Divertido. Exótico. Trepidante. Sorprendente. Delirante. Es PEYOTE SAN. Por sus sabores. Por sus texturas. Los nombres de sus platos suenan en la carta al unísono: El Delirio de los Huevos, el Mollete No de Antequera o De Cañas y Katanas. Chiles, sashimis, sushi y tacos cruzan océanos para llegar a una barra llena de color. El Grupo LARRUMBA apuesta por una decoración graffitera, canalla y con una frescura tan intensa que nos recuerda a la mismísima Frida Khalo. Nada queda al azar en este restaurante, donde la carta se presenta como un juego aparentemente improvisado. Una fusión mexicana y japonesa. Un Japomex que da que hablar. Y mucho.

 

LO JAPOMEX  ESTÁ DE MODA

Lo Japomex se lleva. Está de moda. Hugo Muñoz y Santi Aroca son los chefs de PEYOTE SAN; el nuevo espacio del GRUPO LARRUMBA, donde la diversión va más allá de lo puramente gastronómico. No importa el momento. Da igual la hora del día. Aquí se viene a pasarlo bien. PEYOTE SAN recaba su nombre en esa planta de origen ancestral utilizada durante siglos por los indígenas como remedio medicinal y cuyos efectos alucinógenos conducen al delirio más deseado.Queremos que PEYOTE SAN sea toda una experiencia. Hemos conseguido que la gente se divierta. Que disfrute. No solo de la gastronomía. Aquí las sensaciones son continuas desde el primer momento. La barra donde preparamos el sushi o la cocina a la vista; todo un espectáculo. Se palpa el ritmo trepidante de los platos, la fusión de olores y aromas. La gastronomía de dos continentes fusionadas en un único espacio”. El local está siempre a tope. Y los fines de semana resulta prácticamente imposible reservar mesa.“Repartido en varias estancias; la terraza cerrada es perfecta incluso en invierno. Al calor de la chimenea las sobremesas se alargan y se van creando ambientes muy diferentes y atractivos que invitan al cliente a volver”.

 

UNA CARTA DIVERTIDA Y SORPRENDENTE

Japón y México. México y Japón. Juntos en una carta donde los nombres de los platos son toda una declaración de intenciones. Los moldes están para romperlos. “Nuestras sopas son una buena apuesta para empezar. El miso de maíz o el dashi de huitlacoche que cocinamos con huevo de corral, queso asadero y gyozas rotas, tiene mucho éxito”. Imprescindibles “el guacamole recién hecho en molcajete. Todo un clásico que hacemos a nuestra manera. Y por supuesto, la Wakame Kyuri Su: una ensalada de algas y pepino”. Una cocina Japomex donde “la carta es un recorrido a lo largo de dos continentes cuyas gastronomías pueden resultar aparentemente dispares pero tienen  mucho en común. Los chiles, las hierbas o los pescados son solo una pequeña muestra”. Por eso en PEYOTE SAN  surgen platos tradicionales de ambas gastronomías y fusiones muy divertidas que funcionan: “Las ostras con pico de gallo y ponzu; el nigiri de atún flambeado y los mexillones con tabasco casero de yuzu son siempre un valor seguro”. Mientras, los nombres siguen provocando. Jugando. Divirtiendo. Como la sección DE CAÑAS Y KATANAS: “Aquí destacamos el ikizukuri. Es nuestro pescado del día con el aderezo japo-mex. Hoy toca xargo. Un plato que casa a la perfección con nuestros tacos al pastor o nuestro ya conocido TE ROMPO LOS HUEVOS: huevos rotos con sashimi de atún, totopos y guacamole”. Para disfrutar de una experiencia redonda en PEYOTE SAN, la recomendación es rotunda: “Un buen sake es sin duda el mejor compañero de este viaje gastronómico. Sugerimos el Awayuki Hakutsuru, un espumoso que aporta frescura y originalidad.  Por su parte, las cervezas son también muy demandadas. Tenemos una selección que incluye la lager japonesa Kirin Ichiban; la belga artesana de alta fermentación Affligem Blond y la 2 EQUIS XX, una LAGER con suave sabor a malta y ligero aroma cítrico”. La guinda de la diversión la ponen los postres: “Nuestro pastel de tres leches; el Yuzu Pie, la versión clásica del lemon pie con limón japonés; la lichidonia, nuestra versión de macedonia de lichi; el café de olla; una mouse de chocolate, crumble y helado de café. Y por supuesto, la más deseada: nuestra Tarta Feliz Cumpleaños con galletas María, chocolate y lacasitos”.

 

LOCOS POR EL BRUNCH

El fin de semana empieza con ganas de rumba y un brunch delicioso: “Recomendamos PARA LA CRUDA REALIDAD. Chilaquiles verdes picantitos con pollo de corral, crema y queso fresco”. Si la realidad es algo más llevadera el MOLLETE NO DE ANTEQUERA se convierte en unas de las propuestas más demandadas. “Los preparamos gratinados con queso Oaxaca, crema de frijoles y salsa ranchera. Por supuesto, no queremos que nadie se marche sin probar EL DELIRIO DE LOS HUEVOS; huevos poché en base de pan de maíz, holandesa de chipotle y guacamole”.  Para los más golosos; una sugerencia muy dulce: “El croissant recién horneado con mermelada de guayaba y mantequilla o el tamal dulce de pasas con nueces y coco rayado son acompañantes perfectos para nuestros batidos, zumos y smoothies”. Naturales 100%. Y sobre todo muy exóticos: “El DETOX es uno de los más demandados. Lo preparamos con yuzu, pepino, jengibre, manzana verde y apio”.  La carta se despierta divertida. Muy loca. Con ingenio. Y mucho sabor: “PARA LA CRUDA lleva clamato, cerveza negra y un toque picante. El DEL CARIBE JAPONÉS está hecho con piña, lichis, lima y leche de coco.”

 

UN LOCAL CANALLA Y GRAFFITERO

El delirio no es solo gastronómico en PEYOTE SAN. “Visualmente es un espacio que despierta muchas sensaciones. La decoración es muy urbana. Muy de la calle. Con un punto canalla”. Los graffitis pintados en las paredes “están inspirados en ambas culturas: la japonesa y la mexicana. Sus colores y formas son admirados no solo por los clientes que disfrutan de un buen almuerzo. A través de los enormes ventanales son muchos los que se detienen a disfrutar de ese arte callejero que impregna todo el local”. Y es que el streetfood es parte de la esencia de PEYOTE SAN. Del encanto. De su peculiaridad. Los mimbres alternan con el cuero y mesas llenas de color. A la derecha, la barra se alza protagonista, con cientos de botellas. “Aquí preparamos los cócteles; como nuestro A SACO PACO, un ron infusionado en café mexicano, falso té de chocolate  y especias, piña y lima. Otro trago muy rico es el PINTA SONRISAS, cuyo nombre dice mucho de su sabor.”  Un lugar de contrastes. Exuberante. Delicioso. Muy visual. Como sus platos. El efecto PEYOTE ya ha llegado. Una experiencia urban. Casual. Delirante. Y sobre todo y ante todo, divertida. Delirantemente divertida.

 

GALERÍA

 

 

PEYOTE SAN

C/ Marqués de la Ensenada nº16.

28004 MADRID

Phone: 91.088.22.12

Horario: L- V 11:00- 01:30// S-D: 11:00- 02:30

Brunch: fines de semana y festivos de 11:00 a 14:00 

Precio medio: 30-35 euros

www.peyotesan.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest