En TEJAS VERDES se vive con naturalidad una gran cocina de producto. Es la apuesta por un proyecto donde los sabores saben ser los elegantes protagonistas de la mesa. Una sobriedad que cautiva en un entorno impregnado por la naturaleza. Tradición familiar que ha sabido ser actualizada con sabiduría e inteligencia. Un viejo caserón castellano rodeado por un jardín de película es el lugar escogido para disfrutar de una cocina de raíces. En TEJAS VERDES nos proponen esas recetas que forman parte de nuestra vida. Sabor. Producto. Fidelidad a unas elaboraciones donde el disfrute está asegurado. Es una convivencia gastronómica con lo más cercano, con lo más propio, con lo nuestro. Imágenes y recuerdos que hacen que cada bocado sea un fogonazo de vida y de pasión.

 

HISTORIA. TRADICIÓN. PRODUCTO

TEJAS VERDES es el escenario perfecto para un cariñoso encuentro actualizado con la cocina de la memoria. Para una conversación distendida con el sabor y con el producto. Para el disfrute en un entorno maravilloso que forma parte esencial de un proyecto que ha sabido siempre estar en su punto. En TEJAS VERDES no pasan los años. Es una sabrosa demostración de la vigencia y de la fuerza de la gastronomía de siempre. “Todo comenzaba en 1964. Es decir llevamos 54 años en marcha. Somos la tercera generación de la familia Mayoral San Sebastián dedicada en cuerpo y alma a este proyecto”. Charlamos efectivamente con Álvaro y Millán. “Mi abuelo puso en marcha la idea. Era un enamorado de las casas castellanas. De origen vasco, supo ir dando forma a este espacio de aires recios de Castilla. Era un hombre viajado y que le gustaban resaltar las raíces. La verdad es que es una joya, que en sus orígenes estaba junto a la carretera nacional de Burgos y que ahora se ha convertido en un oasis en pleno casco urbano de San Sebastian de los Reyes. A sólo 10 minutos de Madrid. Estar aquí es sumergirse en un mundo rodeado de naturaleza donde sólo se escuchan a los pájaros, mientras se disfruta de lo mejor de nuestra cocina”. ¿Y el nombre, de donde viene?. “Tan sencillo como la vida misma. Durante la construcción del caserón en los principios de los 60, las tejas acumuladas durante las obras empezaron a ofrecer un aspecto verde y musgoso después de una temporada de lluvias. Esa imagen sirvió para bautizar el lugar: TEJAS VERDES”.

 

UN ENTORNO ÚNICO

Un lugar como TEJAS VERDES -en Madrid- es posible. “Todavía quién conoce por primera vez el lugar se sigue sorprendiendo. No es fácil encontrar un caserón de estas características y con este jardín donde se pueda comer de primera”. Salones amplios. Chimeneas singulares. Muebles con historia. Techos altos. Patios interiores. Jardines imponentes donde el pacífico silencio de la naturaleza acompaña con cercanía. “Sabemos que nuestro entorno es único en Madrid. Nos gusta cuidarlo y tenerlo siempre perfecto. Desde el principio la decoración estaba pensada con antigüedades que dan un brillo especial al espacio. Tiene raíces castellanas solidas y acogedoras. No faltan  piezas importantes de cerámica de Talavera y de Puente del Arzobispo. Hemos querido conservar cada detalle, forma parte de nuestra historia y también de nuestro presente”. Comedores esplendorosos y un porche único que convive directamente con la naturaleza. “Una finca de una hectárea que nos rodea y que hace que comer o cenar al aire libre se convierta en una propuesta maravillosa”. En TEJAS VERDES “hemos sabido demostrar que en gastronomía las novedades son importantes, pero no lo es todo. Estamos por encima de esas novedades. Hemos apostado por una cocina que gusta a todos. Buen género. Raices tradicionales. Clásica con guiños modernos. Tenemos nuestra clientela de siempre, pero pensamos que podemos llegar a gente más joven. Es la vuelta a esas raices que ahora mismo muchos buscan como algo diferente y novedoso”.

 

RECETAS MARCADAS POR LA CALIDAD

En TEJAS VERDES saben muy bien que el producto es la clave del éxito. “Nuestra cocina es cocina de producto por encima de todo. Mi abuelo desde el principio apostó por una propuesta gastronómica de raíces vascas y castellanas tradicionales. Y así lo hemos mantenido como seña propia de identidad. Queremos ofrecer una cocina de primera con una excelente materia prima. Recetas de siempre con un guiño a la actualidad”. Preguntamos por esa propuesta emblemática que siempre llama la atención. No hay duda: “La paletilla de cordero lechal de Segovia -con IGP- y que se ha convertido en un plato intocable. Una elaboración de siempre donde se cuida cada detalle con un producto que presentamos con la vitola que certifica su autenticidad”. ¿Más cosas? “Siempre mantenemos esas esencias. El revuelto de morcilla con manzana y pasas. En temporada, los espárragos frescos o las alcachofas con almejas nunca fallan. Habitas con jamón y huevo frito, la tortilla española con callos o la pata de pulpo con cremoso de patatas y chips. Además nuestro jamón de bellota de la Dehesa de Extremadura es un plato estrella”. En los pescados “también hay algunas recetas muy nuestras como los chipirones en su tinta con arroz; las kokotxas de bacalao al pil-pil; las almejas de carril a la marinera; el tataki de atún rojo; rape al horno con salteado de verduras o una merluza de pincho a la vasca”.  Y en las carnes “desde luego el rabo de toro estofado a la cordobesa que siempre gusta; el chuletón de ternera blanca de Ávila; las chuletillas de cordero lechal; el steak tartare de solomillo del Valle del Tiétar o el solomillo de añojo con foie”. Y llegamos a los postres. Artesanos y caseros con el sello de la casa. Una delicia que hay que probar. Sugerencias como “el flan casero. Leche frita con helado de leche merengada. Tarta de zanahoria. Tatin de manzana. Arroz con leche con costra quemada  y desde luego los canutillos rellenos de crema pastelera y cubierto de chocolate”.  La bodega de TEJAS VERDES “está muy cuidada. Referencias sólidas y conocidas. Etiquetas que gustan. También buscamos esas propuestas nuevas de bodegas más pequeñas que están haciendo cosas muy buenas. Queremos una bodega equilibrada”. 

 

MAGÍA Y RECUERDOS

En TEJAS VERDES se siente la pasión por la cocina, por esa cocina esencial que todos tenemos en nuestro recuerdo personal. Autenticidad y personalidad. Calidad. “Una gastronómica que se asocia de forma indefectible con los guisos largos, con los fondos sabrosos, con los ingredientes cercanos”. En TEJAS VERDES se vive pensando en la buena cocina. Siempre en un entorno mágico y natural . Un jardín muy especial que nos aísla de las prisas y del estrés para poder vivir de verdad la fuerza del sabor. TEJAS VERDES nos confirma que ¡el paraíso existe!

 

GALERÍA

 

Fotografía cedida por TEJAS VERDES

TEJAS VERDES

Paseo de Europa nº 8

28073 San Sebastián de los Reyes

MADRID

Phone: 91 652 73 07/ 91 652 23 18/ Reservas por whatsapp 648 71 68 37

Horario: M-S. 13:00 a 16:00/ 20:30 a 23:00/ D. 13:00 a 16:00/ Lunes cerrado

Precio medio: 35/ 40 euros

Parking gratuito

http://www.tejasverdes.com/

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest