LA BERENJENA tiene carácter. Desde el principio ha marcado con rotundidad un estilo muy propio: mucho atrevimiento, desinhibición y un gran cariño por la gastronomía tradicional. Una aventura que comenzaba en un pequeño local cerca de Atocha y que ahora crece con ilusión y convicción en todo lo que se hace. Por eso, han abierto un nuevo espacio -en el barrio de Chamberí- que está preparado para dar un paso más en la evolución de una cocina que no se pone límites. El tratamiento impecable del mejor producto y la creatividad más desenfadada al servicio de un propósito: una comida tiene que ser algo más. Mucho más. Toda una experiencia que transmite alegría y transforma el estado de ánimo de cada uno de los clientes.  En LA BERENJENA encontramos una propuesta muy equilibrada, con pilares de alta gastronomía, accesible a muchos bolsillos y cargada de una imaginación que entusiasma.

 

LA “PASIÓN TERRIBLE” POR LA COCINA

LA BERENJENA es un sitio icónico de Madrid. Un proyecto que iniciaba su andadura con pocos medios y mucho talento. Ahora seis años después de la primera apertura -muy cerca del Museo Reina Sofía– se ha hecho un hueco imprescindible. La receta ganadora es rotunda: el talento y la creatividad de Rebeca Hernández y el trato exquisito de su socia Marta Gutiérrez y todo el equipo en sala. Por eso, era cuestión de tiempo que juntas diesen un paso más. Ahora LA BERENJENA crece y lo hace en un local amplio y luminoso situado en el barrio de Chamberí. Este es el nuevo laboratorio -con más medios técnicos y más espacio- para desarrollar todo el excelente potencial gastronómico. La forma de trabajar en cocina de Rebeca es arriesgada pero sin perder ni un ápice el control y saber hacer en las ejecuciones: “Yo soy autodidacta. Desde los 6 o 7 años era mi hobby. Mi madre es gallega me daba a probar el punto de sal de los platos desde siempre. Yo era una niña con mucho apetito, me encantaba mojar en las salsas. Así que siempre estaba por ahí curioseando, lo veía todo. Mi madre nos llevaba de la mano al mercado de Chamberí, nos enseñaba a comprar, a diferenciar los pescados, las verduras,  y lo he disfrutado siempre mucho. En mi familia la gente guisa mucho, todo se hace alrededor de una cocina, esa era la manera de estar todos juntos. Antes no veía la gastronomía como una profesión. Pero mis amigos me empujaron. Siempre he sido muy sociable y mucha gente venía a mi casa a comer y a cenar. Hacia una fiesta y aparecían 200 personas. Todo el mundo sabía que yo cocinaba bien y solo faltaba que abriera algo. Abrí la primera BERENJENA con 33 años”. Rebeca, realizadora de cine y televisión, se ha pasado la vida leyendo libros de cocina y preparando recetas para su entorno. Ella misma explica su relación con los fogones así: “Estoy zumbada con la cocina, lo que tengo es una pasión terrible”. Y este es uno de los ingredientes secretos de su éxito: “Nos hemos atrevido con propuestas muy distintas y tenemos un cliente muy particular: le gusta la innovación. Y gastronómicamente hablando es muy valiente”. 

 

GASTRONOMÍA DESINHIBIDA, ATREVIDA Y ARMONIOSA

En LA BERENJENA: “Queremos que la gente se sorprenda, que pueda encontrar aquí lo que no hay en otros sitios, que les cambie el humor. Algunos han tenido un mal día y después de comer en nuestra casa reviven” y para eso hay que jugársela. “Hacemos cosas muy locas, pero controlando. Renovamos, hacemos tradición y le damos una vuelta a todo. Me gusta fusionar con todo, pero dominando. Si fusiono con influencias italianas tengo que dominar lo que están haciendo los italianos. Los guisos tienen que ser como los de la nona, como ellos llaman a la abuela”. Cualquier abuela estaría orgullosa del rodaballo en su piel, en un plato que “se come todo, se comen hasta las espinas, que saben a corteza de cerdo. Lleva una salsa con romero, vinagre de arroz, tomate, pimentón; y después le damos una vuelta con kimchi y mayonesa de sésamo”. Cuando alguien disfruta tanto con lo que hace, transmite generosidad; y Rebeca comparte sin reservas los ingredientes y las recetas de sus creaciones: “La ensalada Caprese es el plato que nos puso en el mapa. Lleva en carta desde el inicio del proyecto y no podemos quitarla. Nos han pedido la receta de todas partes del mundo. Incluso desde Nueva Zelanda o Australia. Muchísima gente nos pregunta por el aliño. Sigue siendo el plato más vendido de la carta. Esta ensalada define bastante bien como somos. Es un plato común, tradicional, al que le debemos mucho. Mucha gente viene exclusivamente a probarlo”. La mejor materia prima destaca en platos tan originales como las ostras nam jim aliñadas con azúcar moscovado, cilantro, chalotas, arroz tostado, huevas de pez volador y sobre todo mucha delicadeza y respeto al producto para conseguir una combinación de sabores espectacular. “Hay platos muy locos pero al final creo que he conseguido equilibrio”. Rebeca habla de sus “cangrejitos crujientes como pipas de mar, con una textura sorprendente sobre curry y una salsa picante” que engancha. Su fusión asiática es también sobresaliente; por ejemplo las gyozas japonesas caseras de pollo de corral desprenden armonía, cariño y respeto por la cultura gastronómica asiática. Al igual que los dumplings caseros de zamburiñas y gambas rojas. Rebeca siempre está jugando y abriendose a lo nuevo; una propuesta que refleja esa actitud son algunos trampantojos como las piedras de foie que “las presentamos envueltas en chocolate blanco, y combinan los sabores dulces y salados”. Y es que ya sea como aperitivo o postre, nadie puede irse de LA BERENJENA sin probarlas. En este sentido Rebeca nos explica:Creo que el hecho de tener algunos problemas con la vista, me ha hecho desarrollar mucho otros sentidos imprescindibles en la cocina como el gusto o el olfato. Para mi es muy importante el tacto. De hecho preparamos muchas cosas para que la gente pueda disfrutar comiendo con las manos”.

VINOS Y CÓCTELES CON CARÁCTER

En LA BERENJENA se disfruta con la coctelería. Detrás de los sugerentes y deliciosos cócteles está Rouss Rivas: “Improviso mucho en mi trabajo, según los gustos del cliente. La improvisación es mi punto fuerte. Me gusta jugar con frutas, utilizo muchos cítricos y siempre estoy buscando nuevos productos para experimentar con ellos”. En la carta podemos encontrar algunas propuestas creadas por Rouss y “clasicos fusionados a mi  manera”. Entre sus creaciones encontramos propuestas como “Jungle que surge de un paseo por un bosque donde me encontré un naranjo silvestre y su aroma me inspiró. Detrás de cada bebida hay una historia, un atardecer, un amor, alegrías, un beso…”. Del mismo modo la selección de vinos está en sintonía con el espíritu creativo, selecto y divertido de la casa. En la carta referencias tan atractivas como Efecto volador, Uvas veloces, Mi mamá me mima, Legaris, Bobos Casa La Borracha, Frontaura, Blas Serrano, Anna Codorníu, Pommery, o Las Alegrias que es un champagne de autor que merece la pena descubrir”. La apuesta de Rebeca y su equipo es amplia y cuidada. Se centra en espumosos; vinos del Marco de Jerez donde no faltan Olorosos o Palo Cortado; y vinos que llegan de Rioja o Ribera del Duero o con la fuerza del Cierzo. Una oferta tan enriquecedora en la que es muy fácil encontrar el más adecuado para cada maridaje. “El vino de la casa embotellado para nosotros es de Madrid”, en este caso se han impuesto la proximidad y la calidad.

 

DE LA BERENJENA AL CIELO

El paso de Rebeca por el programa televisivo Top Chef en 2014, “me ha venido muy bien en el plano personal”. Un recuerdo televisivo que define su carácter abierto y las ganas de comérselo todo compartiendo siempre. “Sabemos que nos queda muchísimo para tocar techo. Nosotros crecemos porque el cliente nos lo permite. Si LA BERENJENA funciona es porque nos apoyan”. Y con esta filosofía se han embarcado en el proyecto de Chamberí. Un restaurante luminoso y acogedor que ofrece una terraza ideal para familias ya que dispone de un parque infantil delante.  También es perfecto para acudir con amigos y probar las sugerencias de este equipo creativo que trabaja con los pies en el suelo apostando por la materia prima. Personalidad y cariño en cada propuesta. “Hemos invertido en plantilla; apostamos por la sencillez; el presupuesto es el que hay y queremos que la gente pueda aprender. Y creo que los locales son como las casas, te van pidiendo la decoración. Imagino que dentro de un año no tendrá nada que ver con lo que es ahora. Pero poco a poco”. Con paso lento pero seguro se han atrevido también estas dos empresarias con la apertura de una sala de conciertos, “DOG & ROLL CLUB MADRID. Los mejores conciertos los jueves, viernes y sábados. Grupos en directo ¡y hasta las 06:00 de la madrugada!”. Rebeca y Marta trasmiten  empuje y corazón. Y tienen algo muy claro: “Nos gustaría que nos viesen como gente que disfruta con lo que hace. Siempre con muchísima alegría, y que resulte contagiosa a todos”. 

 

GALERÍA

 

 

Fotografía de Borja Gómez

LA BERENJENA

C/Marqués de Toca nº24

MADRID

Phone:91.467.52.97

Horario:M-X 20:00 a 1:00/ J. 14:00 a 17:00/ 20:00 a 2:00/ V-S 13:30 a 2:30/ D. 13:30 a 0:00

LA BERENJENA DE CHAMBERÍ

C/ Raimundo Fernández Villaverde nº34

28003 MADRID

Phone: 911682606

Horario: L-X 13:00 a 1:00/ J-D 13:00 a 2:30

Precio medio: 30-40 euros

LA BERENJENA. Facebook

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest