy buena y ajustada. Y lo mismo ocurre con otras referencias de las principales Denominaciones de Origen. Aunque desde luego, sí algún cliente pide un vino de un precio superior lo tenemos. Pero nos encanta buscar y encontrar bodegas y vinos que sean de calidad y a un precio accesible”.

 

UNA PROPUESTA SIN TRAMPA NI CARTÓN

Charlando con José  le pedimos que nos defina JOTA CINCO: “Es un restaurante donde se cuidan los productos; un sitio donde todo es verdad sin trampa ni cartón. Comida de verdad con un producto a un precio muy competitivo. Y buscando una cocina tradicional actualizada. Distinto envoltorio pero misma calidad en el producto”. En JOTA CINCO tienen muy claro la importancia en la atención a los clientes. “Se cuida mucho; queremos que todos estén cómodos a cualquier hora del día”. En JOTA CINCO una de las joyas es la terraza cubierta que da a la calle de Alcalá “en invierno con calefactores, en verano a la sombra es un espacio muy acogedor y desde luego muy solicitado”. JOTA CINCO un clásico, renovado y donde siempre se come muy bien.

 

GALERÍA

 

 

 

Fotografía de JOSÉ MARTÍN-SERRANO y cedida porJOTA CINCO

JOTA CINCO

C/ Alcalá nº423

28027 MADRID

Phone: 91.742.85.98

Horario: Todos los días de 9:00 a 1:00

Precio medio: 20/25 euros/ Menú diario 15 euros/ Menú  gastronómico 27 euros

www.jotacinco.com

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest