Un salón donde siempre es la hora del té. Una puerta rosa que invita a entrar, tomar un té y hablar de cosas agradables. Un rincón de cuento donde disfrutar de la magia de un ritual que tiene mucho de tradición. Infusiones de naranja deshidratada y fina canela. De azahar, cereza y caramelo. De champán con fresas. Ni la mismísima Alicia sabría cuál escoger. Sea cual fuera su elección; seguro que la disfrutaría entre caléndulas, rosas, violetas, orquídeas y tulipanes. Las flores recrean un entorno cambiante y evocador donde degustar la tarta de zanahorias, la de cerveza negra o la sugerente Red Velvet. No importa el momento del día. Aquí, al igual que en la novela de Lewis Carroll, siempre es la hora del té.  

 

UN SALÓN DE TÉ DONDE TODO ES POSIBLE

Esos relojes extravagantes que cuelgan del techo no tienen que marcar las 5. Cualquier hora del día es perfecta para disfrutar de un té en SALÓN DES FLEURS. Un rincón mágico que encierra una historia que emociona; la de aquella niña que un día entró en una floristería porque quería una flor para su abuelo. Fue así como se conocieron Curra y Pablo. Ellos son los artífices de este lugar secreto. De cuento. Un salón de té donde la naturaleza es parte de un ritual donde el tiempo se detiene. “Cuando empezamos, nos dimos cuenta de que nuestros clientes tenían que convivir con la flor para llegar a amarla. Olerla, sentirla, disfrutar de las diferentes variedades. Todo ello en un entorno tranquilo. Creemos que es importante contagiarnos de la magia de las flores. Son sensaciones únicas que solo se pueden disfrutar en un espacio como este”. Un espacio que nace en una antigua perfumería con un objetivo muy claro: “Situar a España entre los países que incluyen la flor en su cultura. Nosotros la reducimos a momentos muy puntuales. Queremos dar un paso más e introducir algo tan bello como una flor en la vida diaria. Para conseguirlo, creamos un entorno de confort. Aquí puedes venir con un amigo a tomar un té o quedar con tu pareja antes de volver a casa”. O simplemente sentarte a contemplar como va cambiando el entorno. Por arte de magia. “Las plantas son clave en este espacio, desde aquí se asiste al proceso del cambio.  En San Valentín predomina el rojo de las rosas que inundan el local. En otoño se pueden apreciar decenas de calabazas con flores otoñales; y es espectacular ver los brezos en plena primavera”. La puerta rosa que nos adentra al SALÓN DES FLEURS lleva implícito un mensaje de optimismo que se contagia en todo el salón. En el cartel de la puerta se puede leer: “Entra, tómate un té y hablemos de cosas agradables”. Y de cosas bonitas habla ese grupo de amigas que celebra su despedida de soltera: “Intentamos que sea algo muy especial, así que proponemos que una maquilladora enseñe los mejores trucos a la novia e invitadas para el día de la boda. También les explicamos cómo elaborar centros de mesa, así los pueden preparar personalmente para su gran día”.

 

SUEÑOS DE MELOCOTÓN Y TARTA DE CERVEZA NEGRA

La carta nace como apoyo a la floristería. Y poco a poco ha ido ganando terreno.“Es una oferta escueta en la que prima la calidad. Entre los imprescindibles; el té de naranja y canela. Se trata de un Pu Erh extraordinario que mezcla naranja deshidratada con la más fina canela, la flor del azahar y el hibisco; una combinación equilibrada que nos lleva al calor de una chimenea”. En esta oferta atractiva y sugerente no falta ningún sabor. “El de cereza y caramelo es perfecto para los amantes del té rojo. Nos traslada a los sabores de nuestra infancia”. Entre los verdes, “el Zen, de lemmongrass, hierbaluisa y un toque sutil de piña al final o el de Champán con Fresas que aporta al paladar la acidez y la dulzura de las fresas dejando la frescura del champán en boca largo tiempo”. Un sorbo encantador para un espacio que enamora. “Y en verano es imprescindible el té frío Receta Secreta cuyo sabor evoca a una playa inigualable con aguas cristalinas y arena fina”. No faltan las infusiones y roiboos: “Entre las favoritas, la de chocolate y menta; arándano y yogur;  frutas del bosque; sueño de melocotón; lemon love; fresas con nata o la infusión de piruleta. Delicias que nacen a raíz de nuestra colaboración con la Fundación Ana Carolina Díez Mahou; que trabaja para ayudar a los niños con algún tipo de enfermedad neuromuscular genética. También con el centro Valle 36; para mujeres embarazadas. Queremos  que estas mujeres y niños puedan disfrutar de SALÓN DES FLEURS”. Irresistible es la cuidada selección de tartas. Expuestas en un mostrador vintage, atraen todas las miradas: “La tarta de cerveza negra y la Red Velvet son algunas de las favoritas. Y no podemos olvidarnos de nuestra carrot cake”. Productos artesanales y muy saludables: “Las tartas las hacemos con Petite Cuisine, cuya filosofía nos enriquece porque elabora unos productos healthy. Aspiramos a una repostería con sustitutivos sanos, por eso sustituimos el azúcar por frutos que aportan ese toque dulce”.

 

HAZLO TÚ MISMO

Una escalera de fantasía conduce a la tienda, donde esperan los regalos más especiales: “Una flor es algo muy personal. Queremos que nuestros clientes sientan que forman parte de este presente. Por eso ofrecemos muchas combinaciones; como la caja donde colocarla; en la que se lee YOU´RE THE ONE; también hay teteras, velas y nuestras demandadas bolsas de té. Los que quieran, pueden improvisar e incluir otros productos que no sean de nuestra tienda. Hay personas que vienen con botellas de champagne y otros productos que integramos en el combo”. Y para los que viven fuera de Madrid, SALÓN DES FLEURS abre su tienda on line: “Hemos inventado el concepto DO IT YOURSELF. El destinatario recibe los productos empaquetados con las instrucciones para su montaje. Nos parece único porque te hace sentir parte del regalo”. El resultado es siempre un espectáculo para los sentidos. “También ofrecemos la posibilidad de trasladar SALÓN DES FLEURS a casa. Si tienes una cena especial, nos dices cómo es tu casa, de qué evento se trata y nosotros llevamos el adorno floral y el catering”. 

 

UNA PUERTA ROSA HACIA EL MUNDO DE LAS MARAVILLAS

Unos ramos de flores colocados en un puesto vintage fuera del local reciben a los viandantes. Los violetas, rojos, granates, amarillos o naranjas no pasan desapercibidos para nadie. Detrás de este espectáculo, una puerta de un rosa poco inusual. Este escenario guarda un mundo de colores y aromas que recuerda a la novela de Lewis Carroll: “Alicia es una parte de la esencia del salón de té. De hecho la parte de abajo del taller es un damero, como el del libro. En Alicia todo es posible. En SALÓN DES FLEURS, también. En este rincón de fábula hasta los relojes parecen haberse vuelto locos, rendidos ante la naturaleza”.  Disfrutar de un té en este jardín único es un sueño hecho realidad. Además, los clientes pueden comprar flores y ramos elaborados en el momento. De eso se encarga Pablo Zarzalejo. De familia de floristas, su abuelo creó los jardines de la Biblioteca Nacional: “Hay una gran confianza por parte de nuestros clientes; lo que nos otorga mucha libertad para crear”. Una confianza que SALÓN DES FLEURS se ha ganado a base de calidad: “Siempre seleccionamos la mejor flor. Trabajamos con fincas de Ecuador y Colombia, aunque nuestro distribuidor habitual es Holanda. Defendemos que cada flor tiene su época. Es importante para ofrecer un producto de primera, además hay algunas como las margaritas o los lirios que se distribuyen todo el año”. Pablo y su equipo trabajan la flor en todas sus variedades: “La flor preservada es una de nuestras especialidades. Su movimiento y tacto son de una belleza superior. Muy similares a los de una flor natural y no necesitan mantenimiento; por lo que son muy demandadas para horquillas, diademas y tocados”. Este espacio es un estallido de color donde “el puesto de flores es uno de los grandes atractivos. Aquí se pueden encontrar desde orquídeas hasta combos con productos gourmet o frutas deshidratadas; como mandarinas y naranjas”. Auténticas obras de arte para la vista y el olfato. “Mientras asistes a una velada relajante puedes disfrutar de todas las flores que tenemos aquí. Son muchos los que se animan a llevarse una a casa”. ¿Una apuesta segura? “La rosa nunca falla. Es una flor perfecta para cualquier persona y momento por su significado y delicadeza”. Una flor para disfrutar con una taza de diseño al más puro estilo Alicia. El Sombrerero y la Liebre de Marzo nunca lo pasaron tan bien a la hora del té.

 

GALERÍA

 

Fotografía cedida por SALÓN DES FLEURS

SALÓN DES FLEURS

C/ Guzmán El Bueno, nº106.

MADRID 28003

Phone: 91.535.23.48

Horario: L-V 10:00 a 20:00/ S-D 10:00 a 14:00

www.salondesfleurs.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest