En LELISÉ, la receta gastronómica es muy clara: pasión por la cocina tradicional buscando siempre una apuesta modernizada. Una casa de comidas actual. Con todo el sabor de siempre y con toda la técnica de nuestro tiempo. Propuestas y elaboraciones que en LELISÉ siempre llevan un mensaje: lo importante por encima de todo es que se coma muy bien. Encontramos un proyecto donde cada día es diferente. El producto marca cada plato, cada sugerencia. Sólo se trabaja con el mejor producto. Un espacio agradable y coqueto donde cada cliente es especial. LELISÉ, de profundas raíces asturianas, ha sabido conservar sus orígenes buscando siempre actualidad. Cocina solida con una modernidad equilibrada. 

 

ENTRAR POR LA COCINA: UNA FORMA DE SER

En LELISÉ se entra por la cocina. Una auténtica declaración de intenciones. Una demostración de que “aquí lo importante es comer muy bien”. Este precioso local está situado en  Victor Andrés Belaunde; una calle, junto al Paseo de la Habana y muy cerca del Santiago Bernabeu “que se está convirtiendo en una zona muy gastronómica”, nos cuenta José Ignacio López. Él es propietario, chef, impulsor y alma de LELISÉ. Este asturiano -de alma y corazón-. comenzaba en el año 2010 en la localidad madrileña de Majadahonda con un éxitoso proyecto llamado La Sidrería, “que sigue viento en popa. Pero yo tenía claro que quería venirme al centro de Madrid. Y en el año 2015 comienzo en LELISÉ. Desde el principio sé muy bien lo que quiero; por eso en un momento determinado decido dejar a mi socio mi anterior proyecto y dedicarme plenamente a este”. Y Jose nos explica que “quiero hacer lo que me gusta. Quiero volcarme con cada cliente. Mi apuesta es una casa de comidas moderna. Una cocina tradicional, desde luego, pero siempre actualizada. Y claro está lo más importante para mi es que se coma muy bien y se disfrute comiendo”. Charlar con Jose es una delicia. Vive con pasión su trabajo; habla con devoción de todo lo que hace; explica con claridad sus ideas en la cocina: “No me gusta la fusión; no me gusta lo hipermoderno. Aquí nunca van a faltar los guisos y la cuchara. Me gusta la cocina de raíces. Me gusta la gastronomía de origen pero siempre con una vuelta moderna. Sabores de siempre, pero actualizados. Cuidando las grasas; los equilibrios, los sabores”. Y concluye sonriente: “LELISÉ es un asturiano moderno. Un chigre del siglo XXI. Un chigre elegante”. Un espacio donde todo se cuida con cariño. Una chimenea da vida a la sala; mientras la cocina es parte esencial del proyecto plenamente integrada,“lo que pasa en la cocina es de todos. Es el punto central de LELISÉ”.

 

VIVIR PENDIENTES DEL PRODUCTO

La carta de LELISÉ es una demostración de coherencia. Es el reflejo perfecto de la cocina que quiere Jose para su proyecto. “Nuestra cocina es del día a día. Vivimos muy pendientes del producto. Pero hay sugerencias que siempre me gusta tener como las setas gratinadas con espuma de alioli de miel; el steak tartare es una de mis grandes apuestas, ¡Nunca falta! En los pescados el rape y el bacalao siempre están de una forma o de otra. También el pulpo, por supuesto. Y desde luego la cuchara: unas buenas fabes y unas sabrosas verdinas”.  Son propuestas de siempre “pero que nosotros vamos variando. Cambiamos una cosa, aportamos una salsa, buscamos un sabor diferente. Por ejemplo hacemos unas verdinas con jabalí que son una maravilla; o unas fabes con bogavante que encantan a nuestros clientes”. A Jose le gusta una carta “no muy larga, pero con cambios en ocasiones hasta diarios. Es muy importante que el producto sea muy fresco. Nuestros clientes saben que lo que tenemos es del día. Por eso siempre tiene ese sabor”.  En la carta se transmite esa manera de ver y elaborar la cocina: “Delicioso el carpaccio de tomate flor con nube de queso de cabra y vinagreta de puerros; la degustación de croquetas es una maravilla que siempre cambiamos, buscamos propuestas nuevas; un pixin amariscado que encanta a todos; el bacalao de la mina al carbón; el atún rojo a la parrilla con foie también gusta mucho o el buey de San Tirso al carbón”. En LELISÉ,“la gente viene a comer, sin más. Y me dicen, Jose ¿Qué tenemos hoy? Eso es lo mejor. Eso es que confían en nosotros. La carta está siempre ahí, desde luego, pero como buena casa de comidas a nuestros clientes les gusta disfrutar de esas sugerencias nuevas, que acaban de llegar; y que muchos ven al entrar por la cocina”. Y es que efectivamente el disfrute en LELISÉ es absoluto.

 

UN ARROZ CON LECHE DESLUMBRANTE

En LELISÉ los postres son un capitulo básico y deslumbrante. “Tenemos un arroz con leche que es una de mis debilidades. Lo hacemos en dos texturas. Tiene mucha elaboración. Lleva tres leches diferentes. Tres cocciones diferentes del arroz. Un resultado muy bueno. Y desde luego gusta mucho”. En esos postres tampoco faltan “un sensacional mousse de turrón con almendras; una tarta fina de manzana con helado de avellanas o un tiramisú también muy especial”. En LELISÉ, además disfrutamos de dos menús. Un Menú Degustación y un Menú Noreña, “dos formas que sugerimos para probar distintas propuestas de nuestra carta. Sugerencias que siempre cambian y que van a ritmo de temporada”. Jose disfruta mucho dando de comer y también dando de beber: “Me encanta el vino, creo que es una parte básica de la gastronomía que ofrecemos. En estos momentos tenemos una bodega de unas 40 referencias. Tenemos vinos conocidos y sólidos; y también otros vinos interesantes aunque menos conocidos. Nos gusta que roten y desde luego creo que el vino tiene que tener precios asequibles. Esa es una de nuestras condiciones: que el vino se ajuste a un presupuesto adecuado”. En LELISÉ se vive con intensidad:“Queremos que nuestros clientes vengan a disfrutar. Tranquilos. Relajados. Con una buena atención personal y una cocina que aporta cosas nuevas desde la tradición”.

 

UNA EXPERIENCIA GASTRONÓMICA COMPLETA

LELISÉ es una apuesta personal que tiene mucha historia. “El nombre es algo muy pensado. Tiene un claro significado. Es la casa de Eli y de José. Eli es mi mujer y le debo mucho. Me aguanta desde hace 15 años y estoy muy agradecido”, nos cuenta Jose. Su imaginación es un constante bullir de ideas y de sugerencias. “LELISÉ es ahora mismo lo que queríamos que fuera. Lo que había pensado; pero el proyecto tiene que seguir evolucionando. Quiero que venir a nuestra casa se convierta en una experiencia muy completa.  La idea clara es que al entrar por la puerta, nuestros clientes puedan degustar ya alguna sugerencia en la cocina; después que puedan pasar a la mesa para disfrutar de nuestras propuestas y al terminar vuelvan a hacer parada en la cocina para tomar unos postres. En fin, un auténtico viaje gastronómico, por nuestra cocina como parte de esa experiencia en LELISÉ”.  En definitiva que “nuestra casa sea un club gastronómico donde todos se sientan acogidos”. Y Jose nos explica: “Es una casa de comidas que nunca falla. Ahora nuestra prioridad es el sabor; el sabor de cada plato; el sabor de los productos. Claro que nuestro proyecto sabe a Asturias. Sabe a Asturias y a más cosas. Siempre disfrutando con la comida”. Y es que LELISÉ es una casa de comidas con una cocina de mucha altura.

 

GALERÍA

 

 

Fotografía de JOSÉ MARTÍN-SERRANO y de LELISÉ

LELISÉ

Victor Andrés Belaunde nº6

28016 MADRID

Phone: 917958194

Horario: M-D 13:30 a 16:30/ M-S 21:00 a 23:30/ Cerrado domingo noche y lunes.

Precio medio: 40/45 euros/ Menú Degustación: 35 euros/ Menú Noreña: 22 euros

www.lelise.es

 

 

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest