En un rincón con mucho encanto. Muy cerca del Retiro y del Museo del Prado. En una de esas calles donde Madrid se transforma en París encontramos SUCRE SALÓN DE TÉ. Un espacio cautivador desde el momento en que se pisa. Acogedor. Sorprendente. Agradable. Propuestas artesanas para cada momento del día.

 

UN PROYECTO ACOGEDOR Y DE CALIDAD

El aire entre bohemio y british que nos encontramos al entrar en SUCRE, esconde un proyecto preparado con mucho cariño. Alba Rodao, uruguaya de nacimiento lleva instalada en Madrid desde hace 26 años. Siempre ha sido una gran experta repostera “auque no me consideraba profesional siempre había sido una gran aficionada. Desde hace año y medio puse en marcha SUCRE ; y desde luego ese es uno de sus grandes atractivos: todo es artesano, todo es casero, todo está recién hecho”. SUCRE SALÓN DE TÉ es un local amplio, techos altos, una larga barra de ensaladas. Un obrador a la vista, incorporado al entorno. Una decoración muy familiar, “quiero que sea muy acogedor. Me gusta que sea un local vivo. Cambiante. Eso le gusta mucho a los clientes. Los cuadros están en venta. Me gusta escuchar que cuando vienen aquí se encuentran como en su propia casa. La música está escogida. Tenemos una biblioteca, que va creciendo puesto que son nuestros clientes quienes van regalando libros; la verdad es que hay un excelente ambiente porque la gente se siente muy acogida”. El espacio en pleno barrio de Los Jerónimos “estaba muy deteriorado cuando llegamos. Era una oficina, con techo altos. Pero el local me enamoró desde el primer momento. La fachada es una maravilla y el interior al ser tan amplio sabía que podría quedar muy bien. Y así fue después de seis meses de obras. Me encanta ver que SUCRE está en movimiento; que tenga vida propia. Es parte de su esencia”.

 

EL TERCER ESPACIO

SUCRE SALÓN DE TÉ es un proyecto nos stop de la mañana a la tarde “abrimos a las ocho de la mañana. Tenemos muchos desayunos; desde media mañana la gente viene a comer, o a llevarse la comida a sus oficinas; por la tarde ya tenemos meriendas y tés”. SUCRE es un espacio que por su disposición y decoración permite “cambiar de cara a lo largo de la jornada. Hay desayunos rápidos, desayunos relajados, reuniones de trabajo, comidas tempranas o tardías. Meriendas largas. Charlas de amigos. Horas de estudio delante de un ordenador. Aquí pasan muchas cosas buenas, mucha gente cada día la utiliza como su casa”. SUCRE es “el tercer espacio que todos queremos tener”. Ese espacio que no es nuestra casa o la oficina, y donde siempre nos encontramos muy bien trabajando, charlando, comiendo o tomado un caféPrecisamente en SUCRE se cuida especialmente el café y el : “El café que tenemos es ILLY de calidad y prestigio más que contrastados. Y además tenemos una extensa carta de tés que nos elaboran en EL PUNTO DE TÉ; grandísimos tés, por ejemplo tenemos nuestros propio blend y además nos cuidan mucho con propuestas realmente selectas y especiales”.

 

COMIDA CASERA ELABORADA AL MOMENTO

SUCRE es sobre todo “comida casera. Elaboración artesana. Todo está recién hecho cada día. Y eso se valora mucho. La verdad es que todo lo que hacemos está muy bueno y además es del momento”. La actividad comienza desde la mañana “con los desayunos. Tenemos bollería tradicional francesa, que horneamos cada día con croissants, napolitanas o caracolas. Una oferta muy variada de pan artesano con pan de espeta; masa madre; pan de nuez. Magdalenas caseras hechas en ese momento. Galletas de mantequilla, de chocolate. Cookies. Pulguitas. Sanwiches.  Desde hace poco tenemos también una amplia variedad de cereales, algunos de ellos los traemos de fuera. Y desde luego las tartas que están siempre, ¡constantemente!”. Las tartas de Alba es uno de los grandes reclamos de SUCRE SALÓN DE TÉ : “tartas artesanas, hechas aquí mismo. Todos los días. Tarta de zanahoria, de café, de mandarina, de limón, de chocolate. Siempre hay ocho o nueve propuestas y siempre hay alguna nueva que va rotando. Sinceramente gustan mucho. Nos las piden para celebraciones, para fiestas familiares, para eventos. La clave es muy sencilla las hacemos nosotros con productos naturales”.  Y desde la 1 de la tarde, la avalancha diaria de gente es enorme: “vienen a comer como en casa. Siempre hay novedades, vamos cambiando. Siempre hay una barra de ensaladas muy amplia. Con varias bases como lechuga; couscous; pasta y espinacas”. Luego hay muchísimos ingredientes: “salmón; pollo; atún; huevo; lombarda; queso; manzana; naranja con pimentón; cebolla frita; aceitunas; pepinillo; champiñón; pepino; zanahoria; tomate cherry o remolacha. También tenemos salsas de yogurt y soja o de miel, mostaza yogurt que hacemos a diario como las vinagretas”. Y además hay una variedad enorme de otras propuestas: “crema de calabaza; de zanahorias; de lentejas; de puerros. Focaccia con tomate, jamón serrano y queso fresco. Bagel con salmón y cebolla caramelizada.  Bocadillo de pastrami. Tenemos unos sandwiches que nos quitan de las manos con pollo; atún; salmón y vegetal. Empanadillas de tomate y queso o de kebab de ternera. Tenemos también cestitas de verdura con espinaca y requesón o de pollo y de puerro; desde luego entusiasman las quichés de jamón y queso o de verdura; y la empanada de jamón y queso triunfa de una manera increíble. Además a diario tenemos cestas de fruta y  yogurt natural con distintas variedades de frutas o mueslis”. Encontramos algunas novedades que van cambiando como “las pizzas; las arepas; la quiché o la empanada”. Y siempre presentes las tartas. Objeto constante del deseo: “las tartas no pueden faltar. Por ejemplo la de zanahoria siempre tiene que estar; y es que todos nuestros clientes saben que las hacemos todos los días”.

 

AMBIENTE COSMOPOLITA

El nombre de SUCRE está pensado y decidido con mucho cariño: “queríamos un nombre corto, armónico, que fuera fácil recordarlo. Y al final nos quedamos con SUCRE, por su significado. El azucar aquí es muy importante“, nos cuenta Alba sonriente. SUCRE acoge a todo el mundo; lleno de muebles con carácter, decorado con objetos con personalidad y con muchas actividades:“tenemos talleres de repostería; catas de té; talleres de escritura. En una esquina tenemos un córner de la tienda El Rincón de Mama, que también organizan periódicamente un showroom, nos gusta que haya movimiento”. Y desde luego que lo consiguen, la foto fija de SUCRE en un momento concreto es el de un precioso local con reuniones de trabajo alrededor de unas tartas y unos tés. Una reunión de amigas. Varios estudiantes con sus ordenadores. Y ejecutivos en una comida rápida de mediodía. Un espacio que bien podría estar en Londres o en Nueva York. Y desde luego en Montevideo, ciudad natal de Alba. Y es que es inevitable que SUCRE nos conduzca a aquella ciudad “crisol de historia, escenario de una nostalgia vital y  de una profunda devoción por los libros”, libros presentes como parte más de este precioso SALÓN DE TÉ. En SUCRE hay una razón de ser “Love for food and second love” y eso lo dice todo.

 

GALERÍA

 

 

 

Fotografía de JOSÉ MARTÍN-SERRANO y de SUCRE

SUCRE SALÓN DE TÉ

C/ Casado del Alisal nº16

28014 MADRID

Phone:  912202414/ 616529715

Horario: De 8:00 a 20:00

Precio: Se puede comer por 9.25, un menú diario con crema/ensalada/bocadillo

www.sucresalondete.es   

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest